Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Tomás Guasch
Mira, chato (XXXIV)

Mira, chato (XXXIV)

Escrito por: Tomás Guasch8 agosto, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se buscan 110 puntos y un notario brasileño

Esta semana arranca la Liga. Pronto jugaremos a los favoritos. Ahora mismito, tras cascarle seis al Pumas, la ‘pole’ es azulgrana. El multicampeón Real pues estará, imagino. Además de lo mal que jugará, eso seguro, está la amenaza de la panza llena. El Madrid, nos cuentan, no tendrá el afán de hace unos meses: ganar es malo, distrae, atonta. Ahora mismo, ojito con la plaza de Champions. Vía Liga digo, que estos recuperan el apetito y te ganan la 15 en tres meses.

Muy cerca andará el Atleti por una simple ecuación lógica: si le ha metido cuatro a la Juve, a la que el súper Barça solo empató, bien que en América donde nada es lo mismo, horario, alimentación, latitudes y tal, pues eso. 0-4 y tres de Morata.

Esta semana arranca la Liga. Pronto jugaremos a los favoritos. Ahora mismito, tras cascarle seis al Pumas, la ‘pole’ es azulgrana

Lo del Barça también tiene que ver con lo razonable. Si con lo que compitió el curso pasado —nada— acabó segundo, bien que a mil puntos del líder todo el año, 200 millones de inversión después, habrá más, a poco que se esmere le veo muy en condiciones de repetir éxito. Pero ojo que no le vale ser segundo: peligro. Luego me explico.

Sí, claro. Es agosto y todo está por confirmar. El Atleti era el favorito hace un año, la Europa League tendría final española en Sevilla, el Madrid iba a abandonar la Champions en marzo, a la vuelta de su viaje a París Saint Germain, octavos de final del torneo, y así. Pero las sensaciones ahora son las que son: el Barça es el rival a batir.

Por cierto y puesto que se me coló París. Ha dicho Pochettino que aquella noche de vuelta en el Bernabéu, Benzema le hizo falta a Donnarumma. En el primer gol, imagino. Neymar opina diferente. Se sigue cagando en las muelas del portero italiano con el mismo énfasis que lo hizo la noche de autos sobre el verde madridista. Le subleva, y a servidor, que un portero de casi dos metros y 90 kilos se caiga como una maleta ante el acoso de un rival. ¡Qué papelón!

Donnarumma y Benzema

Donnarumma, por cierto, se tomó la revancha con Neymar cuando perdió primero la pelota y luego la persecución a Modric en la primorosa acción que dio lugar al 2-1. Le abroncó en el campo y sigue bramando convencido de que si el brasileño hubiese ido a por Luka I de Croacia y V Champions, y ganado la pelea, su error no hubiera tenido la trascendencia que tuvo. Total: el PSG sigue siendo lo que es, una chufla.

¡Ah! Florentino será llamado a declarar en el caso Neymar. Investigan lo que sucedió para que el jugador, fichado como estaba por el Madrid, acabara en el Barça de Rosell. Bueno: si cierto notario brasileño de manos mágicas sigue vivo, ojalá que sí, el juicio durará lo que el alargue de aquel Madrid-PSG. Cinco, seis minutos. Del resto de implicados espero sólo amnesia. Será divertido seguirlo.

Investigan lo que sucedió para que Neymar, fichado como estaba por el Madrid, acabara en el Barça de Rosell. Bueno: si cierto notario brasileño de manos mágicas sigue vivo, ojalá que sí, el juicio durará lo que el alargue de aquel Madrid-PSG. Cinco, seis minutos

Volvamos a la Liga. Tengo la sospecha de que se necesitarán 110 puntos para quitársela al Barça. ¿110, una exageración? Vemos. Del Barça cuentan que tiene un equipazo luego se va a hinchar a ganar partidos. Que es lo que necesita como el comer: ganar, oigan (*). Su palanquismo está necesitado de éxitos, el que más la Champions donde regresará como uno de los máximos aspirantes si no el que más. La Liga no te saca el vientre de penas en plan cataplasma a la ruina, pero ayuda. Intuyo que el teléfono de Rubiales empezará a sonar acabada la tercera jornada. O antes.

—Rubi, soy Geri.

—Dime bro.

Y a continuación, ese árbitro, ese VAR, ese linier, ese horario… Uff. Y lo entenderé, ¿eh? Se juega mucho. Su apuesta ha sido la que es y necesita entre otras cosas éxitos deportivos, últimamente escasos allí. “Ganar, ganar y volver a ganar” que diría el gran Luis Aragonés.

No fue la mano de Dios

Piénsenlo. De un equipo que le ganará los seis puntos al Madrid, que eso nadie lo discute, no vamos a esperar que se deje muchos por ahí. Algunos será inevitable, pero muchos... La Liga tiene 38 jornadas, 38 x 3 = 114 puntos. De ahí mi cavilación: pueden ser necesarios 110 para arrebatar la Liga al equipo de Xavi que va a ser un rodillo y también por si los telefonazos, errores humanos y tal. 110… y no te aseguraría nada. Sí, uff, uff. Recontrauff. Lo que hay diría Koeman.

(*) Estas líneas las escribí el sábado pasado y rematé anoche tras el apoteósico 6-0 del Camp Nou. Horas antes, El Periódico publicó un magnífico y muy recomendable artículo de mi amigo Emilio Pérez de Rozas —¿Será, de verdad, otro círculo virtuoso?— en el que dice entre otras cosas: “Respecto a los ingresos futuros nadie piensa ni verbaliza que el club está vendiendo algo a 25 años y se lo está gastando ahora. Es decir, el Barça se gestionará los próximos años con un 25% menos o se verá obligado a ingresar un 25% más que ahora, cosa sólo posible si se ganan títulos grandes”. ¡Ojo!

También esto: “Estas mismas fuentes, las favorables (a lo hecho por Laporta) y las críticas con esta actitud de riesgo enorme, creen que al nuevo Barça sólo le queda una solución al reto lanzado por Laporta, Yuste, Alemany, Cruyff y Xavi, que ha estado detrás de la inversión, de momento, de 200 millones de euros, cuando el club estaba en quiebra: ganar, ganar y ganar. (Aclaración mía: los 200 millones incluyen los 55 por Ferran Torres el pasado enero).  De lo contrario, la ilusión (57.300 aficionados acudieron el viernes a la presentación de Lewandowski) la esperanza y motivación que se ha generado (dicen que se han agotado las existencias en la tienda del Camp Nou) no será suficiente para evitar el desastre total si no se conquista, al menos, la Liga y se pelea hasta el final por la Champions, metas que el míster de Terrassa sí cree ahora posibles”.

La Champions, pues seguramente. Los 110 puntos aquí, lo que yo les diga…

 

Getty Images.

Tomás Guasch
Tomás Guasch. Periodista.

5 comentarios en: Mira, chato (XXXIV)

  1. Lo que don Tomás quiere decir es que la Liga está cuasi adjudicada por decreto. El Real debería ser un rodillo para evitarlo y la última vez que eso pasó fue en 2012.

  2. Arriba tienen más dinamita que el Madrid con lo importante que es eso, pero un equipo lo integran portero, defensa y centro del campo tb y en eso para mi el del Madrid es mejor no sabría decir si un poco mejor o bastante mejor.

    1. Dinamita que a ver cómo gestiona el Xardiner, cuando Aubameyang o Ferrán estén 4 partidos seguidos en el banquillo y pongan caritas, o cuando a los teóricos suplentes les de por meter más goles que a los titulares pero bueno, como esos debates solo ese dan en el Madrid...

  3. La exposición del maestro con la sutileza, ironía y precisión de siempre.

    Gran Guasch es un hombre sabio y curtido en mil frentes. Y un servidor (no informático), además de discípulo aventajado, refrenda sus aseveraciones.
    Disfrute el verano menorquino, don Tomás.

Responder a Mike Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

📼Muchos lo habíais pedido y aquí está el vídeo:

▶️ENTREVISTA INÉDITA CON ANTONIO ESCOHOTADO:

https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/entrevista-inedita-con-antonio-escohotado/

Mi columna de este sábado en @lagalerna_ A falta del @realmadrid , hablamos del Mundial https://twitter.com/lagalerna_/status/1596217738954932232

El síndrome de abstinencia emocional consiste en la imposibilidad de decir adiós.

El @FCBarcelona_es lo padece.

En el #Portanálisis decimos con quién.

▶️http://bit.ly/3F46pVO

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram