Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
"Nada más amado que lo que perdí"

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

"Nada más amado que lo que perdí"

Escrito por: La Galerna6 marzo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cristiano Ronaldo. Cristiano Ronaldo. Cristiano Ronaldo. Cristiano Ronaldo... Podríamos seguir escribiendo tal nombre 352 veces y poner el punto final al portanálisis de hoy sin que ello supusiera dejación de funciones, sino tal vez su realización más pertinente y justa. Sin embargo, nos contentaremos con escribirlo cuatro veces seguidas, en alusión a los cuatro goles que el portugués marcó ayer como quien no quiere la cosa, literalmente sin despeinarse (¿qué clase de ungüentos se ponen los futbolistas en el pelo para mantenerlo en perfecto estado de revista tras noventa minutos de partido?).

Una cosa loca, queridos galernautas. Tenemos a un tipo en la plantilla capaz de marcar cuatro goles en poco más de veinte minutos y no estamos del todo seguros de si estamos sabiendo valorar esta cincunstacia como el prodigio que supone. Por desgracia, sí estamos seguros de que sabremos añorar el milagro cuando sea tarde, tal y como cantaba Serrat a Lucía en aquel verso imperecedero: "Nada más amado que lo que perdí".

Marca Portada 06.03.16As Portada 06.03.16Ya sea por metáfora digestiva o climatológica, hoy es Cristiano el protagonista de las portadas madrileñas. En Marca optan por destacar la voracidad goleadora del portugués, su siempre querer más, su dentellada y la rapidez de una digestión que tiene que ser así, rápida, para que el estómago haga hueco al siguiente alimento. Lo dicho, un prodigio. En As, en cambio, prefieren tratar a Cristiano como un fenómeno natural, como un viento que todo se lo lleva por delante en apenas unas pocas rachas resonantes y plenas de vigor, tal y como volvió a suceder ayer cuatro veces casi sin que el Celta tuviera tiempo de cerrar puertas y ventanas y acusar recibo.

Y menos mal. La primera parte del encuentro dio serios motivos para preferir la siesta. Se sucedieron no pocas imprecisiones, jugadas a medio coser y cierta pachorra en la presión, todo ello salvado a ratos por la chispa de Lucas Vázquez, la voluntad de Casemiro y un gol de Pepe tras saque de córner. Nos íbamos 1-0 al descanso y poco más había que contar más que nos íbamos 1-0 al descanso. Pero algo debió de pasar en ese vestuario. No sabemos si Zidane puso cara de encontrarse con Materazzi, o si fue el equipo el que se miró al espejo y -más allá de renovar sustancias capilares- se dijo que iba siendo hora de reconocerse aunque sea un poco. Y vaya si se reconoció en la segunda parte. Los cuatro zarpazos de Cristiano dieron para fiesta, a la que ya nos entregamos orgiásticamente cuando vimos a Gareth galopar y marcar, a Marcelo volver a Copacabana y a Jesé haciendo gala de su flow.

7-1 y todo indica que hemos presentado buenas credenciales para recibir a la Roma. Sea por voracidad, por vendaval, por mera supervivencia o por actualizar la posibilidad de la gloria, no queda otra que confirmar tales credenciales o ya transitar por el desierto que tan bien nos vienen preparando los sabios amigos del "te lo dije". Nada nos gustaría más que esos sabios no tuvieran más remedio que enmudecer con la cabeza gacha y manos en los bolsillos de su ajadísima gabardina. Esperamos que la plantilla -ya por fin casi al completo- apriete el mentón y solo sepa lo que es el suelo para que por él circule la pelota hasta la red.

Mundo Deportivo Portada 06.03.16Al parecer, en Mundo Deportivo han decidido hacer un insospechado homenaje a los orígenes de su fundador, el suizo Hans-Max Gamper Haessig, quien, como todo el mundo sabe, fue experto en sardana y castellets desde su nacimiento en Winterthur, la ciudad que da nombre a una empresa de seguros (si es que todo encaja). Messi mediante -ya nos sorprendíamos ayer con la extrañísima posible renovación del argentino- surge en portada la bandera suiza, sin que sepamos bien a santo de qué (por cosas de dineros no será). Solo esperamos, eso sí, que el establishment culé no afee este sentido recuerdo a los orígenes del club, no vaya a ser que un día nos demos cuenta de que en ocasiones la historia desmiente (o al menos pone en contexto) ciertas presuntas esencias y purezas tan convenientes.

Sport Portada 06.03.16¿Y qué decir de Sport, queridos galernautas? ¿Acaso esperar que mejoren su programa de edición de imágenes? ¿Tal vez pedirles un gusto un poco más cuidadoso para la elección de sus fotos de portada? ¿O simplemente que se mejoren de su madriditis? Cosa difícil esta última, lo sabemos, pero ya que estamos, tal vez quepa advertir que Cristiano no ha retado a Suárez con sus cuatro goles ante el Celta y que, si el uruguayo se siente retado por obra y gracia de Sport, es cosa exclusivamente suya y de sus padrinos de duelo, tan dados ellos a buscar razones más allá de sí mismos, tal y como hacen quienes no terminan de sentirse protagonistas de la película.

Hecha esta precisión, solo nos queda agradecer a Sport que haya dejado para páginas interiores lo que quiera que sea "el pacto del mate" y con ello no nos obligue a saber qué demonios es. No crean que es poco alivio para el esforzado equipo de portanalistas, y más en domingo.