Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Nuestro Top5 para el banquillo del Barça

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Nuestro Top5 para el banquillo del Barça

Escrito por: La Galerna3 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Lo peor de empatar contra Las Palmas no es empatar contras Las Palmas. Ni siquiera la cara que se te queda es lo peor de empatar contra Las Palmas. Lo peor de empatar contra Las Palmas es dar a Alfredo Relaño carnaza para la masacre con la que sueña obsequiar al Madrid cada mañana. El espeluznante bisbiseo de Anthony Hopkins en El silencio de los corderos es el trinar de un jilguero en comparación con los ruidos guturales que emitía la garganta de Relaño cuando el marcador del Bernabéu, el miércoles, reflejaba un 1-3. El 3-3 final hizo esos sonidos mutar en entrecortado gemido casi inaudible, amalgama de decepción y rabia. Enseguida se rehízo.

-Un empate contra Las Palmas- se repuso ante sus compañeros de redacción, que habían visto el partido con él.- No está mal, al fin y al cabo. Da para cuarto y mitad de "un poquito vergonzante" y para no menos de kilo y medio de "necesidad de un director deportivo". Por no hablar de los mandobles en el velo del paladar que le vamos a sacudir a Zidane.

"Las palabras de Marcelo revelan que algo pasa en el Madrid". A lo mejor Marcelo, de haber previsto (y debiera haberlo previsto) que sus palabras iban a dar munición a Relaño, no habría tirado de las orejas ni a Bale ni a sus hijos, sino a sí mismo.

Pero, ¿cuánto daño puede hacerse uno a sí mismo tirándose de la propia oreja? Mucho, si nos atenemos al daño que se está autoinfligiendo el madridismo a cuenta de este último empate, que hay que ver como algo digno de lo que ocuparse y hasta preocuparse, pero no como la hecatombe que se ha instalado en el corazón del pipero, ese pipero que si ya veía con malos ojos a Gareth Bale porque no habla español ahora quiere pegarle con un calcetín sudado a las cuatro de la tarde de un siete de agosto en medio de la Plaza Mayor.

-Bale se merece, por idiota, cualquier sanción deportiva, absolutamente cualquiera, después de lo que hizo ayer.

-¿Absolutamente cualquiera? ¿La inhabilitación perpetua para la práctica del fútbol y, ya puestos, del golf también?

-Absolutamente cualquiera- se reafirmaba el pipero en Twitter, ante nuestra exasperación.- Que caiga sobre él todo el peso de la ley.

Libre el Señor al Madrid del madridismo, y permítale caminar de la mano de Cristóbal Soria y Hristo Stoichkov en cambio. Las puñaladas, propinadas por manos enemigas, duelen menos que las asestadas por presuntos aliados.

Los puntos rojos que veis a la izquierda de Zidane son datos estadísticos, suponemos que ciertos, los cuales se abren como las heridas abiertas por esas puñaladas al contacto con el dedo penetrante de Relaño. Uno de ellos se refiere a Sergio Ramos. En su afán por acabar con Florentino, el director de The Ouija Daily está dispuesto a ignorar sus más conspicuos mitos pretéritos, incluso aunque sean españoles. Si la campaña de acoso y derribo de Alfredo es capaz de pasar por encima de su rancio españolismo, es que la cosa va en serio. Ya nada respeta Alfredo. Sería capaz de cargarse la bella "tradición" (el propio Relaño dixit) de la tía en culos de la contraportada si ello le garantiza que se va a cargar a Floren.

La prensa culé, por su parte, anda como veréis buscando sustitutos para Luis Enrique.

Que si Valverde, que si Unzué. Para que no se nos acuse de insolidarios en este momento de zozobra del gran rival, os proponemos nuestra lista de favoritos para el banquillo del Barça la temporada que viene. Es nuestro Top5, ordenado inversamente según preferencia.

5. Walter Sobchak (el personaje interpretado por John Goodman en El gran Lebowski).

4. Sofía Mazagatos.

3. Gabriel Rufián.

2. Pato (no el jugador brasileño sino el personaje de Pocoyó).

1. Arsene Wenger.

Cambiando totalmente el tono, no queremos terminar este Portanálisis sin enviar un cariñoso saludo a Fernando Torres, que ayer nos dio un susto a todos y que a Dios gracias parece recuperarse favorablemente. Marca trae a su primera plana ese momento de intensa alarma, que debe hacernos reflexionar, una vez más, sobre lo que de verdad importa.

Un abrazo, Fernando.