Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La forja de la gloria

La forja de la gloria

Escrito por: Espasa16 noviembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Breve historia del Real Madrid contada por un filósofo aficionado al fútbol

 

SINOPSIS DE «LA FORJA DE LA GLORIA»

“¿Qué clase de determinación impele al Real Madrid a luchar por ser el mejor entre los mejores año tras año, y a conseguirlo con inusual frecuencia? ¿Cómo se explica que haya sido el club más laureado del planeta durante más de un siglo y a larga distancia del siguiente? Quizá no jugarse cosa distinta del prestigio engrase los ejes de la pericia, pues la ventaja sustancial del deporte sobre cualquier otra actividad competitiva es que no destierra el magnetismo de la guerra, si bien lo ofrece domado por la regla del juego limpio. Tal vez sea ese fair play, unido a una idiosincrasia única para entender este deporte, lo que ha llevado al equipo a ser el epítome de la gloria balompédica.

Desde su fundación en 1902 por dos hermanos catalanes hasta la expectativa de un nuevo y colosal estadio para el futuro, pasando por el carácter visionario de Santiago Bernabéu y de su actual presidente, a lo largo de las páginas de este libro el lector hallará argumentos que desactivan su leyenda negra, así como las claves y los detalles que han permitido al Real Madrid ser la empresa más exitosa, reputada y cosmopolita que España ha dado al mundo”.

Antonio Escohotado y Jesús Bengoechea escudriñan en el pasado de la institución deportiva más admirada (y envidiada) en busca de respuestas, y de paso ponen en contexto sus avatares históricos a la luz de la propia historia de nuestro país y del resto del orbe.

 

LOS AUTORES

ANTONIO ESCOHOTADO (@AEscohotado) (Madrid, 1941) es jurista, filósofo y sociólogo. Ha traducido a Hobbes, Newton y Jefferson, y ha publicado más de una docena de libros, entre los que destacan La conciencia infeliz. Ensayo sobre la filosofía de la religión de Hegel (1971), De physis a polis. La evolución del pensamiento filosófico griego desde Tales a Sócrates (1982), Realidad y substancia (1986), Filosofía y metodología de las ciencias sociales. Génesis y evolución del análisis científico (1987), El espíritu de la comedia (1991), Rameras y esposas (1993), Retrato del libertino (1998), Caos y orden (1999), Sesenta semanas en el trópico (2003), Mi Ibiza privada (2019), Hitos del sentido (2020) y sus ya clásicas Historia general de las drogas y la trilogía de Los enemigos del comercio. Una historia moral de la propiedad.

Florentino y Escohotado

JESÚS BENGOECHEA (@JesusBengoechea) es fundador, socio principal y editor del portal madridista La Galerna (www.lagalerna.com), donde Antonio Escohotado colabora desde 2017. Anteriormente trabajó en África e Hispanoamérica como productor de ediciones especiales para la prensa escrita. Colabora con Real Madrid TV y es socio compromisario del club.

 

ALGUNOS EXTRACTOS DE LA OBRA

«Solo la experiencia acumulada justifica que un octogenario, otrora profesor de Filosofía, ose dirigirse al colosal número de seguidores conquistados por el Real durante más de un siglo para rememorar su historia a grandes rasgos. […] A través de estas líneas se ha querido aportar una actitud parecida a la de Bernabéu, dispuesta a volcar la exigencia hacia dentro, pues allá el envidioso con su torcida forma de admirar. Otros clubs se aferran al fanatismo de la patria chica; pero estamos comentando las peripecias del único que llena la tierra entera, y que quizá exige de su parroquia una actitud siempre más próxima a la ecuanimidad que a ninguna otra cosa». [Antonio Escohotado. Pág. 124]

«Mi compromiso fue correlacionar al Madrid con lo poco de historia general que llegué a saber, precisando hasta qué punto fue una institución vocacionalmente cosmopolita, sin perjuicio de castiza e imbricada en la historia reciente de España. Cuanto más me iba informando más sobresalía por influir y ser influida por el resto del mundo, hasta convertirse en símbolo de lo que soñara ser en sus humildes orígenes.» [A.E. Pág. 49]

Recuerdos del 57

«Todos supimos que el Madrid volvía a ser campeón [de la Copa de Europa, en 1957], y en el torbellino de impresiones juveniles se me quedaron grabadas ante todo dos. Una era el rubio que lo hacía todo absolutamente, incluyendo soltar la tarascada oportuna al broncas del equipo contrario; otra, un público no ajeno al sentido crítico, ni conforme con ganar de cualquier manera. Casi siete décadas después comprendo que hacerlo “en buena lid” —según reza el himno— fue decisivo para acabar ganando más que nadie, de largo, y también que la pasión de Di Stéfano por el juego quedó impresa en el club como un aliento heroico, capaz de reaparecer antes o después con efectos devastadores para el rival». [A.E. Pág. 17]

Una precoz vocación cosmopolita

«[El fundador del club, Carlos Padrós], fue quien firmó con delegados de otros seis países europeos el acta fundadora de la UEFA, no en nombre de España sino curiosamente en el de “Madrid F. C.”. Eso pudo contribuir a que su equipo cargara tan precozmente con el compromiso cosmopolita, un rasgo llamado a tornarse decisivo cuando Santiago Bernabéu se aplicó a crear el mayor escaparate de glorias futbolísticas, construyendo al efecto el primer campo español de aforo colosal, donde entre cuotas de socios y ventas de entradas fue habiendo dinero para contratar a las estrellas de donde fuese, hasta armar el primer ataque con cuatro foráneos, formado por Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Gento». [A.E. Pág. 19]

¿El equipo del régimen?

«“Cuando oigo a alguien decir que el Madrid es el equipo del régimen, me dan ganas de cagarme en el padre de quien lo dice”, se explayará a gusto Bernabéu, con la llaneza que le caracterizaba. “El equipo del régimen era el Atlético Aviación. A nosotros, Franco nos había metido a casi todos nuestros jugadores en la cárcel, mientras que ellos tenían la directiva llena de coroneles”». [Jesús Bengoechea. Pág. 72]

«La mayor parte de los intentos de vinculación entre madridismo y franquismo viene de la órbita catalana, cuando precisamente no hubo un club que laureara más veces al Caudillo, en retribución por los favores otorgados, que el blaugrana de la Ciudad Condal. El Barcelona rindió honores al Generalísimo no una sino no menos de ¡¡siete veces!!». [J.B. Pág. 89]

Jugadores del F. C. Barcelona y el Athletic Club realizan el saludo fascista. Año 1940.

Bernabéu, presidente

«En 1943, a pesar de que roza por única vez en su historia el descenso a Segunda División, el equipo merengue se las apaña para golear estrepitosamente al Barcelona (11-1) en Copa del Generalísimo. Tanto el partido de ida como el de vuelta están envueltos en numerosos incidentes por parte del público, lo que mueve a las autoridades deportivas franquistas a ordenar la destitución de ambos presidentes, el madrileño y el catalán, avatar que desemboca en la elección del directivo Bernabéu como nueva máxima autoridad. Se cuenta que, formalizado el nombramiento, Bernabéu tranquiliza a su mujer: “No te preocupes, María, será cuestión de pocos meses”». [J.B. Pág. 77]

«La edificación del estadio (iniciativa por la que la prensa acusó a Bernabéu de poco menos que loco megalómano) es apoyada por el banquero Rafael Salgado, si bien el grueso de la financiación se lleva a cabo por medio de la emisión de obligaciones del club. La inmensa mayoría de esta deuda fue suscrita por pequeñas economías familiares, socios del Real Madrid pertenecientes a la clase trabajadora o a la modesta burguesía. Es un modelo ligeramente distinto al de los Abramóvich o jeques del mundo del fútbol actual». [J.B. Pág. 80]

Real Madrid años 20

Componentes del equipo del Real Madrid en los primeros años 20 del pasado siglo. El segundo por la derecha, de pie, es un fogoso delantero centro llamado Santiago Bernabéu.

