Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Toni Kroos y la sensatez frente a la intolerancia

Toni Kroos y la sensatez frente a la intolerancia

VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Toni Kroos es uno de esos jugadores con los que ciertos clubs son bendecidos una vez cada varios lustros. No cabe ninguna duda de que ya forma parte de los mejores y más esenciales jugadores de toda la Historia del Real Madrid. Además de sus cualidades futbolísticas, Kroos es una persona coherente con su solidez futbolística. De pequeño se cayó en una olla exprés alemana llena de sensatez y mediante el ejemplo y sin aspavientos, va suministrando dosis exactas en cada ámbito de su vida; comparte su labor de viga maestra en el Real Madrid con la ayuda que presta su fundación a niños enfermos y terminales.

En una entrevista concedida a la revista GQ alemana, ha declarado sobre la homosexualidad que su sentido común le dice que todo el mundo debería poder vivir su condición en libertad, algo que, a estas alturas de la vida, parece obvio. Pero no teme reconocer sus dudas a la hora de recomendar a un futbolista en activo que salga del armario. Y sus dudas no están motivadas por el hecho en sí de reconocer la condición sexual, que es un derecho fundamental, sino porque una cosa es lo ideal y otra la realidad, y él sabe que aún hoy, quien se atreva a dar el paso tendría que lidiar con el acoso de las aficiones contrarias. De las aficiones contrarias y de la afición propia, sin duda. Y Kroos entiende que esta situación no ayuda.

El fútbol cumple un papel fundamental en la despresurización vital de parte de la sociedad mundial. Si no les gusta el fútbol, pueden cambiarlo por otra afición conectada más con el instinto que con la razón, pero que gracias a la desconexión y evasión que produce, ayuda a que el raciocinio funcione mejor, del mismo modo que el sueño es lo opuesto a la vigilia, pero sin él, ésta no sería viable. La condición de hincha de un equipo es como el grupo sanguíneo, imposible de modificar.

Esta cualidad intuitiva del fútbol conlleva que no sea difícil encontrar una cantidad de individuos que extremen la parte liberadora que supone asistir a un partido de fútbol y la confundan con la expulsión verbal —cuando no física— a alto volumen de sus prejuicios para aliviar su propia frustración. Desde mediados del siglo pasado, se ha avanzado en asuntos sociales más que en cualquier otro periodo histórico, pero aún resta camino por recorrer y, por desgracia, queda una parte de las aficiones —en mi opinión minoritaria, por fortuna— que aún no ha aceptado la evolución y muestran dificultades para respetar opiniones y condiciones diferentes a la suya. A este hecho se refiere Kroos y este es el motivo que le lleva a manifestar sus dudas respecto a la idoneidad de que un futbolista en activo reconozca una condición sexual distinta de la heterosexualidad. Aunque no duda que también recibiría mucho apoyo y en algún momento se tiene que dar el paso. Es decir, las declaraciones de Toni Kroos son honestas y realistas, al igual que su juego y su vida fuera del fútbol.

Una prueba de que las palabras de Kroos son acertadas es la situación vivida por Damaris Egurrola, jugadora del Athletic que, tras una etapa en el club vasco, ha anunciado su marcha del equipo mediante un comunicado impecable, respetuoso y agradecido. La respuesta obtenida por parte de su afición, que no entienden la libertad de una persona para decidir su futuro, ha sido una ristra de insultos agravados por el hecho de que el probable destino de la centrocampista internacional sea el Real Madrid, que en esto de cargar con responsabilidades inexistentes es como el Consorcio de Compensación de Seguros.

Disfrutemos del resto de la carrera futbolística de Toni Kroos y agradezcamos su sensatez y la bondad que demuestra fuera de los campos de fútbol.

 

8 comentarios en: Toni Kroos y la sensatez frente a la intolerancia