Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Es Casemiro pero es Jovic

Es Casemiro pero es Jovic

Escrito por: Jesús Bengoechea19 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es relativamente habitual escuchar a futbolistas defendiendo ante la prensa a un compañero de equipo caído en desgracia ante la afición o los propios medios. Menos usual es ver a los protagonistas de este negocio hacerlo en el propio campo, con gestos ostensibles de reconocimiento a dicho compañero que resulten visibles para las cámaras, e incluso para cuantos aficionados presentes en el estadio sea posible.

En clave madridista, se me ocurren pocos ejemplos históricos, si bien esos pocos casos quedan impresos de manera indeleble en la retina. Veo a Arbeloa dirigiéndose al público del Bernabéu, siempre temible, para suplicar encarecidamente que cambiara su actitud hacia Benzema. El francés estaba más discutido que nunca y llevaba un partido negado de cara al gol, habiendo marrado ocasiones diáfanas que habían encabronado al llamado respetable. El 17, capitán en la sombra, pidió con gestos enormemente expresivos, desde el césped, paciencia y apoyo para el hombre que hoy constituye el principal valladar ofensivo de los blancos.

Recuerdo también a Van Nistelrooy levantando del verde la camiseta de Higuaín y blandiéndola frente a la grada en ademán de reivindicación del argentino. Había sufrido el Pipita numerosas muestras de escepticismo, por parte de los medios y la afición, desde su llegada en el mercado de invierno pocos meses antes. Es difícil olvidar aquel despectivo “Higualín que Ronaldo” que se empleó para compararlo con el brasileño en vena sarcástica. Pues bien. Higuaín acababa de marcar el gol decisivo en una de aquellas remontadas imposibles que desembocarían en la Liga de las remontadas (valga la redundancia) de Capello. Se había quitado la camiseta en una celebración descontrolada, y de manera instintiva el holandés la asió con furia, de cara al público, dando a entender que el delantero precisaba de su apoyo y que, sí lo tenía, era muy capaz de brindar muchas noches de gloria al Bernabéu. La Historia, a posteriori, no ha sido a mi juicio justa con Higuaín, primero porque participó decisivamente en aquellas Ligas de Capello, Schuster y Mourinho, y segundo precisamente porque Van Nistelrooy le bendijo. Todo lo que bendiga Van The Man es por definición digno de figurar en al altar, tal vez no en lo más alto del mismo, pero sí en el catálogo de legítimos objetos de afecto colectivo.

 

En la tradición de estos infrecuentes gestos de reivindicación de la labor de un compañero, vimos en el choque ante el Sevilla un gesto precioso de Casemiro, un gesto que le convierte en algo más que en el hombre que dominó de manera insultante el partido, como un adulto que se entretuviera con niños y tuviera incluso que subir al ataque para sellar el triunfo sobre las capacidades de un improbable delantero improvisado.

En el júbilo del primer gol, cuando el resto de jugadores se agolpaban sobre el brasileño para honrarlo de achuchones y manotazos, Casemiro quiso tener un detalle con Jovic, quien le había habilitado para marcar valiéndose de un taconazo pleno de técnica e instinto. Abrazado al serbio, cuando el tumulto celebratorio ya se disolvía, el centrocampista miró a la audiencia y señaló la cabeza de Jovic en ademán de reconocimiento. “No fui yo, fue él”, parecía querer decir con admirable modestia y compañerismo excepcional Casemiro, aunque todos sabemos que fueron los dos, que siempre son dos pero siempre son once, que es Casemiro descerrajando un partido memorable y afianzando la talla del mito (mucho más que solo un casi-mito), pero que también es Jovic asistiéndolo y convirtiéndose, pese al titubeante comienzo, pese a las pocos numerosas oportunidades disfrutadas, en la gran promesa del gol para el Real Madrid del futuro, un Madrid coral también en el aspecto goleador (doblete ayer de Casemiro como lo hubo hace algunos días de Varane), un Madrid que tiene en Casemiro a su líder de presente y futuro, un Madrid que no puede dejar de aplaudirle aunque también sea sensible a esa petición suya de que el aplauso se reparta, un Madrid que descansa sobre la solidez futbolística y moral de un hombre de fuste.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

13 comentarios en: Es Casemiro pero es Jovic

  1. Ayer todo la primera parte los 3 comentaristas poniéndole verde porque no aparecía (claro, no decían que no le llegaban balones), osea, sus compañeros estaban siendo incapaces de crear una jugada decente y la culpa era de Jovic según ellos, yo me preguntaba que era lo que no estaba haciendo y me quedé sin escuchar la respuesta de los 3 gurús de Movistar.

    Lo mismo con Rodrygo, a los jugadores de ataque hay que generarles oportunidades para encarar, conducir o acabar jugadas, lo que no puede ser es "criticar" a los delanteros/extremos por no aparecer cuando el problema viene de que no les llegan balones.

    Yo mientras vea que pelea los balones que le llegan por alto (que gana bastantes por cierto), que intenta ayudar a sacar el balón, y que cuando recibe en una posición prometedora toma una buena decisión me vale, los goles acabarán llegando.

    1. Suelo ver los partidos en Vomistar con el sonido de RMTV. Cuando no es posible, sólo con el sonido ambiente y, si tampoco es posible, sin sonido. Te lo aconsejo. Cualquier cosa antes que sufrir a las "trillizas" o a cualquier otro comentarista.
      Me pasa lo mismo con el baloncesto pero, aquí, sólo me queda la opción de verlo sin sonido. Y es por la que opto.

  2. Las trillizas son intoxicadoras del madridismo. Deberían patrocinarlas pipas Facundo. Tengo la fortuna de escuchar los comentarios en alemán (que no entiendo mucho, la verdad) y luego cuando entro aquí me entero de lo que dijeron. Lo curioso es los odios que se leen a muchos comentarios "críticos" coinciden exactamente con lo que estos tres han sembrado.

  3. Por cierto, el artículo espléndido. Casemiro me parece una persona ejemplar, debería ser el capitán del Madrid junto a Benzema. Le toca el papel más desagradecido, donde reparte y se lleva lo suyo, y siempre tiene una sonrisa en la cara. En ese sentido parece la prolongación del alma de Zidane en el campo. Por cierto, el año pasado, incluso algún articulista lo declaraba no apto para el Madrid. En el partido de ayer llegué a pensar en la posibilidad de probarlo de delantero centro (¿Unionistas?)

  4. Os aconsejo repasar las críticas periodisticas de Casemiro en sus primeros partidos con el RM, hace años. Lo mismo que con Curtois este año y ahora con Jovic. Afortunadamente el RM no está a cargo de los periolistos, ni hace mucho caso a lo que digamos los "entendidos".

  5. Un Madrid grande y exquisito es aquel en que todos los que componen el once aportan mucho;; cada cual lo suyo. No ha de ser lo mismo, lo importante es que se complementen.
    Casemiro es muy bueno sí; pero, no caigamos en el exceso de elogios. No caigamos en el error del endiosamiento.

  6. A veces sorprende los gestos de calidad en ataque que tiene Casemiro, que yo recuerde, en sus años mozos en Brasil destacó por su calidad como media punta, así que no se le habrá olvidado, aunque luego se reconvirtiera en centro defensivo. Calidad, compromiso, sacrificio y madridismo. De estos jugadores es de los que hay que tener.

  7. Son curiosos los avatares por los que transcurre la trayectoria de un futbolista. En su momento con 15-16 años era la figura indiscutible de las categorías inferiores de la selección brasileña. Luego, tuvo un parón en su evolución. Un retroceso. En la actualidad es un futbolista top. El tándem Casemiro-Valverde ofrece un alto rendimiento al equipo.

  8. Casemiro es un bendición. Por todo. Por lo que es, lo que aporta, calidad humana, calidad deportiva, compañerismo...Suerte el tenerlo con nosotros.

Responder a Juan A. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

"Ante la eventualidad de repetir la más dolorosa de todas las derrotas, los atléticos se replegaron. Los madridistas, en contra, siguieron deseando por encima del miedo...".

✍️ @fantantonio ha encontrado algo recordando la Undécima:

https://www.lagalerna.com/clattenburg-y-el-triunfo-de-la-voluntad/

"La gente no quiere comprar que un jugador que parece vivir fuera del Real Madrid termine siendo la viva imagen del Real Madrid." @Blayasensat sobre @GarethBale11

👉👉👉 https://bit.ly/3d5sPFz

"...hablar del Real Madrid me produce un EXTRAÑO PLACER, un cosquilleo parecido al del PRIMER BESO. Es algo desconocido, no se puede explicar. Y eso que NO SOY DEL REAL MADRID...". @Blayasensat

Quien lo diría, Albert, pero te comprendemos. 🙂

https://www.lagalerna.com/gareth-bale-y-la-nostalgia/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram