Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Algo cambió en Cardiff

Algo cambió en Cardiff

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon22 agosto, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La enorme competitividad y competencia provocan que los ciclos futbolísticos, en la actualidad, cada vez vean su duración más reducida. Cuando un equipo logra una campaña excepcional suele ser investigado con pelos y señales por sus adversarios para hacerle frente al año siguiente. Los avances tecnológicos en este sentido son más que palpables, ya no existen secretos fuera del alcance de casi cualquier club que compita profesionalmente. Todo está a un click.

Lo lógico sería pensar que, tras conquistar tres de las últimas cuatro Champions, el Madrid estuviese frente al final de un ciclo. En cierta medida puede ser así, pero no porque se divise el fin sino porque se vislumbra el comienzo de un nuevo ciclo que amenaza con ser todavía más preponderante. La identidad de los campeones de Europa se caracterizaba por una absoluta determinación hacia la victoria. En Lisboa el Madrid ganó algo más que una Copa de Europa, recuperó la autoestima del mayor gigante del fútbol mundial y en el fútbol nada enseña más que la victoria, que el recuerdo reciente de cómo se gana.

En el fútbol nada enseña más que la victoria

Dado que la identidad era la determinación hacia la victoria y una competitividad absoluta en pos de obtenerla, al Madrid no le obsesionó nunca el estilo. El día D a la hora H uno sabía que los Modric, Kroos, Casemiro, Carvajal, Cristiano, etc, serían colosos en una nueva batalla europea con el pedigrí del que se sabe ganador de muchas batallas anteriores.

Esa despreocupación por el estilo hizo del Madrid un equipo muy complicado de calibrar para sus rivales. A menudo el Madrid encontraba la manera de adaptar el partido a lo que menos convenía a su rival. Una suerte de marcar la pauta sin marcarla, pura reactividad pero concienzudamente estudiada y llevada a cabo por los jugadores ideales para la misión.

Sin embargo, algo cambió en Cardiff. Durante esa segunda parte el Madrid pareció sentirse preparado para dejar de pensar en el rival y decirle al mundo que no hay equipo que se le pueda comparar. Lo vivido en esos cuarenta y cinco minutos apenas encuentra comparación en la historia del fútbol dado el especial y contexto de la situación. Simplemente todo se desató. El Madrid durante esos años ya había vivido partidos de dominio absoluto, pero aquello fue diferente. La sensación del que escribe es que desde ese momento el equipo ha adquirido el compromiso consigo mismo de ir en esa dirección. La calidad y juventud de la plantilla permiten mantener la apuesta. Jamás se juntó tanto talento, a nivel cuantitativo y cualitativo, con la misma camiseta. No por ello el Madrid dejará de tener mil caras diferentes, tantas como equipos competitivos puede componer Zidane con su plantilla; en ese sentido, ni el club ni su entrenador caerán en el pecado del dogma de situar al estilo por encima de todo.

Dada la situación de su máximo rival, el mayor peligro al que se enfrenta el Real es su propia superioridad. Por primera vez en mucho tiempo se enfrenta al elogio generalizado y ésta resulta una situación desconocida que tendrá que saber gestionar. Pese a la gran calidad que tiene el técnico francés en sus filas, la competitividad, el trabajo y el hambre deberán seguir siendo sus principales aliados. Que la plantilla lo olvidase podría ser fatal, sobre todo en Europa donde los petrodólares suponen toda una amenaza.

Parecerá exagerado, pero sí se puede decir que tras un ciclo enormemente ganador - el segundo mejor de su historia- el Madrid, sin solución de continuidad, empezó en Cardiff un nuevo ciclo en el que, como decía el otro día Abel Rojas, el reto ya no es sólo ganar, sino competir contra la historia, o lo que es lo mismo: ser inmortal.

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

6 comentarios en: Algo cambió en Cardiff

  1. Muy acertado artículo.

    Al RM nunca le han sentado bien los halagos y lisonjas, yo les temo más que a una nube, de hecho es lo que más temo respecto al Madrí. Eso y que lo jugadores se lo crean y piensen que los partidos se ganan sin bajar del autobús. Sin embargo confío mucho en ZZ en este aspecto. Crucemos los dedos.

  2. Muy buen análisis de lo que es el Madrid de los últimos años.
    Destacaría esta frase, por la importancia que podría tener en el futuro inmediato:
    "" Por primera vez en mucho tiempo se enfrenta al elogio generalizado y ésta resulta una situación desconocida que tendrá que saber gestionar. ""

    A pesar de los eternos "nubarrones", que siguen oscureciendo la labor del Real Madrid, la verdad es que se presenta un panorama periodístico inédito. Y habrá que saber valorar en su justa medida los halagos sinceros de los que pretendan una "relajación" por parte del club, para así volver a atacar al menor descuido...

  3. Algo cambió en Cardiff y algo, cuando he entrado hoy, ha cambiado aquí, al menos en el Menú superior. Las crónicas y los trabajos históricos van a desaparecer ¿? o van a entrar en otra sección ¿? Un saludo del tamaño del mar

      1. Gracias a Ud. una vez más... vaya susto que he pasado. Y es que la historia del Madrid me encanta y con ustedes descubro cosas nuevas cada 10 segundos jajajjajaa Por cierto, ya tienen ustedes un nuevo seguidor, que he enganchado a un colega de mi empresa a La Galerna y me ha dicho que le encanta. Un saludo del tamaño del mar.

  4. Desde la afición e incluso desde el equipo todavía no se es totalmente consciente de lo que se logró en Cardiff. Es más que una Champions League, es ganar 2 consecutivas, y 3 en 4 años...es absolutamente brutal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Hazard está aullando a la luna https://www.lagalerna.com/hazard-aulla-a-la-luna/ via @lagalerna_ Qué bien escribe @delasherasmario Y qué ganas de @hazardeden10

Estoy de acuerdo con lo que expone @Alvaro_varito, pero no termino de entender la fe de Zidane teniendo en plantilla gente como Vinicius y Rodrygo, por ejemplo. http://bit.ly/32fZuDF

Hay gente que no entiende que Zidane mantenga su confianza en Bale.

@Alvaro_varito reflexiona sobre ello y lanza una conclusión contundente.

http://bit.ly/32fZuDF

Yo nunca me atreví a soñar con ser como los buenos de verdad, porque esa gente es inalcanzable, un ideal https://www.lagalerna.com/cuando-los-ninos-sonaban-con-ser-marcelo/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram