Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Barça-Eibar: el árbitro indicado

Barça-Eibar: el árbitro indicado

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon19 septiembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace apenas cuatro meses el destino de la Liga se iba a dirimir en una última jornada de infarto. Tras haber hecho pleno de victorias desde el gol de Messi, al Madrid le valía el empate ante un equipo que se encontraba claramente al alza: el Málaga. Por su parte el Barcelona recibía al Eibar, víctima que parecía propiciatoria para esa última jornada ya que no se jugaba absolutamente nada salvo un honor que quedó en lo más alto.

Mientras el Madrid encaraba pronto su partido, al Barcelona se le atragantaba el suyo. El Eibar llegó a contar con dos goles de ventaja (ambos tantos del nipón Inui). Una vez logró recortar la diferencia el Barcelona con gol en propia puerta de Juncá,  llegó la magia: Jordi Alba protagonizó una cómica caída en el área de la que sólo se puede culpabilizar a su pierna, al césped y la gravedad. Nadie vio penalti salvo el colegiado Hernández Hernández y un exaltado Gaspart que imaginamos que pediría expulsión para el jugador del Eibar más cercano al percance, a unos dos metros. Ni por esas empató el Barcelona ya que Messí falló.

Unos minutos después Suárez lograba el empate.  Con independencia del resultado de Málaga, ese resultado no le servía de nada a un Barcelona desesperado y volvió a aparecer la magia en forma de piscinazo escandaloso de Neymar que Hernández Hernández señaló como penalti: 3-2 y todo el pescado vendido.

Sólo la victoria del Madrid en Málaga evitó que ese escándalo arbitral tuviera consecuencias tangibles en el devenir de la liga. Un mal día en Málaga habría permitido revivir los infiernos de Tenerife. Historia negra del madridismo y del arbitraje español.

Sólo cinco jornadas después, en el comienzo del campeonato siguiente, el Eibar vuelve a visitar al Barcelona y el Comité de árbitros no ha encontrado un colegiado más apropiado para dirimir justicia en el partido que el mismísimo Hernández Hernández. Otra vez, sí. No es objeto de este artículo entrar a valorar la parcialidad o no de este colegiado. Puedo creer que esa última jornada de Liga tuviera un muy mal día y viera penaltis donde sólo había desfallecimientos repentinos. A veces esas cosas pasan y ustedes y yo también habremos tenido días aciagos en el trabajo. Bien es cierto que esas cosas suelen pasar más habitualmente en favor del club que apoyó a Villar en las elecciones de 2004 rompiendo la disciplina de voto de la Liga y obteniendo, en palabras de Godall, numerosos beneficios de ello, entre los mismos, un gran saldo arbitral, pero ahora no estamos en eso.

Estamos en que el Comité de Árbitros ni es justo ni hace el mínimo esfuerzo en parecerlo. Una mínima sensación de prudencia y sensibilidad les debería llevar a tomar la decisión de designar a cualquier árbitro diferente a Hernández Hernández para este partido. No por dudar de la integridad moral del colegiado sino porque los precedentes deberían invitar a huir de susceptibilidades arbitrales. Entiéndase la metáfora: la víctima acude de nuevo al lugar del crimen y allí nadie se ha preocupado ni siquiera por ocultar las pruebas del delito. No sólo la mujer del César no es honrada, sino que no se ocupa lo más mínimo en aparentar serlo.

No cabe más descaro.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

24 comentarios en: Barça-Eibar: el árbitro indicado

  1. Esto, además de la desvergüenza habitual, es un claro ejemplo de chulería del Comite; pongo al que me sale de los mismísimos y al que no le guste que le den.