De “nido de rojos” a imagen de España

«El Madrid no había sido bien visto por el régimen desde 1939; Bernabéu estuvo a punto de catar el exilio cuando prohibió la entrada a Chamartín de Millán Astray —por tocamientos desvergonzados a una dama, quizá borracho—, y desafió aquel país de whisky con agua bendita y falangistas de segunda hornada contratando al ariete vigués Pahíño, dos veces Pichichi, a quien Arriba tildaba de rojo “por leer al comunista Dostoievski” —curiosamente el más antirrevolucionario de los novelistas rusos—, que se perdió el Campeonato del Mundo de 1950 en función de tan desinformados rumores». [A.E. Pág. 35]
«El “nido de rojos” dejó de parecerlo cuando el Real empezó a cosechar triunfos resonantes, puntualmente paralelos al progreso en las relaciones con Estados Unidos, iniciado en 1953». [A.E. Pág. 35]

Presagios del siglo XXI

«El Madrid de los Ye-yés da paso al llamado Madrid de los Garcías, un combinado formado por aguerridos futbolistas, en su mayoría canteranos […]. Es un Madrid menor, recordado, con todo, con gran cariño. Encadenó un buen número de Ligas en los años 70, aunque se mantuvo lejos de la gloria europea». [J.B. Pág. 92]

«Por efecto tanto del trauma de esa final perdida [ante el Liverpool en 1981] como de las propias limitaciones de las sucesivas plantillas, se trunca incluso la buena marcha en títulos nacionales, que no se recuperará hasta la Quinta del Buitre, ya a mediados de los años 80». [J.B. Pág. 93]

La era galáctica

«El año 2000 terminó con la llegada a la presidencia de Florentino Pérez, que incorporando algo después a Zidane puso las condiciones para formar un tándem equivalente al de Bernabéu y Di Stéfano, adelantándose tanto en juego como en dinámica empresarial al resto del mundo». [A.E. Pág. 45]

«Preguntado años después por la dualidad vikingo-culé de su trayectoria, Figo espetaría: “Tuve la suerte de jugar en un gran club como es el Barcelona. Pero también el honor de jugar en el Real Madrid, que es el mejor club del mundo”». [J.B. Pág. 95]

Fichas Ronaldo y Beckham

Carnets de jugadores del club de Ronaldo Nazário y David Beckham.

Florentino Pérez

«[Florentino Pérez ama] la entidad Real Madrid en medida comparable a Bernabéu, cuando este fue al fin y al cabo un rústico sin más alternativa que el fútbol, y Pérez seguiría siendo una figura de perfiles planetarios aun no volviendo a interesarse por el club». [A.E. Pág. 52]

«Obra suya es que pasase a ser el club más valioso del mundo según Forbes, pionero en una mercadotecnia que incluye patrocinadores, museos, venta de equipación, apertura a Extremo Oriente y otras mil novedades, ligadas finalmente a ser una fuente muy diversificada de riqueza». [A.E. Pág. 50]

Rivalidades y envidias

«Al culé, por ejemplo, le toca rechazar una institución que simboliza el centralismo tiránico, y al colchonero o atlético el símbolo del opulento contrapuesto al modesto, cuando no la pretendida superioridad moral del empleado sobre el empleador. Como el separatismo no es en España una exclusiva catalana, y como el sentimiento colchonero tampoco es una franquicia del Atlético —más bien todos los hermanos pequeños, o los familiares de segundo grado, miran al triunfador con las reticencias de nuestra naturaleza racional/demencial—, me atrevería a decir que todos estos enemigos del Real lo son solo hasta cierto punto, sin inquina distinta del ingenuo afán de victoria presente en las hinchadas, ese combinado de adolescentes y temperamentos singularmente afines a la simpleza». [A.E. Pág. 60]

«Lo apasionante y objetivo del asunto es aquilatar en qué sentido, y hasta qué punto, el complejo de reacciones ante el Real Madrid de culés, colchoneros y altermundistas haya podido guiar a una Federación española controlada desde 1988 por un presidente a quien el juzgado imputa corrupción entre particulares, estafa, apropiación indebida y administración desleal. Si no me equivoco, la vista del juicio está pendiente todavía». [A.E. Pág. 64]

Real Madrid, presente y futuro

«La posibilidad de que el Real Madrid pueda reverdecer estos laureles en un contexto futbolístico mundial que en nada se parece a lo antes conocido descansa en gran medida sobre dos pilares:
1. La confirmación, una vez terminadas, de que las obras de reforma del estadio generarán los ingresos extraordinarios previstos (alrededor de doscientos millones de euros anuales).
2. La posibilidad de una solución sistémica para el fútbol de los grandes clubs, con la creación de una Superliga (o competición similar) que multiplique los ingresos de los clubs históricos, con el consiguiente beneficio también para el Madrid». [J.B. Pág. 108]

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

7 comentarios en: La forja de la gloria

  1. La foto no tienen precio, el problema es que al ser en blanco y negro algún devora croquetas dirá aquello de que los del brazo derecho erecto eran el Elche y el Sabadell, por poner dos ejemplos.
    Hoy a esos mismos los tenemos en pos de la "memoria histórica ", eso sí, una vez pasada por el tamiz del alzheimer.
    El payo risión es lo que tiene, ahora bien lo de la risión se pasa de colorao y azul oscuro. No dirán los "ilustres" historiadores, que son los mismos que los expertos famosos por su apariencia de hologramas vivientes, que no se ve el nombre del "famoso" al que rinden homenaje.

  2. Hay varias personalidades a las que nominaría como personas de una importancia notabilísima en el devenir de nuestra brillante historia:
    Los Chichos "Ibáñez Menta e Ibáñez Serrador" su contribución ha sido totalmente imprescindible (Historias para no dormir y Un, Dos tres....)
    Antonio Mercero y José Luis Garci "La Cabina" , a este último el título de la citada le acompañará por las connotaciones de la película en cuestión y sus gustos futbolísticos.
    Hay que reconocer que muchas celebridades nos han hecho grandes, muy grandes , enormes, gigantes, y muchos de ellos ni lo sospechan o sospecharon, por eso de vez en cuando hay que darles su merecido reconocimiento.

  3. Qué necesario es recordar la historia del club desde sus orígenes. La frase "¿Cómo se explica que haya sido el club más laureado del planeta durante más de un siglo y a larga distancia del siguiente?" no es cuestión baladí; no se limita a fichar a Di Stéfano y Cristiano Ronaldo (algunos de los mejores jugadores de la historia han militado en otro club concreto) sino que va mucho más allá. Si ya Carlos Padrós fue la imagen a la que don Santiago se quiso parecer y éste ya sabemos la impronta que dejó, es más que obvio que no es cuestión de ser el mejor por meter más goles, sin más. Va mucho más allá.

    Gracias por esta obra, ojalá llegue a las nuevas generaciones tanto como se merecen los protagonistas que en ella aparecen. Ojalá sirva para que se sepa cuál fue el equipo del régimen. Ojalá sitúe donde merece a tantos "héroes anónimos" que tanto ayudaron al club en los peores años (véase "los García").

    Gracias por ser madridistas.

    #LaForjaDeLaGloria

  4. Simplemente....gracias....soy argentino.. vivo en Cataluña desde hace 15 años...y éste articulo sólo me acaricia el alma...muchas gracias ESPAÑA Y MI AMADO REAL MADRID

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram