Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La crítica evita la descomposición acomodaticia

La crítica evita la descomposición acomodaticia

Escrito por: Antonio Valderrama26 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

A partir de la polémica surgida a raíz de la gran pitada a Gareth Bale en el partido de Liga contra la Real Sociedad, hemos planteado un cuestionario, a madridistas con diferentes ópticas, en torno a la actitud crítica del público del Bernabéu.

 

Los pitos del Bernabéu

Antonio Valderrama

 

1- ¿Hay algún contexto en que el público pueda pitar a jugadores propios? ¿Hay alguna circunstancia que justifique una bronca a uno de los tuyos?

Estoy, por principio, en contra de que se pite a los propios jugadores durante los partidos. Tengo un sentido no sé si británico o antiguo del ser aficionado y creo que al estadio se va a poner espiritualmente de parte del hincha para que el equipo gane. Después del partido, lo que sea, pero no antes. Eso sí, el caso de Bale me parece especial. Se puede argüir lo que se quiera pero ofende al Madrid como institución. Seguramente no fuera su intención pero el 90% de la gente que en todo el mundo vio la foto con la banderita no pensó ni en Relaño ni en Mijatovic ni en el AS sino en el Real Madrid Club de Fútbol. Convirtió al club al que pertenece en un meme y la ofensa pública no debe ser tolerada. Probablemente de vivir hoy Santiago Bernabéu hubiera cogido por el pescuezo a Bale al aparecer el lunes por Valdebebas. La pitada, bajo esas circunstancias, es terapéutica.

2-Jurídicamente los socios del Real Madrid son los propietarios de la entidad. ¿Están legitimados por tanto para expresarse en su estadio del modo que deseen?

Es una buena pregunta, difícil. En el Bernabéu caben 80 mil personas. Sí una porción se pone a pitar, aunque sean los socios, es difícil que el resto del estadio no los siga o no les conteste de manera más ruidosa. Las dinámicas de los espectáculos de masas son impredecibles e incontrolables. Se podría decir que el socio tiene derecho a expresarse en tanto que es dueño, pero los clubes son empresas o sociedades muy particulares y lo que emocionalmente rodea a un partido influye sobremanera en su resultado final. Así que si planteamos la cuestión en términos mercantiles puede ser bastante contraproducente para el pretendido resultado final (la victoria) el expresar de este modo el juicio por parte de los propietarios. Es algo complejo porque el fútbol es complejo.

3- ¿Cuál es el papel de la prensa en esta dinámica de pitos/protesta?

Es sabido que la prensa vive de intentar manipular la opinión pública. En el fútbol la opinión pública es la gente que va al campo y en torno al Madrid hay grupos de poder como PRISA o Mediapro que están ardiendo en deseos de poder meter Caballos de Troya dentro de la estructura del club para controlarlo, porque como decía mi abuelo el Madrid es España y además una máquina de fabricar billetes. En casos como los de Capello en 2007 o Mourinho se vio clarisimamente que gran parte del graderío del Bernabéu funcionó como instrumento de presión de esos grupos sobre y contra la dirigencia. Es una Lucha de poder. Con Bale esto también ha resultado evidente muchas veces pero este episodio en concreto, repito, no tiene nada que ver. Es decir, el lumpen aprovecha por supuesto la enésima ocasión de joder al Madrid a través de Bale pero la cuestión principal es que el galés se equivoca y ofende al madridismo. Una cosa no quita la otra y creo que esto es lo que muchos madridistas inteligentes y bienintencionados están pasando por alto en su afán por enfrentarse al Lobby mediático.

4- Hay constancia de que esta conducta sucede desde hace casi un siglo ininterrumpidamente, es decir, se ha dado también cuando no existía el actual contexto mediático. Por lo tanto, esta no es, cuando menos, la única causa ni la causa raíz. Desde esta perspectiva histórica ¿a qué creéis que se debe esta actitud del público madridista?

Está actitud intergeneracional, como bien se explica con la historia del Madrid, se debe en mi opinión a una manifestación muy pura del carácter español, que tiene su precedente inmediato (en cuanto a los espectáculos de masas se refiere) en los toros. Juan Belmonte ya relata que el día antes de que un toro matara a Joselito en Talavera, en mayo de 1920, ambos acordaron no torear más en Madrid durante un tiempo debido a que, dada su increíble popularidad y magisterio en el oficio, el público empezaba a llamarlos estafadores por pensar que lo que hacían era sencillo y en consecuencia que les robaban un espectáculo por el que habían pagado un dinero razonable. Quiero decir con esto que, aunque en 100 años los españoles hemos cambiado mucho, hay maneras y gestos que perduran a través del carácter y que esto tiene visos de continuar a pesar de nuestra ya notable europeización de las costumbres

5-Hay quien considera esta actitud del público como una garantía de exigencia que a la larga eleva el rendimiento deportivo, como una materialización del espíritu del “aquí solo vale ganar”. ¿Estáis de acuerdo? ¿O creéis que el palmarés del club sería mayor si siempre se apoyara, tal y como hacen otras aficiones?

Creo que en parte es así y en parte se sobrevalora esta “exigencia”. El Madrid ha ganado mucho por el carácter de los que lo han conformado a lo largo del tiempo, tanto jugadores como directivos y entrenadores, pero también este carácter se ha visto influido por esa atmósfera a veces asfixiante que se respira en el estadio. No obstante, el Madrid mueve montañas a lo largo y ancho del mundo. El madridismo fuera de Madrid es menos exigente y más agradecido que el madridismo del Bernabéu. Es bueno que exista una porción irritante de público que es insaciable e inconformista pues mantiene viva esa víscera cruel y de escarmiento que azuza al club en los malos momentos y evita la descomposición acomodaticia (que está en su adn) equilibrando a ese otro inmenso porcentaje del madridismo universal que no es ni de lejos como el que se manifiesta en el Foro público que es el estadio.

 

 

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

13 comentarios en: La crítica evita la descomposición acomodaticia

  1. Estoy de acuerdo en que la foto de Bale con la bandera es un error, y que tal y como estaban las cosas, no se debía haber producido.
    Sin embargo, a mi, que formo parte del público que asiste regularmente al Bernabéu, me repatea ese ambiente de público taurino del tendido siete de Las Ventas. Una cosa es la exigencia con tus jugadores y otra la autodestrucción. Recordemos que Vinicius no se ha hecho fotos con la pancarta, y el "entendido" público también le ha silbado en cuanto no ha alcanzado la perfección.
    Lo del día de la Real demuestra que la pertinaz campaña ha conseguido su objetivo, con la torpe ayuda del propio Bale, ya sin remedio.

    Hoy asistiremos al segundo capítulo del despropósito. Si juega Bale, tendremos bronca para él y aplausos para Keylor, jugador que prefirió salir del Madrid una semana antes del cierre del mercado, después de haber dicho que se quedaba para luchar por el puesto.
    Saludos.

  2. Que manía con que el caso de Bale es distinto.
    Lo de la bandera ya se ha explicado hasta la saciedad, quien no lo quiera entender, es porque es un poco cabezón y no se atiene a ninguna razón.
    Eso que dices que el 90% de la gente que vió la foto no pensó en la prensa, es mucho decir. Quizás justo cuando la vió, no sabía a qué venia, pero se ha podido enterar después si hubiese querido. Y a mi modo de ver, debería bastar el porqué de aquello.
    La implicación se demuestra principal y diría que casi exclusivamente en el campo. Es como el amor, por mucho que digas millones de veces "te quiero" a tu pareja, como no lo demuestres, no vale de nada. De hecho, yo particularmente prefiero que me lo demuestren con actos de amor a con palabrería barata.
    Y eso de que "La pitada, bajo esas circunstancias, es terapéutica." me vas a permitir pero es una solemne estupidez. ¿Terapéutica para quién? ¿Para el que ha pitado que se ha desahogado a gusto? ¿Para el propio equipo al que ha podido perjudicar? ¿Para mostrarle al galés que eso no se hace? Venga Ya!
    Las pitadas, como ya he expresado mi opinión en el artículo de Manuel Matamoros, debería producirse exclusivamente al final del encuentro, si acaso. Y en las circunstancias en que se haya detectado dejadez en la mayoría de los jugadores. En cualquier otro caso, no le veo ninguna utilidad. Solo es generar odio gratuito.

    1. Dice el entrevistado "Se puede argüir lo que se quiera pero ofende al Madrid como institución." Lo que se quiera no, la verdad pura y dura.
      Lo que ha pasado con Gareth Bale ha sido un pulso entre la prensa y Bale en tanto que fichaje de Florentino. En este caso concreto, han demostrado que la mentira y la manipulación son herramientas que van a utilizar sin ningún reparo a la hora de echar contra aquel que les provoca a una porción importantísima del público del estadio. Los más felices por lo que ha pasado han sido ellos. No sé si el 90 por ciento de los aficionados no lo han entendido. Yo diría que un sector importante del madridismo español no lo ha entendido porque se nutren de una prensa que ha fabricado un relato al que echa gasolina cada día.
      Los periodistas saben perfectamente contra quien iba el lema y han desviado el tiro hacia el Madrid con titulares como "Bale se mofa del Madrid", algo que sabían completamente falso.
      Pero quienes habrán tomado nota son los representantes de futuros grandes fichajes del club, y ellos mismos. Estos saben perfectamente cómo, cuándo, dónde, por qué de toda esta historia. Y el resultado va a ser que solo vamos a poder fichar cracks si ponemos un 15% más de sueldo que la oferta más alta, y algo más al club de procedencia para que pongan fuerza en convencer a su jugador. Porque ser atacado por tu propia hinchada a cuenta de una prensa manipuladora y ante la actitud digamos que tibia de tu propia directiva es un riesgo que va a correr cualquiera que venga. Y luego los "críticos" rajarán de Florentino o del presidente de turno, siempre que no haya vendido el club al grupo PRISA.

      1. Lo de tu último párrafo de esta contestación, es muy preocupante. Y desde luego que si es así, que no dudo que pueda llegar a serlo, nos tiraremos de los pelos y en parte nos lo mereceremos por ser una afición tan ingrata. Ya sé que todos no, pero al final la gente se ha quedado con que Bale ha sido mayoritariamente pitado al salir.
        Y no sé si Mbappé, pero, algún fichaje futuro, si ha visto lo que se ha hecho con Bale, dirá, de ningún modo voy a ese club que en cuanto tienes un mal partido o te relajas con alguna de tus aficiones te la echan en cara.
        La fama y el prestigio de ser el mejor club del mundo cuesta, pero cuesta también mantenerlo, y desde luego, con esta afición, se nos va a ir al garete tarde o temprano si no lo logramos reconducir.

  3. Por otro lado el titular expresa algo que es cierto pero de modo tramposo.
    La crítica consiste en un análisis valorado de los puntos fuertes y los débiles de aquello que se critica, generalmente acompañado de una propuesta de afianzamiento de los puntos fuertes y de corrección de los débiles. La crítica es mucho más valiosa cuanto más pausado y exhaustivo sea el análisis, y cuanto mejor sea la formación del crítico en aquello que critica.
    Además, la buena crítica va acompañada de autocrítica, porque el que examina debe ser consciente de sus propias predisposiciones a la hora de juzgar, que pueden entorpecer la objetividad de sus observaciones. Debe repasar sus observaciones una y otra vez.
    En ese aspecto toda organización necesita voces críticas para poder crecer. Lo peor que se puede hacer es reprimir la crítica.
    Pero lo que no se puede permitir es la falta de respeto confundida con la crítica. O la crítica que consiste en gritar ante la falta de argumentos. De eso vemos mucho en la Prensa, de eso se nutre el aficionado medio, que luego se cree crítico.
    Para mí la crítica es lo que acabo de expresar, otra cosa es una panda de Ronceros gritando como monos locos. Eso no ayuda. Eso convierte los éxitos deportivos en auténticos milagros.

  4. Llevo yendo al Bernabéu desde hace 35 años. Alguno de los adultos con los que iba al principio llevaban siendo socios desde 1960. Me produce extrañeza el absurdo debate de los silbidos porque siempre ha sido así. No es algo impostado. Es parte de la esencia del Bernabéu, igual que las noches gloriosas. Contaba Michel que una vez en la que el público le silbaba, regresó abatido al vestuario y Di Stefano se acercó a consolarle. "Si supieras que a nosotros también nos silbaban". No se lo dijo lamentándose, se lo dijo con orgullo, como una muestra de que incluso a los mejores de la historia se les exigía lo máximo, precisamente por eso: porque eran los mejores. Yo creo que los socios del Bernabéu (estoy generalizando) guardan las esencias de lo que es nuestro gran club. Especialmente los más veteranos. Normalmente son ellos los que marcan el camino de lo que debe ser un comportamiento acorde a los valores del club. En su momento se lo dijeron a Michel, se lo dijeron a Raul y el sábado se lo dijeron a Bale. Y lo siento pero creo que en todos los casos lo que silbaban llevaban razón. Si ponemos a los jugadores por encima de estos valores mal vamos. Si nadie le dice a Bale o al que sea, que ese no es el camino, mal vamos. Y si esa rectitud y ese dogmatismo que se critica se cambia por un aplauso para siempre, mal vamos. Esto es el Madrid. Esto no es el Chelsea, ni el Aleti, ni el Manchester City. Este es el club más grande de la historia. El que quiera triunfar aquí tiene que demostrar algo más que calidad.

    1. Entiendo perfectamente tu comentario. Desde el año 53 hasta finales de los 90 he asistido siempre al Bernabéu y como dices he visto pitar a jugadores, al equipo y lo que es peor tomarse a broma a algún jugador (el caso más notable el de Paco Gento en su primera temporada y algún otro) y creo la afición no es diferente del resto y que esto pasa en todos los campos.
      En cuanto a la incidencia de la prensa, no es posible saber lo que pasa por la cabeza del aficionado , pero en los años anteriores a la aparición , de la mano de cierto periodista, de este modelo de prensa, finales de los 70, también se pitaba a los jugadores.
      A mi no me parece esto tan dramático. En el deporte actual , y en especial en el futbol , el componente pasional es muy grande mientras que lo racional apenas existe ( si fuéramos racionales quien estaría 90' viendo a 22 tíos en calzoncillos corriendo tras una pelota) y hay personas que no pueden controlar las emociones.
      Y me llama la atención que en el otro lugar donde puedo ver las opiniones de madridistas, está pagina, he leído comentarios de gente que ahora está escandalizada por el tema Bale, y que sin embargo en otros casos ( Casillas, Benzema, Isco, Marcelo) se han despachado a gusto y que de estar en el estadio estoy seguro que les hubieran silbado sin ningun pudor.
      Me parece que a este tema se le está dando una importancia que no tiene.

      1. Es que también depende de la causa por las que se les piten, porque en los casos que comentas puede que también fueran injustos en algunas ocasiones, pero desde luego por lo que se le está pitando a Bale, te digo desde ya, que a mí, y a muchísimos madridistas nos parece de lo más injusto e instigado por la prensa. Es un pitido borreguil, si se me permite la expresión.

  5. Interesante, también, esta aportación. Son datos a considerar. Muy bueno el trabajo desarrollado por la Galerna a través de sus articulistas. Un servidor ya expuso su opinión en el artículo de Matamoros. Hay que reconocer que la exigencia y el huir de la auto-complacencia/indulgencia combaten o palían cierta tendencia acomodaticia por parte de los futbolistas blancos.

  6. Parece que nadie se da cuenta, o que nadie quiere darse cuenta, de que la leyenda de la bandera no se refiere en ningún momento al Real Madrid. La bandera dice: Wales. Golf. Madrid. No "Real Madrid" , o simplemente "Real", que es como se refieren al Real Madrid fuera de España. Lo de referirse al Madrid así, "el Madrid", sólo lo hacemos en España.

    Periodista deportivo: tienes que ser muy mentecato para no darte cuenta de que los compañeros de selección de Bale, que no el mismo Bale, se mofan de ti con esa bandera, y no del Real Madrid; y si sí te das cuenta, tienes que ser muy necio como para tomar a la gente por imbécil.

  7. Si Bale hubiera querido mofarse del Real Madrid, como pretende la canallesca, habría encargado él personalmente la bandera, y habría puesto cuidado de que dijera claramente "Real Madrid". Así que ya está bien de tanta chorrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Es posible que no se haya traducido correctamente o que algunos no quieran entender.Desde el primer momento,mi opinión bien me conocéis,es ésta:si podemos ayudar a trabajadores y áreas en el Club veo lógico renunciar a parte de nuestro salario,algo que se ha podido comprobar hoy.

Era maravilloso. Y qué ovación cuando todavía el Manchester United era todavía un gigante. https://twitter.com/lagalerna_/status/1247944743545376770

Álvaro Benito: "Hay que animar a Vinicius a que se equivoque" https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/alvaro-benito-la-galerna/ vía @lagalerna_

Buena entrevista @Ramon_AlvarezMM y @delasherasmario

Mejor explicado imposible. El porqué de que Hierro fuera casi pichichi ese año está en el planteamiento de Radomir. https://twitter.com/lagalerna_/status/1247451367154888704

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram