Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mourinho: sí a la ilusión

Mourinho: sí a la ilusión

Escrito por: Antonio Valderrama18 diciembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

José Mourinho ha sido despedido esta mañana del Manchester United. Lo ha confirmado el club con un tuit, como se hacen últimamente estas cosas, qué lejos quedaron los viejos comunicados, un vestigio predigital que sólo parece respetar el Madrid, todavía. Se dice que le van a tener que pagar 26 millones en concepto de indemnización, no sé si de libras o de euros, un dineral en todo caso. Es el segundo despido que encadena. Hace justo tres años, el 17 de diciembre de 2015, lo echaron del Chelsea, siete meses después de ganar con ellos su último gran título, la Premier de la temporada 2014/2015.

Analizando su trayectoria, destaca un dato: sólo ha estado más de tres años entrenando a un equipo, en su primera etapa en el Chelsea. En el Manchester United ni siquiera ha completado la tercera temporada. “Mis segundas temporadas son las mejores” dijo una vez en el Madrid. En aquella ocasión fue cierto. Sus equipos han ido jugando cada vez peor, sus jugadores han ido siendo cada vez más malos, sus éxitos han ido menguando devorados por el inmenso prestigio que su figura había acumulado a lo largo de su trayectoria anterior.

En esta tesitura y contando con el actual estado de forma del Madrid, con la temporalidad fantasma de Solari (ha renovado, en efecto, pero no da la sensación de que eso sea, aún hoy, algo más que un premio por la hombría del argentino al coger el toro por los cuernos en un momento crítico) es inevitable que muchos madridistas se pregunten, ¿puede volver al Madrid? Es decir, ¿es posible que vuelva ahora, ya, antes incluso de que acabe este año, al principio de enero de 2019 como muy tarde?

Es una posibilidad difícilmente defendible si tenemos en cuenta la estadística, lo puramente resultadista: la carrera de Mourinho como entrenador muestra una tendencia claramente bajista, hablando en términos bursátiles. Le copio el tuit a @EmilSorel: “Mou en los últimos años: ha radicalizado su postura de guerra contra todos, ha tenido problemas con sus mejores jugadores, ha fichado muy mal, ha jugado un fútbol muy pobre, ha sido despedido de sus dos últimos clubes, sus resultados han sido mediocres, ha perdido el aura”.

Esto es irrebatible. Lo peor es que desde que abandonó el Madrid en 2013 parece empeñado en fundirse con el estereotipo que sus enemigos elaboraron de él cuando era el mejor entrenador del mundo. Como si quisiera darles la razón ahora, cinco años después, ido del todo en el balcón de su casa con un fusil en la mano igual que Al Pacino al final de Scarface: ¿Estáis contentos ahora, lo veis?

Entonces, ¿Mourinho sí, o Mourinho no?

Es inevitable pensar que un ridículo del Madrid en Abu Dhabi, bien ante los japoneses, bien en un hipotético enfrentamiento final con River Plate, podría ciertamente precipitar una cosa rocambolesca como que Florentino nos trajese al portugués por Reyes. Esta posibilidad, seguramente, también planea por la mente de los futbolistas del Madrid, quienes, es una impresión personal mía, no se sentirán particularmente felices por ello.

Mourinho, hoy, parece el capitán Ahab de Moby Dick, obsesionado con una idea fija que nadie sabe muy bien cuál es, si el recuerdo de sus hazañas pasadas o la melancolía por lo que pudo conseguir en el Madrid (la Copa de Europa) y no logró. Indiferente a su declive, su paso por Old Trafford ha destruido del todo su crédito como entrenador de élite pero a cambio ha agrandado su leyenda literaria. Ahora, Mourinho es un personaje sardónico, cínico y gracioso de verdad, como lo fue en su mejor momento, en Oporto, Milán y Madrid. Aunque se le ha fosilizado el gesto altanero (la altanería sólo se puede pagar mientras se gana, luego se convierte en una deuda terrible que degenera en la caricatura), sin embargo mantiene una personalidad única en el mundo del fútbol contemporáneo.

su paso por Old Trafford ha destruido del todo su crédito como entrenador de élite pero a cambio ha agrandado su leyenda literaria.

