Las mejores firmas madridistas del planeta

¿James?

Escrito por: Mario De Las Heras4 agosto, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No recuerdo un jugador estrella que saliese del Madrid y luego volviera. Y no hablo de los canteranos o de los fichajes jóvenes que se van de Erasmus y luego triunfan con su camiseta blanca. Esos jugadores, esos futbolistas consolidados que han preferido irse de Chamartín, siempre se han ido para no volver. Es como si no pudiera uno marcharse del Madrid con intención de conocer mundo y luego regresar. El Madrid pasa una vez. Dejarlo seguir es casi una afrenta que se ha cobrado históricamente natural venganza.

Según escribo me he acordado de Martín Vázquez. A Martín Vázquez se lo llevaron las sirenas del Torino (con billetes prendidos entre sus abalorios) y luego terminó regresando. Eran otros tiempos y era un chico de la casa que volvió casi arrepentido de común acuerdo. Tuvo suerte. James es un caso parecido y diferente al mismo tiempo. A James se le cedió mayormente porque no había espacio en el equipo de Zidane para que se empleara su talento.

Era un desperdicio. Yo creo que no era Isco, ni Lucas, ni Bale ni ninguno de todos esos de los que se hablaba quienes ocupaban el espacio de esa virguería sino Cristiano. Eran los rayos de Cristiano los que alcanzaban, y ese sol el que influía a todo el sistema, derritiendo algunas botas de oro. Ahora esa estrella no está y, una vez acabado el llanto y demás extrañas sensaciones por su huida, se puede mirar a ese territorio despejado (despejado de goles, también) y comenzar a repoblarlo.

James ocuparía esa tierra (no el lugar exacto, entiéndase) y allí cultivaría sus dones para ser casi el primer exmadridista estelar que vuelve para triunfar como un canterano. ¡Pero si incluso lo llamábamos, lo llamamos, Jamesito! James tiene la oportunidad de ser mejor que el James del primer año. Y el Madrid tiene la oportunidad de traerse a un James más maduro y más libre. Un joven veterano que, ¿por qué no?, podría ser la nueva estrella impensada del equipo.

Me consta que a él le gustaría volver. Pienso que sabe que ahora todos van a ser igual de importantes. O casi. Pienso que sabe que puede hacer cosas sin las restricciones de antes. No hay sol en este nuevo sistema madridista, pero sí candidatos para brillar. Ser el referente del Real Madrid es ahora mismo una posibilidad única para un puñado de jugadores que están y que están por venir, y sin duda uno de ellos es James Rodríguez.

El coste de su vuelta, además, hace casi impepinable (para un servidor, independientemente de los múltiples factores que desconoce) que esta se haga efectiva en el panorama actual, una cantidad (unos cuarenta millones) mucho menor que las cifras que se manejan sobre todos los demás posibles fichajes. A mí me gustaría volver a ver esa zurda preciosa (es mucho más que esa zurda y no sólo en lo deportivo) en el Bernabéu. Y casi es como si lo pidiera el paisaje. James es como las amapolas en un cuadro de Monet, o como el rostro del famoso en un tríptico de Warhol. A James ahora mismo no hay que subastarlo.

 

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

20 comentarios en: ¿James?