Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Crónica del Manchester City, 0; Real Madrid, 0

Crónica del Manchester City, 0; Real Madrid, 0

Escrito por: Quillo Barrios26 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Una hora antes del partido me llegó el aviso de que no jugaba Cristiano Ronaldo. Estaba en la calle y me entraron ganas de meterme en un bar a olvidarlo todo. Las semifinales, ya de por sí difíciles, se convertían de repente en un camino sinuoso que amenazaba con sepultar mis ilusiones antes incluso del ansiado pitido inicial. Pasé al lado de un bar, noté cierto cosquilleo y supe que era por el Real Madrid.

Minutos después leí en Twitter que Lucas Vázquez era titular. Me alegré. Es verdad que Isco viene mostrando un buen tono y parece más implicado que nunca, pero el gallego se ha ganado la confianza y el cariño de un Zidane que no entiende de nombres a la hora de preparar un partido decisivo. Algo dentro de él le dijo que Lucas Vázquez era el ‘Plan B’, el gran tapado. Escuchó, aceptó y lo incluyó en el once. El 25 de abril de 2015, el extremo fue titular en un derbi catalán con la camiseta del Espanyol. Un año después, titular en las semifinales de la Champions. Se lo debe a él mismo.

Empezó a sonar el himno del Real Madrid en el Etihad y todos asumimos que ya no había vuelta atrás. La realización enfocó uno a uno los concentrados rostros de los futbolistas merengues. En juego, el pase a la soñada final y mantener intacto el peso de la historia. Sólo un club con la trayectoria del Real Madrid salta cada día al césped sabiendo que hay que cuidar el pasado.

El entusiasmo inicial del Manchester City y la pasión de su afición arrojaron una imagen distorsionada del partido. Parecía que los de Pellegrini arrollaban e intimidaban al Real Madrid, pero lo cierto es que el equipo español aguantó el arreón con serenidad. Sólo un puñado de fallos individuales generó dudas en un conjunto que no dejó que su rival disfrutase de ocasiones claras en toda la primera mitad.

Con el paso de los minutos quedó claro que el Manchester City desnuda todas sus carencias en cuanto el contrincante suma pases. Por desgracia, el Real Madrid se mostró impreciso durante la media hora inicial, no así en el último tramo, donde coleccionó acciones positivas gracias a su continuidad en la posesión. Modric y Kroos aparecieron y a las cabalgadas de Gareth Bale le acompañaba el temeroso silencio de la afición citizen. David Silva se marchó lesionado y Benzema respondió con un remate desviado. El descanso se plantó en el Etihad cuando mejores sensaciones tenía el Real Madrid.

City Bale

A la vuelta del descanso, las cámaras mostraron a Jesé. Benzema, lesionado, se había quedado en el banquillo. Dos piezas de la ‘BBC’ fuera y Gareth Bale una vez más teniendo que echarse el equipo a la espalda. Antes del minuto tres, el galés encaró a Otamendi, se fue de él por velocidad y cayó dentro del área. Era penalti, pero el colegiado no quiso saber nada. Se ha puesto de moda hacerle la zancadilla arbitral al Real Madrid en cada partido sin que pase nada.

Con 74 goles en la grada, Sergio Ramos estuvo a punto de presentarse puntual a su cita con la historia, pero cabeceó a las manos de Joe Hart. Se asustó el Manchester City y creció el Madrid, que bajó las revoluciones y empezó a dominar. El balón era merengue y las oportunidades, quitando una aislada de Agüero, también. Jesé estrelló un remate en el larguero, Modric mandó otro fuera y Bale, tras romper a su par, envió el balón pegado al palo derecho de Hart. Con el Etihad en estado de pánico, Otamendi derribó a Lucas Vázquez. Penalti que vieron todos menos el que lo tiene que ver.

El Madrid, excesivamente frágil mentalmente durante toda la temporada, decidió que esta no era la noche de venirse abajo con la llegada de los contratiempos. Se mantuvo firme y siguió descosiendo a un Manchester City en el que sus jugadores se miraban a los ojos pensando que el 0-0 estaba bien. En pleno baile, Casemiro y Pepe se encontraron con un gigantesco Hart.

Con el descuento asomando, Zidane sustituyó a Toni Kroos por Isco, que apenas gozó de tiempo para mostrar su virtudes. El pitido final fue un mal sabor de boca porque el Real Madrid se vuelve a España sin una victoria que mereció y con un Manchester City vivo que se pasó los últimos treinta minutos pidiendo la hora. El Bernabéu decidirá.

LAS NOTAS

Keylor Navas (7): Acertado las pocas veces que se acercó el City.

Carvajal (6’5): No sufrió demasiado en su banda, aunque no pudo permitirse el lujo de subir con asiduidad al ataque.

Pepe (8): Empezó con errores, pero acabó pletórico. Su segunda mitad fue espectacular.

Sergio Ramos (7): Al igual que Pepe, fue de menos a más y completó un encuentro notable.

Marcelo (5’5): Impreciso con el balón y dejando algunos errores en defensa.

Casemiro (7’5): Falló algunos pases fáciles, pero barrió siempre bien y supo imponerse en su zona.

Toni Kroos (6’5): Creció con el paso de los minutos, aunque se le notó el cansancio al final.

Modric (7’5): Sus últimos sesenta minutos fueron una maravilla para la vista.

Lucas Vázquez (7’5): Se dejó el alma y le demostró al mundo por qué merece los minutos que Zidane le está dando.

Gareth Bale (7’5): Empezó tímido, pero acabó metiendo en muchos problemas a un City que tuvo en Hart a su mejor defensa.

Benzema (5): Entró poco en juego y se lesionó otra vez. Fue sustituido al descanso.

Jesé (7): Vertical, dinámico y con chispa.

Isco (sc)