Siéndole imposible sostener el envite particular con Guardiola, mantiene el pathos que lo hizo único, la capacidad formidable de levantar a un muerto con una palabra o un ademán.

Hay algunas circunstancias que convierten la posibilidad de que entrene otra vez al Madrid, digamos, en algo realista. Por un lado, si uno se fija en los entrenadores que ha tenido Florentino en todos sus años como presidente, no hay ninguno en quien cediera más poder que en Mourinho. Es decir, en quien confiara más. El contexto de la venida de Mourinho en 2010 era radicalmente distinto al actual: un Madrid enfrentando una crisis de identidad histórica. Pero algo debe quedar, desde luego. Ambos siempre han presumido desde entonces de una relación cordial, incluso en alguna ocasión han utilizado, sobre todo Mourinho, la palabra “amigos” para referirse a ella.

Ni siquiera Zidane, el ojito derecho de Florentino y la expresión máxima de su presidencia, de su estilo de ver y pensar al Madrid (y sin ninguna duda, su entrenador más exitoso) ha gozado del poder de decisión sobre altas y bajas del que gozó Mourinho. Con eso está todo dicho: cada entrenador que ha tenido Florentino, antes o después, ha debido transigir por completo con la política “estratégica” del club en el campo de la planificación deportiva, convirtiendo la dirección técnica en una cosa híbrida que mezcla las pretensiones estrictamente futbolísticas de los entrenadores con el largo plazo institucional.

Ni siquiera Zidane, el ojito derecho de Florentino y la expresión máxima de su presidencia, de su estilo de ver y pensar al Madrid (y sin ninguna duda, su entrenador más exitoso) ha gozado del poder de decisión sobre altas y bajas del que gozó Mourinho.

¿Qué puede hacer en este momento concreto, este Mourinho con este Madrid? Esa es toda la cuestión, más allá de la propaganda, más allá de lo mitológico.

Puede hacer pocas cosas, pero si algo ha demostrado la historia reciente del Madrid es que poco es mucho, bien hecho y bien llevado. Zidane en 2016 no hizo nada extraordinario, más allá de ahormar un equipo emocionalmente deshecho y en estado de descomposición, darle una seguridad esquemática con unas sencillas variaciones que hicieran más complicado a los rivales marcarle un gol, y simplificar el camino al gol. Con eso fue campeón de Europa y con esa Copa de Europa vino todo lo demás.

¿Puede Mourinho hacer algo así? Bueno, está en franca decadencia, pero no habrá olvidado cómo entrar por una puerta, digo yo. Hace dos temporadas ganó una Europa League con Fellaini de ariete, que es el único título por ejemplo que ha ganado el Cholo (medianamente grande, quiero decir) desde 2014 y sin embargo a nadie se le ocurriría decir que el Cholo está acabado o algo por el estilo.

De la actual plantilla del Madrid, Mourinho dirigió a Ramos, Marcelo, Varane, Modric y Benzema, recomendando explícitamente el fichaje del croata y avalando el de Varane. Se dice que incluso aconsejó antes de irse que el Madrid cerrara a Isco, pretendido por Pellegrini para el City, y en general siempre ha admirado a los jugadores de talento que tiene el club en el centro del campo, base de su dominio europeo durante el último lustro: después de la final de la Supercopa de Europa en Skopje excusó en parte la derrota de su United contra el Madrid porque “si yo tuviera a Kroos y a Modric”…

Parece en todo caso una declaración de amor. Mourinho arrastraba, en su día, fama de admirar a jugadores de corte industrial, infantería pesada. Gran parte de la propaganda antimourinhista incidía en su poco gusto por los futbolistas “de talento”. Sus últimos fichajes en el Manchester no ayudan a desmentirlo, pero sí su trayectoria anterior. Se puede argüir en su defensa que como entrenador y manager del Manchester United se encontró con el mercado de talento más reducido de los últimos tiempos: casi todos los buenos estaban en España.

Da la sensación de que la temporada del Madrid, sin personajes especialmente carismáticos más allá de Ramos (permanentemente cuestionado por su naturaleza desmesurada y por su gran personalidad, que hace que salten chispas continuamente con tribuna y opinión pública madridista, ya se sabe que los polos idénticos tienen difícil combinación), puede ir descendiendo por una pendiente suave pero irremediable de hastío y grisura sin igual.

Sobre todo si el Barcelona de Messi empieza a zanjar todos sus partidos de Liga con 5-0 y 0-5, convirtiendo lo doméstico en un tormento para un grupo que ni en sus mejores días (anímicos y futbolísticos) fue una apisonadora en la dinámica semanal, en los pequeños campos, en la batalla cotidiana por lo ordinario. Una lastimera eliminatoria con el Ajax en febrero puede hacer de la temporada del Madrid una cosa verdaderamente insalubre sin nada a lo que agarrarse.

En una atmósfera así, Mourinho irrumpiría entre la afición y la prensa de una manera parecida a como llegó en 2010, si bien es verdad con el antiaura de aquel año: de venir como condotiero ganador del triplete y victorioso sobre el Barcelona de Guardiola, a venir como un rey arruinado al que han echado de su imperio por que se lo ha gastado todo en guerras disparatadas. Pero el voltaje sería el mismo, al fin y al cabo. Un hombre con una misión. Un pueblo ansiando tener a ese hombre y esa misión. Despejaría de un cabezazo el spleen, de eso no cabe duda y al fin y al cabo en el fútbol a veces no se necesita mucho más que eso.

No hay institución donde lo inefable influya más, de verdad, que el Real Madrid.

vendría como un rey arruinado al que han echado de su imperio porque se lo ha gastado todo en guerras disparatadas. Pero el voltaje sería el mismo, al fin y al cabo. Un hombre con una misión.

Mourinho se encontraría con un Madrid no tan diferente al de 2010. En las antípodas del carácter (en aquel entonces era un equipo, y por qué no decirlo un club, apocado y pusilánime, temeroso de Dios y de Guardiola, que no sabía pasar eliminatorias, que no sabía competir, que dudaba incluso del sentido histórico de la camiseta blanca), el mejor equipo del último lustro necesita otro calambrazo. Más que una revolución táctica (que Mourinho no puede ofrecerle en este momento, visto cómo jugaba su United, una cosa imposible de digerir, difícil de ver incluso), el Madrid postCristiano y postZidane precisa de una conexión con la grada y con la autoestima colectiva de los futbolistas. ¿Solución de emergencia por seis meses, quizá? Una solución como ésta nunca es la más adecuada y se intuye que a Florentino no le gustan los parches, pero ni Mourinho está para exigir algo más ahora mismo, ni el Madrid, en la actual situación general del equipo, podría desecharlo con alegría.

Al fin y al cabo, con Solari o con Mourinho, o sin ninguno de ellos, parece evidente que este verano próximo el club deberá afrontar una renovación parcial o total de la plantilla. Si a este extraordinario y único grupo de jerarcas, que han dominado la Copa de Europa como déspotas, le queda algo de jugo para competir por la Liga y por una nueva proeza europea, es probable que Mourinho pudiera exprimirlo. En todo caso una hipotética vuelta del portugués debería venir acompañada de un contrapeso, por llamarlo de algún modo, constitucional, como Napoleón en Los Cien Días; la promesa de aceptar la política general del club y un límite a la hora de elegir los desembolsos puntuales, dada su inclinación actual por los pufos de dudoso rendimiento y altísimo coste. Una dictadura temporal, a la romana, de un Mourinho en el que nadie cree en un equipo por el que nadie da un duro puede resultar en un éxito típicamente madridista, es decir outsider. O puede que no, pero eso nadie lo puede saber, de todas formas, y este grupo de futbolistas ya lo ha visto todo.

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

40 comentarios en: Mourinho: sí a la ilusión

  1. Yo, sintiéndolo mucho, a este hombre lo quiero lo más lejos posible del Real Madrid. Se que la gran mayoría de galernautas, incluídos los que firman aquí sus geniales artículos, tienen cierto cariño por el portugués. Yo creo que Mourinho es buen entrenador,y le reconozco el mérito de hacer competir al Madrid de nuevo en Champions, y llegar a semifinales, pero la verdad: me suena tremendamente ventajista cada vez que oigo que gracias a él se consiguieron los éxitos del último lustro.
    Eso es una cosa que dicen los amantes del portugués que no tiene ningún tipo de justificación que así lo asevere, y es que cuando nos ponemos todos a decir sandeces (me incluyo) somos únicos. En los últimos años he oído este tipo de comentarios: el Real Madrid ha ganado las 4 últimas champions gracias a Cristiano Ronaldo; el Real Madrid ha ganado las últimas 3 champions gracias a Keylor Navas; el Real Madrid ha ganado las últimas 4 champions gracias a lo que hizo Mourinho; el Real Madrid ha ganado las últimas Champions gracias a Modric; Isco, Bale, etc., etc., etc.
    De todas las gilipollás que decimos cuando nos venimos arriba todos, la única que no se puede justificar es la de Mourinho. El caso es que con él se llegaron a semifinales de la Champions, es cierto, tanto como se perdieron de forma estúpida todas ellas. Muchos errores del propio entrenador. Decir que las siguientes champions se ganan gracias a lo que él inoculó al club es hacer de menos a Carlo y Zinedine. Ellos no tuvieron nada que ver.
    Los jugadores no son los mismos que estaban con él, como bien dice el artículo quedan pocos. Para ganar en fútbol se dan un cúmulo de muchas cosas diferentes, y claro que el Madrid no competía bien en Europa, y cuando llegó Mourinho empezó a llegarse a semifinales. Pero yo puedo coger y decir: hasta que no se fue Mourinho, no se llegó a una puta final: cinco años sin él, 4 finales. Menos mal que se fue. Aquí cada cuál saca la lectura que le interesa.
    El caso es que creo que los jugadores acaban hasta las narices de él. Su último año en Madrid, podía verse al propio CR, compatriota suyo, hasta las narices del tema; Ramos desquiciado, Marcelo parecía un criminal cuando jugábamos aquellos partidos contra el Barça de Pep. El Madrid volvió a competir, pero empezó a ganar con otros entrenadores.
    Analicemos los entrenadores que han ganado las últimas 7 champions de nuestro club: Heyckens, Del Bosque, Ancelotti, Zizou. Todos tienen el mismo corte: alejados a más no poder de Mourinho.
    Me pareció bonito mientras duró (en realidad ni eso) pero que se quede donde está. Todo lo malo que representaba Mourinho, ahora es 100 veces más visible que antes: desquicia a los jugadores, y los equipos terminan mal. Decir que el Madrid que dejó Mourinho, totalmente muerto en liga el último año, perdiendo por primera vez contra el Atleti en 14 años, es la base de los triunfos de este quinquenio inolvidable, no tienen la base que algunos pretenden.

    1. y si, sé que también ganamos la liga de los récords y que fue impresionante y la copa contra el Barça.
      La liga no tiene un solo pero, pero la copa del Rey se ganó sin un juego que a mi me gustara: en muchos momentos de aquella temporada el equipo era como el Atlético del Cholo, y jugaba al límite. En cambio en la liga de los récords, el equipo jugaba bastante bien. Pero a la temporada siguiente: desastre.

      1. Darling, la primera patada en aquella recordada y maravillosa final la pegó el Busi, que con su cara de tonto-bueno parece que nunca hace nada malo. Un entradón salvaje y criminal a Alonso que mucha suerte tuvo de no salir malparado de aquello.
        Y por favor, no me compares aquellos maravillosos años con el Cholo y su mono.
        Por favor

  2. Acabo de borrar un largo texto sobre las razones que en mi opinión existen para desaconsejar la vuelta de Mourinho.
    Pero, aún con el susto en el cuerpo después de enterarme de su despido está mañana, lo único que me sale del alma es gritar un NO con toda la fuerza que puedo, y os ahorro la pared de texto, porque me imagino que os imagináis lo que iba a decir.
    NO, por favor, NO!!!!!!!

    1. Bueno, pues a mí volver a ganar una Liga con 100 puntos y marcando 121 goles no me importaría.
      Ye lo juro. Y no hace falta que grites tanto ese NO; ya lo gritan bastante todos los antis.

  3. Si Solari triunfa, no. Pero si este año hay nadaplete, o únicamente Mundial de Clubes, hay que traer a Mourinho con plenos poderes. Y Florentino debe amenazar inmediatamente al vestuario con su vuelta como se sigan tocando los huevos. Así ya verás como saldrían a partir de mañana a comerse el césped y dejarse la piel. Hace falta mano dura y verticalidad, y hacer limpieza de vestuario.

  4. Vamos! Come back Mou.

    Lo ideal sería que viniera ya mismo (Solari se ha revelado como un auténtico inútil) pero los jugadores le harían la cama en 0,2. Así que que lo ideal sería que protagonizara una limpieza en esta plantilla. Quizá sea el único que pueda!

  5. Madre mía de mi vida y de mi corazón. Desde el mismo día que se fue ESTOY DESEANDO SU VUELTA, así que... me lo voy a pedir para Reyes pero que me lo traigan en junio.
    ¡¡¡GRANDE MOU, SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES!!!

  6. He escrito ya en la opinión del NO, así que aquí voy a añadir algo al respecto de esta opinión. Mirad si es difícil defender la vuelta de mou que leyendo el artículo estaba en todo momento pensando: "en este párrafo es cuando da argumentos en favor de su vuelta...no, en este no. Ahora, ahora sí que en este párrafo...tampoco. El siguiente tampoco..." Xd
    Muy al final, casi a pie de página y tras muchos párrafos explicando el desastre de entrenador/personaje que se ha vuelto, entonces se explica casi sufriendo arcadas de pensarlo que oye, igual unos meses de Mou no vienen mal...

    Pues ya está, queda claro, es indefendible. Mou NO gracias

    1. El bailabotes este del portugués, -que no tiene ni idea de esto-, entre otras que montó, recomendó vivamente el fichaje de un croata pequeñajo y semidesconocido que jugaba desapercibido en el Tottenham, o como se escriba. Un tal Luka Modric creo que se llamaba aquél, que fue recibido por los grandes expertos, profetas y sabios con la indiferencia habitual de los mediocres, los resentidos y los ignorantes.
      Qué mendrugos, estos nostálgicos.

      Es el mismo comentario de la otra página. Perdón por la reiteración. Saludos.
      ¡¡HALA MADRID!!

  7. He leído este artículo hasta que he dicho: basta. ¿Esto lo escribe un enemigo del Madrid como Joan Gaspart?
    Yo deseo a Mourinho, es un buen entrenador, es jefe de verdad, no un pintamonas. A la puta prensa la pone en su sitio, no como los asustados entrenadores del mercado. Sabe que tiene a toda la prensa en contra, incluso el país (España) y no se cortó un pelo en defender los intereses del club que le paga. Toda la basura mediática que se hizo, verdadera guerra, jamás lo había visto, fue una puta vergüenza. ¿Tuvo el apoyo real y total de su jefe, Florentino? No, se puso al final de lado.
    Claro que deseo que venga, y ojalá hubiese un clon como él de presidente y no esté político que tenemos. La pareja Mourinho-Santiago Bernabéu sería descomunal, se liaría una guerra de verdad contra esta corrupta federación y contra los medios (cómplices de los clubes secesionistas y del club del Pueblo).
    No sé qué ha pasado en el United. Del Chelsea es muy evidente que los putos niños mimados de jugadores le hicieron la cama.
    Ojalá venga Mou, desde la etapa en que el Madrid era el Madrid (años 70), no he visto correr a los jugadores de esa manera de forma regular, es decir, prácticamente todos los partidos.
    Mou, con plenos poderes y con otro presidente que no sea tan cobarde y que actúe de cara. Ya ven, el Var es otro atraco y ni mu. Fuera Florentino...

  8. Me estoy imaginando a Ramos, cagado de miedo por si vuelve jajajajajjajajaj, saliendo a COMERSE EL CÉSPED a partir de ahora mismo. No se va a echar ni siestas... por si acaso, todo va a ser TRABAJO, TRABAJO, TRABAJO Y MÁS Y MÁS Y MÁS TRABAJO..

  9. Sois conscientes de que los jugadores le hacen la cama? En el Chelsea estaba en puestos de descenso cuando le despidieron. Sus gritos, su "bota" se la pasaban por el forro. Fichas nuevos y hacen lo mismo. Sus métodos no funcionan. Las ruedas de prensa me dan igual.

  10. Ya he dicho en el otro artículo de G. Guerrero que no creo que deba volver...pienso que su tiempo ya pasó...quizá me influya en mi negativa su paso por el United y esa plantilla de armarios de tres cuerpos que no me gustan nada para el Madrid.....dicho esto si viene tampoco me voy a disgustar sobre todo si pienso en lo que intuyo que pasa en ese vestuario y que se les iba a acabar la tontería, la desidia y el caciquismo....

    Tal vez me animara su vuelta si nos trajera como mano derecha a Xabi Alonso para que se fuera fogueando....pero de verdad que no tengo claro que Mou deba volver....

  11. Yo tampoco quiero que vuelva, pero como dice Madridista101% lo mejor es que la sombra de su vuelta planee sobre el vestuario como una espada de Damocles. A ver si así los acomodados de la plantilla se ponen las pilas y empiezan a correr y dejarse los huevos para evitarlo.

    Preferiría ésto y que ganen algo y se quede Solari el año que viene, porque como venga Mouriño aquí va a arder Troia...

  12. Tengo dudas razonables sobre la vuelta de Mou. Por un lado, el calambrazo vital que supondría para gran parte del Madridismo sería vital para conectar al Club con la afición. Por supuesto, los adoctrinandos por los gurús líderes de opinión, los popes como Seguros y demás, empezarían a decir (ellos, que nos odian!!!), que "el señorío del Madrid no merece a un tipo que [sería el típico que huiría después de provocar un accidente]" y ello provocaría en la grada pipera una implosión cerebral, no sabiendo si cantar los goles del mefistofélico Madrid o aplaudir de pie el maná venido del cielo de Messi et ali.
    Más allá de la cuestión emocional, que, para bien o para mal, insuflaría sangre en un club que discurre mortecino y funcionarial por el césped esta temporada, me rechina especialmente el estancamiento táctico de Mou desde que se fue. No estoy seguro de que el Mou actual tenga mucho que ver, más allá de la caricatura, con el Mou que se fue. Ni siquiera sé si el propio Florentino tiene la vitalidad y la audacia para volver a soportar una guerra abierta y total contra el establishment nacionalculé como resistió dos años y medio en aquel momento...

    No sé. Me pone, claro, su vuelta. En términos erótico-madridistas, pero no tengo claro el balance final beneficios-daños de este posible affaire. Hay demasiados condicionantes para que sea un gatillazo o coitus interruptus que no había en su primera etapa. Empezando, de hecho, por la posibilidad de rehacer una plantilla de guerreros espartanos de nuevo, tal y como pinta el mercado y tal y como pinta la idea empresarial del Club.

    Cuando más he disfrutado como Madridista ha sido, tras la Quinta del Buitre, en el día a día cotidiano, con las dos venidas del Patter Capello. Máquinas de competir, terminators incansables sin sentimientos, cyborgs obsesionados con la victoria y la honra de la camiseta. Mou fue un upgrade de aquello. Pero ahora tengo dudas razonables.

    En cualquier caso, yo iría con Fantantonio hasta Santa Elena.

    Saludos.

    1. Fe de erratas: "sería fundamental", por no repetir "vital", o casi mejor, "umbilical". Y, por supuesto, "popes como Segurola", no "Seguros".
      Odio el predictivo.

  13. En el deporte puede pasar de todo, pero si lo que se echa de menos no el el palmarés conseguido por Zidane sino la guerra civil que montó el portugués en su etapa madridista, apaga y vámonos. Si es para hacer limpieza del vestuario que se confíe en un entrenador, varios de esos que no quisieron ir a Concha Espina a firmar, por esa razón, y se tuvo que fichar, y de qué manera, a Lopetegui.

    Como he empezado, puede pasar de todo, pero al menos hay que fiarse un poco de lo que está pasando. Mourinho tiene visos de ser, mejor, indudablemente, una versión moderna de Clemente, en cuanto al juego. Está 5 años desfasado. Ahora todo es más dinámico, que se lo pregunten a Guardiola. El catalán partiendo de una estrategia, tener el balón, ha evolucionado, porque para empezar sabe, como todos menos Clemente y Mourinho, que nunca va a tener los mismos jugadores que le dieron los mayores exitos, aunque los fichara, porque todo, poco o mucho cambia. El portugués piensa que los mismos sistemas, las mismas, calcadas, que antaño le valen para siempre. Y si en lo futbolístico no ha cambiado en lo demás sigue igual: si tiene que hablar del juego se sonrojaría un partido tras otro.

    Esa es la añoranza de los que piensan pseudomadridistas y demás tonterías impuestas por el portugués.

    1. Perdone usted, pero no ha añadido nada... Bueno, sí, esto: (...)
      Le voy a responder: ... ... ... ... ...... ... ...... ... ...
      Le quedó claro??? Igual estoy un poco oxidado con la clave Morse...
      Saludos...
      ...

        1. Pues eso.
          Iba a dejarlo aquí, pero sigo. No me suena su nick de comentarios anteriores, así que, dejando los (...) de lado, humilde y educadamente le preguntaré: A lo que ud dijo: ''Si un entrenador es valorado por su relación con la prensa …'' podría ud ampliar un poco más el concepto, para que no quede a la interpretación de los que leemos, y sea lo más fiel posible a lo seguramente usted desea expresar???
          Imagine que este sea mi primer comentario hacia ud, y no lo que usted plantea anteriormente como ''tontería''.
          Saludos

  14. Buenas tardes, me resulta imposible competir con mi articulista favorito ( junto a D. Manuel) de La Galerna
    su brillante forma de escribir y exponer argumentos están fuera de mi alcance, por lo tanto para poder llevarle la contraria me veo en la necesidad de hacerlo por simplificación, recordemos un poco de nuestra más reciente historia, tercer año de Mou, dos hechos significativos, 1) la derrota contra el Atlético Aviación en la final de la Copa del Rey, donde hubo jugadores que fallaron goles, sin portero y 2)el pulso de capitanes Marcelo y Ramos o nosotros o el portugués, donde por supuesto nuestro legionario presidente entrego la cabeza del bautista, digo del lusitano a la "chusma" anti madridista, para salvarse él, en uno de los actos más cobardes y traicioneros que recuerdo, no se quien fue el que dijo que la historia se repite,
    pues ya sabe Mou lo que le espera con el actual presidente,
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

    1. Buenas noches, Comunero. Es un placer leerle, creo que somos de una visión muy similar. Dicen que Mou inició una guerra civil en el madridismo. Las encuestas le daban más de un 90% de aprobación entre los socios del Madrid, no entre los lectores del Marca o del As.
      Añado: nada más aterrizar se reunió con el hombre de Prisa, Valdano, gran filtrador, para decirle que él necesita que el capitán sea un jugador de campo y no el portero porque es vital para poder dirigirse al árbitro sin riesgo de ser amonestado. Valdano le dijo que no puede ser, que el más antiguo debe de ser el capitán, y Mou dijo que no lo entiende, que eso nos perjudica y puso el ejemplo de Puyol y de Xavi, así jugamos en inferioridad de condiciones. Pues nada, pero tardó cinco minutos Valdano en filtrar las noticias a sus colegas. Una de las cosas que agradeceré a Mou es en forzar la saluda de este nuevo culé de salón.
      A la puta prensa la puso a raya. Dicen que las rueda de prensa no importa ni interesan; la prensa es esencial en el éxito de un proyecto deportivo, esencial; condiciona el ambiente, los arbitrajes, la opinión pública y hasta la federación, en esto el equipo secesionista e hispanófobo lo maneja de maravilla. Tener a la prensa de tu lado te asegura que los juegos gadores estarán más seguros y no tan tensos. Es tan importante que si yo fuese un crack preferiría ir al club hispanófobo antes que al Madrid porque viviría mucho más tranquilo. La pena es que Mou estuvo solo y traicionado por el cobarde de Florentino.

    2. Nada más ver a estos niñatos multimillonarios que juegan cuando se les pone de los......me pongo enfermo. Este Madrid le salva laa copas de Europa porque las competiciones domésticas ya somos un puto segundón, somos el Barsa de los 69-70-80. Necesitamos jerarquía. Como dijo Carvalho, los jugadores a jugar, el entrenador a mandar y la directiva a dirigir. Mou es nuestro Pepe Laso del fútbol. Además se enfrentó al mejor Barsa de la historia y la caña que metió sobre los arbitrajes hizo que el segundo año se cortaran un poquito.

  15. Lo que está claro es que Mou despierta pasiones opuestas y lo último que queremos es un cisma continuo, más si cabe teniendo en cuenta lo poco que necesitan Mierdaño y compañía para montar un pollo mediático a nuestra costa. Además, aunque antes venerase a Mou, tan sólo por la Copa que dejó ir contra el Paleti en nuestro propio campo simplemente porque le dio la gana y ya no quería continuar, no le dejaría volver en la vida.

  16. Su tiempo ya pasó.
    Vino en el momento oportuno y se marchó 6 meses tardes.
    En 5 años, los tiempos han cambiado y el portugués no ha evolucionado.
    Mejor recordarlo como el entrenador que puso la maquinaria en marcha, cuando nos habíamos estancado.

  17. Necesitamos un oar de ostias para reaccionar ,necesitamos conernos a un arbitro sI se equivoca salir a morir matando de,Eibar de Vitoria meterle siete al Rayo pir lo civil o por lo criminal,acabar en el nou camp con 8 en el campo pero no nos meten 5 y que el Bernabeu le reviente la calva al Cholo a gritos, Es la hora estamos para que nos den 2 ostias y reaccionemos tipos duros Pepe Xavi Alonso Ramos Arbeloa necesitamos esto por lo menis una temporada y que el subidon de adreninalina nos dure otras tres asi que por Capello,Toshack,Miljanic, Camacho y pircque no Mouriño

  18. Yo no sé si traería a Mou como entrenador del Madrid, pero es evidente que tiene un ojo clínico excelente para ver qué jugadores son buenos e interesan al Madrid. Los ejemplos de Modric, Kroos, Varane e Isco así lo indican. Creo que incorporarlo a la estructura técnica podría ser una muy buena decisión

    Y si lo pusieran como encargado de "relaciones con los medios" ya sería el acabose. No me imagino a los periodistas haciéndo esas preguntas malrolleras a todas horas si supieran que no van a entrevistar a ningún jugador tras el partido, si no que van a tener la rueda de prensa del entrenador y después, si así lo desean, José Mourinho les atenderá cortesmente

    1. Lo de Kroos e Isco es rumorología. Lo único bueno del portugués fue que como director técnico, además de entrenador, ejerció como tal. Es el único que ha podido hacerlo con Florentino.

  19. - ¿Que ha hecho Mourinho por nosotros?
    - Bueno, para empezar nos sacó del pozo de octavos de final de Champions. Y pasó de cuartos, no como otros en la actualidad.
    - Está bien. Nos devolvió a estar entre los 4 mejores. Pero aparte de eso, ¿qué ha hecho por nosotros?
    - Trajo a Luca Modric.
    - Vale. Semifinales y Modric. Pero aparte de esas dos cosas, ¿qué ha hecho por nosotros?
    - Le ganó al "mejor equipo de todos los tiempos" una liga, una copa y una supercopa.
    - Está bien... pero aparte de la liga, la copa y la supercopa al mejor Barcelona que ha habido, traer a Modric y devolvernos a la élite europea... ¿qué mas ha hecho por nosotros?
    - ¡Evitó que el Barcelona jugara la final de la Champions en el Bernabéu!
    - ¡De acuerdo! Nos devolvió a la élite, le ganó una liga, una copa y una supercopa al "superBarça", trajo a Modric, evitó que el superBarça jugara la final de la Champions en el Bernabeu... Pero dime: ¡aparte de todo eso, ¿que ha hecho ese portugués por nosotros?!
    - ¡NADA!

    1. Me parece una lástima que este comentario quede sin que nadie lo comente... Debe ser porque lo puso 2 dias despues. Guárdelo si puede... Y lo pone entre los primeros en el próximo artículo sobre Mou. Y verá... ud verá...
      Muy bueno el planteamiento... 😀
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram