Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Al bolo invernal con lo puesto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Al bolo invernal con lo puesto

Escrito por: La Galerna7 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Mañana arranca la Supercopa de España 'Made in Rubiales', que no es otra que un torneo que se debería disputar en agosto a doble partido y que finalmente se jugará en enero con cuatro equipos en Arabia Saudí. El dinero es lo más importante, queridos galernautas.

Lo cierto es que el formato no tiene mala pinta. Si se le da una vuelta, se pone en fechas mejor escogidas -en enero los equipos ya priorizan entre Liga y Champions- y no se lleva a tomar vientos del lugar en el que realmente se tendría que disputar, la Supercopa ganaría adeptos, que viene a ser todo lo contrario a lo que está sucediendo, y mira que el cartel es atractivo e, incluso, podría haber un Clásico en la gran final.

Vemos en la prensa madrileña que Zidane se deja en casa a Bale y Benzema. El galés tiene una infección respiratoria y su compañero padece una pequeña lesión por culpa de un golpe. Si en vez de un bolo invernal tuviéramos en el horizonte un partido liguero de alto voltaje, seguramente ambos estarían disponibles, pero Zizou sabe que lo importante no está en Arabia Saudí, y menos en una temporada en la que, por fin, podemos luchar por la Liga y en la que dentro de mes y medio nos mediremos a Guardiola en la competición que todos quieren ganar.

En Barcelona también le dan un par de vueltas a la Supercopa, aunque aquí han decidido que el 'Culebrón Neymar 2020' va a arrancar ya mismo. Y es que, Antoine Griezmann, nombrado ayudante de la dirección deportiva, ha decidido, sin decírselo a nadie ni comentarlo en sala de prensa, que Neymar sí, que no hay miedo, que él seguirá cenando en la mesa de los mayores.

Nos encantan este tipo de noticias en las que nadie dice nada, pero 'Mundo Deportivo' te hace ver que sí sin ninguna prueba más allá de la contundencia de una primera página. Imaginamos a Bartomeu descolgando el teléfono y diciendo al que corresponda que vaya con todo a por Neymar porque a Griezmann le parece bien y no hay más que hablar.

Así las cosas, apetece más hablar de todo menos de la Supercopa de Rubiales. Al menos de momento. Mañana, cuando salten Real Madrid y Valencia al césped, que nadie dude que los que estén harán todo lo (im)posible por ganar y luchar por el título. Para el club blanco no hay amistosos.