Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El circo perfecto

El circo perfecto

Escrito por: Quillo Barrios9 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Barcelona volvió a ser claramente favorecido por el árbitro en una noche en la que los culés tenían pie y medio fuera de la Champions League. Neymar no fue expulsado, Mascherano cometió dos penaltis que quedaron sin señalar y Luis Suárez se tiró a la piscina en una acción que sí acabó con el balón en los once metros. Lo peor de todo es que el silencio de la prensa acompaña ya cada atraco del Barcelona como si todo fuera una organización perfecta. El circo no tiene ni una fisura.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

55 comentarios en: El circo perfecto

  1. Evidentemente, este circo no sería tal sin L'Ommertá culpable y cobarde de los medios de comunicación que, como en otras tantas ocasiones, decidieron hace silenzio stampa y que ayer "sólo se hable de fútbol".

    En el colmo de la indignidad profesional más tremenda, nadie tuvo los huevos de preguntar una sola pregunta a Luis Enrique ni a ninguno de los protagonistas sobre el escandaloso arbitraje del alemán de cuyo nombre ni quiero acordarme...

    Todo eran loas, felaciones por doquier, elogios a la legendaria actuación blaugrana, a la heroica gesta culé y en el colmo del paroxismo tuvimos que ver cómo mientras uno de los árbitros de cámara del barcelonismo mediático, Andújar Oliver, negaba por enésima vez que el patadón a Di María de Mascherano fuese penalti, el propio interesado, ese jugador con bula papal en el área, afirmaba a los cuatro vientos y con total descaro que claro que le había arreado una coz inmisericorde a su compatriota.

    Pero qué más da...Vivimos en un Matrix del que veo difícil salida. A menos que los grandes equipos europeos, hartos de ser víctimas del mismo ladrón -que encima queda impune- decidan salirse de este sistema corrupto y demencial, y de sus cómplices mediáticos, habrá que ir perdiendo toda esperanza.

    Lo de ayer ha superado todos los límites de lo imaginable. Deportivamente, porque este atraco ha dejado lo de Ovrebbo y Stamford Bridge en una secuela de Aterriza como Puedas. Pero sobre todo mediáticamente. Porque el daño que la indignidad de casi el 100% de los profesionales de la comunicación en España le ha hecho al periodismo, es sneicllamente, infinito.

    Salu2