Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Zidane ha vuelto, contadlo a vuestros hijos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Zidane ha vuelto, contadlo a vuestros hijos

Escrito por: La Galerna12 marzo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. ¿Qué tiene el Real Madrid para hacernos pasar del sueño a la pesadilla, y de esta última de vuelta al sueño en cuestión de horas? A través de un giro inesperado de los acontecimientos, que hacen a Florentino reverdecer laureles como el Conseguidor de nuestras vidas blancas, Zidane vuelve a hacerse cargo del equipo de la noche a la mañana para espantar nuestros miedos y traer consigo la perspectiva de la concordia y el éxito en un vestuario roto y en un madridismo sociológico dividido por la confusión y por la frustrante marcha de los acontecimientos.

Es, como lo llama Nacho Faerna, el Segundo Advenimiento.

Es el mito renacido tomando las riendas de la cuádriga para exasperación de los plebeyos, que gimen angustiados al paso de sus ruedas y tornan, de súbito, en muestras de respeto sus chanzas impías.

Es la apariencia benigna bajo la que se esconde el azote de tanto anti que hoy ve de pronto reanimado al enemigo que creía muerto y que inopinadamente le quita el foco (¿dónde queda el Atleti en estas portadas?, ¿dónde el Barça, arrastrado a la cuneta de sus propias primeras planas con un giro de muñeca de Florentino el prestidigitador?). El Madrid no ha vuelto a ganar la Champions pero es como si así fuera porque el aire lo anuncia.

Es la figura benigna cuya presencia,no obstante, inspira pavor a los adversarios. Es el ángel exterminador. Hay algo sobrenatural en su ubicuidad, en su belleza, en su silencio. Es Clint Eastwood en El jinete pálido. Es (lo decía Ángel del Riego en twitter) el mismísimo Dr.Manhattan de los Watchmen, idéntico cráneo rapado y esa omnipotencia melancólica para pasear por la superficie solar de este sol o de otros soles.

Y apareció ante la prensa, con su porte inmensamente distinguido y sus mensajes escuetos que sin embargo lo dicen todo. Apareció tal como lo describió Luis Alberto de Cuenca en estas mismas páginas:

"Tiene esa figura arcaica, como de cónsul romano. Y una cara que podría ser la de Jugurta, rey de los númidas. En el sitio de Numancia anduvo Jugurta con Escipión. Luego se pelearían, pero fueron aliados en la meseta soriana, así que tiene sentido esto de que Zidane parezca un poco romano y un poco númida".

Y Zidane habló. Y Zidane los mató suavemente con su canción. "No podía decir que no". "Quiero mucho al presidente y a este club". "Quiero poner a este club donde tiene que estar". "Cosas vamos a cambiar". "Sí, te equivocas".

Regocijaos, madridistas.

Zidane ha vuelto. Contadlo a vuestros hijos.