Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El marcaje de la CRM a Mendy

El marcaje de la CRM a Mendy

Escrito por: Pepe Kollins10 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Tras el partido contra el Valencia alerté de la insistencia con la que los tres comentaristas de Movistar habían criticado a Mendy. No se trató simplemente de una opinión aislada hacia el jugador sino de un férreo marcaje al hombre al que se le sometió mientras el francés permaneció en el terreno de juego. Hasta cuando el lateral estuvo bien, en la retransmisión se colaron comentarios del estilo “que pena qué en ataque no dé una”.

Todo podría haber quedado en el simple partidismo al que nos tienen acostumbrados Carlos Martínez, Robinson y Maldini – la famosa CRM - si no fuera porque, como pude probar, su mensaje había calado entre parte de la afición que luego, en redes sociales, cargaron contra el jugador madridista. Una vez más, objetivo cumplido.

Precisamente Mendy, qué casualidad, ha sido uno de los dos jugadores que han posibilitado que Zidane pueda imponer una propuesta de juego diferente que ha dotado no solo de una enorme solidez al equipo sino también de una intensidad ofensiva que hace tiempo no recordábamos. Efectivamente, estoy afirmando que Mendy no solo es un seguro defensivo, sino que mejora ofensivamente a todo el conjunto. Él y Fede Valverde son la razón por la cual la línea defensiva – y con ella todo el bloque - adelanta 25 metros su posición hasta casi la medular. Gracias a ello el equipo puede ejercer una presión adelantada casi 90 minutos, como pudimos comprobar en el Camp Nou. El equipo se atreve a venirse arriba porque tanto el uruguayo como el francés dotan de una gran impermeabilidad al sistema defensivo, sellando sus zonas de acción, pero también y, sobre todo, porque sus compañeros han podido comprobar como hasta en el caso de que el equipo rival logré filtrar un contrataque, la velocidad de retorno del uruguayo y el francés están garantizadas.

Con Ferland y Fede el equipo juega más adelantado, recupera más arriba y por tanto tiene opción de generar peligro sostenidamente. Que Mendy no haya estado acertado en los centros no significa, por tanto, que no tenga influencia positiva en el ataque. La tiene y mucha, globalmente. Pero, por otro lado, tampoco es necesario atribuirle una presunta incapacidad a la hora de asistir, sin ir más lejos, el primer gol en Getafe fue un centro suyo. Además, en el partido de anteayer la CRM insistió en su presunta incapacidad de pase en general, cosa que no es cierta. Una cosa es que Mendy no sea Cafú centrando – circunstancia perfectamente mejorable con entreno - y otra que sea un lateral que sea impreciso en el pase, cosa que es rotundamente falsa, por más que ayer no tuviera el día. Mendy tiene un porcentaje de acierto en el pase altísimo: un 85,7%, prácticamente, el mismo que Marcelo, que tiene un 86,5%, si bien es cierto que el brasileño acostumbra a arriesgar más y el francés tiende al pase de seguridad. Pero es un jugador que combina, mucho y bien, aunque le cueste más dar el pase final.

Que su mejor pierna sea la derecha – aunque es ambidiestro – explica su tendencia al pase lateral o a proyectarse hacia el área en vez de llegar a línea de cal y centrar, como hace Carvajal. Pero ese movimiento, que también frecuenta Marcelo, posibilita el arrastre del rival, despejando la banda para el extremo o interior. El año pasado marcó tres goles con el Olympique de Lyon, los mismos que promedia exactamente Marcelo en sus tres años en el equipo blanco. Aunque obviamente el brasileño es una máquina no solo de asistir sino también creando ventajas en ataque, en salida de balón y en la generación de juego en general. Otro dato curioso es que Mendy fue el jugador con mejor porcentaje de éxito en los regates de toda la Liga francesa - 105 regates de 164 intentados -, apartado, este sí, en el que supera a Marcelo esta temporada: 1,9 por 1 del brasileño.

El problema fundamental con Mendy radica en que tiene que ocupar una posición en la que han jugado, en los últimos 23 años, dos de los mejores laterales zurdos de la historia del fútbol. No podemos tomar como medida a Roberto Carlos y Marcelo porque no hay ningún lateral zurdo, hoy, en todo el mundo, que se acerque a la dimensión que han tenido estos dos jugadores. Pero es que, además, Mendy es un futbolista distinto, de un perfil mucho más defensivo. Comentaba en un artículo Ramón Álvarez de Mon que todavía no hemos visto a Mendy ser superado por ningún rival atacante. Ni tan siquiera el día del 3-0 del PSG las embestidas de los parisinos vinieron por su lado. Y todo ello, teniendo que lidiar con jugadores de una gran talla, entre ellos, un tal Leo Messi.

Mendy no solo es rápido y potente, sino que tiene mucho oficio. Sabe qué tiene que hacer como defensa en todo momento. Si el Real Madrid es la formación que menos goles y ocasiones recibe en Liga es, en alguna medida, también culpa suya. Cuando el miércoles fue sustituido, el equipo, que hasta ese momento había contenido por completo al Valencia, comenzó a recibir ocasiones precisamente por la banda izquierda. No se trata de comparar a Mendy con Marcelo en términos históricos, sino en base a la repercusión, global, de ambos en el equipo, hoy. Que cada cual saque sus conclusiones.