Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La envergadura del asunto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La envergadura del asunto

Escrito por: La Galerna30 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sabemos que tanto nuestra vocación global como la propia universalidad del Real Madrid genera galernautas a lo largo y ancho del globo. Es por ello que en este nuestro portanálisis de cada día lanzamos un mensaje de paz y tranquilidad desde la capital de España. Estamos bien. No se ha caído nada. La Puerta de Alcalá, mírala, sigue donde está. La Victoria Alada no ha dejado el Edificio Metrópolis y La Cibeles permanece donde siempre, rodeada de los de siempre,  sea el Banco de España, el Palacio Buenavista, sea el de Correos, hoy alcaldía, o el de Linares y su ectoplásmica Raimunda. Todo sigue en su sitio. Incluido el Bernabéu.

En definitiva la noticia es que ayer en Madrid padecimos un terremoto de magnitud 8 en la escala Richter y no se enteró ni el señor que vende barquillos en el Retiro. Un chasco. Vaya, ni siquiera se abrieron las puertas del Infierno, ni se asomó FloPer, por puro aburrimiento, a espantar moscas con el rabo. Resulta que dice Mundo Deportivo que las palabras de Piqué provocan un terremoto en Madrid y nos da la risa. La cuestión no versa de generar seísmos, Gerardo, sino de lucir una cara de mármol cárdeno de Montesclaros (Toledo), el mismo material en que fueron esculpidas La Cibeles y sus leones, con el Palacio de Linares a su espalda, fantasma.

El diario de Mascaró habla de terremotos e incendios, Madrid se quema, se quema Madrid, ya saben, excitado por la dimensión de la catástrofe capitalina que atribuye a las palabras del gurú Piqué. Unas palabras, tan poéticas en esencia, que han exigido a Mundo Deportivo la transcripción íntegra y literal de las palabras de Gerard para que el aficionado culé se las imprima y las musite cual catecismo. El palco, los hilos, el entramado del poder, el establishement madrileño, la mano que mece la cuna y los Yakuza.

Pongan voz de Gloria Sierra de Equipo de Investigación y les dará todo aún más miedo.

Tal es el evangelio azulgrana. De pastor a oveja. Y a balar con “B” de Barça.

Ambos diarios disparan al alimón contra el Real Madrid y su presidente haciendo suyo el dogma escupido por Piqué. Con los extensos antecedentes de todos ellos, capaces los tres de enfangar a la mismísima Cosa del Pantano, ya nada nos sorprende. Lo que resulta, si cabe, aún más inaudito es la reacción institucional del Mes que un Club cuyo presidente oficial, Bartomeu, ya oposita a ingresar en el Museo de Cera pero sin necesidad de que nadie le haga ninguna figura. Los que mandan en Can Barça son el president Piqué y Leonel Messi,  vicepresidente del Área Económica y de Renovaciones.

Según reflejan los diarios catalanes, el Barcelona apoya a su jugador sin reservas, proclama que no dice mentiras y que el club va por la verdad por delante. La verdad está ahí fuera, que decía Mulder a Scully o Scully a Mulder después de que fuera actor porno. Lo del Barcelona, como institución, en cualquier caso, efectivamente sí resulta pornográfico. Cardoner asiente a las palabras de Piqué y el Barça no cesa a Cardonel, que además dice hablar explícitamente en nombre del Barça. Se entiende así por la propiedad transitiva que el Barcelona asiente a las palabras de Piqué por boca de su vicepresidente, lo que a tenor de lo que manifestó el central supone firmar debajo de las siguientes aseveraciones:

  1. El Real Madrid utiliza su palco para "mover los hilos" del país de manera siniestra y haciendo presunto caso omiso de la legalidad y la moralidad (no como en el palco del Barça, donde algo así solo sucede en el 3% de casos).
  2. El Real Madrid, de forma más concreta, utiliza su palco como escenario e incluso como método de pago de prevaricaciones varias, con personas ligadas a la vida judicial vendiéndose por un canapé (no vemos por qué no habrían de hacerlo cuando los árbitros se venden por bolis y pins). En este sentido, el artículo con el que el abogado del Estado jefe de lo Penal Edmundo Bal, colchonero de pro, respondía a las inquietudes de Piqué (y con ellas las de Cardoner, y con ellas las del Barça) deja la insinuación en su preciso sitio.
  3. Cristiano Ronaldo es defraudador fiscal. Esa acusación se deriva directamente de las torpes palabras de Piqué cuando dice "... investigan a Neymar y Messi, pero no a Cristiano, cuando es lo mismo". Si acusa a Cristiano de lo mismo que Messi, acusa a Cristiano de aquello por lo que Messi ha sido condenado, es decir, de delito fiscal.

No sabemos si está clara la envergadura del asunto. Respaldando a Piqué, que dice "la verdad" según Cardoner, el Barcelona declara 1. , 2. y 3., en ese orden o en el que estiméis oportuno. Si el Madrid no quería lanzarse al fango querellándose contra un futbolista, y gracias al apoyo institucional del Barça a sus declaraciones, tiene ahora la ocasión de querellarse contra el propio Barça. Es más, gran parte del madridismo no lo va a entender si no se hace. Tanto el Real Madrid como Cristiano Ronaldo tienen aquí materia querellable hasta el aburrimiento.

Nos parece bien la portada de Marca, que apunta precisamente (aunque muy sutilmente) en esa dirección con lo de "El Barça le ríe las gracias". Es una pena, querido Marca, que te refieras al mismo Barça que eliminó, según tú, "apoteósicamente" al PSG. Eso sí que fue reirle la gracia al Barça de Aytekin (y a Aytekin).

Al menos Marca, pese a no h