Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Sospecha

Escrito por: La Galerna13 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ya sabéis que hay mañanas en que las portadas propiamente dichas no nos inspiran demasiado, ya sea porque son más sosas que otro poco, ya porque nos distrae una pandemia de alcance universal, o por una combinación de ambos factores.

En esos casos, solemos mirar en busca de ideas en el propio interior de los rotativos cuyas portadas solemos comentar en esta bendita sección. Y hete aquí que en Mundo Deportivo hemos topado con un titular que nos ha fascinado.

Parece que el Barça “sospecha” ofertas por su jugador Arthur. Nos preguntamos afanosamente, y mucho nos gustaría que nos acompañarais en esta inquietud, cómo se “sospecha” una oferta, muy especialmente una oferta por Arthur, si se nos permite. El tema tenía intrigadísimo a Fred Gwynne en la última hora del chat de WhatsApp de La Galerna, chat en el que por cierto de momento no se ha impuesto restricción gubernamental alguna y sigue registrando toda suerte de comentarios elogiosos sobre Juanma Castaño y Ernest Folch.

Las ofertas se tienen o no se tienen, no se sospechan. Sucede con ellas como con los goles según Di Stéfano, que se marcan o no se marcan, pero no se merecen. Sospechar una oferta por Arthur se nos antoja cosa poco menos que esotérica y de escaso calado práctico, por así decirlo, máxime cuando el brasileño “es intransferible”. Nosotros sospechamos, por nuestra parte, que esta noticia va a tener un recorrido similar al de esos cohetes de feria que no llegan a inquietar la casa del cura. Es una noticia con una pinta de gatillazo así como de pandemia universal, y no es precisamente un gatillazo en el que sea creíble lo de “de verdad, querido lector, te juro que es la primera vez”. Sospechamos que no, Mundo Deportivo. Sospechamos que no es la primera vez.

Tampoco es descartable que el diario del Conde de Godó, grande de España, conozca mejor que nosotros el proceloso mundo de los fichajes y que en dicho mundo las ofertas ni se estimen ni se desestimen sino que únicamente se sospechen, como nos enseñaban en el cole que pasa con la energía y su eventual creación o destrucción. Ignoramos por lo demás la intensidad de la sospecha. Precisaríamos saber, por ejemplo, si en la junta directiva culé se sospecha de una posible oferta por Arthur con el mismo grado de certeza con que Emili Rousaud sospecha que alguien de esa misma junta directiva ha metido “la mano en la caja.” Emili Rousaud es por supuesto ese directivo tan afín a Bartomeu que todo el mundo pensaba en él como el delfín (el delfín afín), y que luego ha terminado dimitiendo y acusando a Barto de cosas tan graves que conducir al Barça a la quiebra sería la menos seria de todas. Por cierto, el Barça de Bartomeu sería el Barçatomeu, y no comprendemos cómo en La Galerna nos ha costado el hallazgo casi cinco años.

Otro hallazgo es que Rousaud es nombre propio que se parece acojonantemente a Rousseau. Uno es Emili y el otro era Jean-Jacques, pero una de las obras cruciales del pensamiento del intelectual de la ilustración se llama “Emile o de la educación”, que es otro hallazgo que nos deja ahora mismo pestañeando de incredulidad. Se trata de la obra que contiene la célebre frase del filósofo: “el hombre es bueno por naturaleza”. Es lo que pensaba Rousseau pero nada indica que sea lo que piensa Rousaud, no al menos en lo que respecta a Bartomeu, de quien el delfín afín sospecha cosas muy feas. Emili Rousaud versus Rousseau y su Emile.

Suspicious minds, amigos. Qué clasicazo de Elvis Presley, madridista sin duda, Mario, que ya lo demostrarás, que sí. Hay que ver lo herido que (en la canción) se mostraba Elvis por las dudas sobre su fidelidad que albergaba su pareja. Rakitic está despechado también, se le nota en la portada del propio Mundo Deportivo a la que se asoma como muy repeinado o algo. Bien por Iván. Peinarse en el confinamiento es algo que exige un esfuerzo. En cambio, nos da la sensación de que está en pijama, y en una foto inferior posa junto a una distinguida dama (entendemos que su bella esposa), ambos en bata o en lo que parece ser una bata. Ahí ya mal. Bien por lo repeinado, mal por el olor a cerrado que exhala la primera plana de Mundo Deportivo, a la que no le vendría mal una ventana abierta, casi como al parecer le sucede a la realidad financiera del Barçatomeu.

Ventila un poco, Iván, que llevas ahí metido un mes, hombre De Dios. Y luego ya sí, luego decides tu futuro y posas con tu mujer en albornoz. Eso sí, la próxima vez nos avisas antes si no te importa. La pregunta es simple: si sin confinamiento nunca posaríamos en bata, a qué viene hacerlo con confinamiento. La clase se tiene o no se tiene, eso es así, como parece dudoso el que la tenga Sport. Hablar de fichajes multimillonarios cuando tienes un ERTE en todo lo alto no parece de buen gusto, lo tenemos muy dicho y nadie nos hace caso. Nos rendimos ya, qué queréis que os digamos.

Su prensa trata de ocultarlo con estas cortinas de humo pero este es el Barça de la ruina financiera, los ERTEs a discreción y las acusaciones de corrupción que Rousaud le trae a Barto como el vaso de leche caliente y envenenada que Cary Grant sube a Joan Fontaine en Sospecha.

La prensa deportiva madrileña, por su parte, viene también con fichajes, lo cual es (nos consta) lo último de lo último en las mentes de la clase dirigente madridista, donde por fortuna no hay Rousauds ni Bartos sino gente que se viste por los pies. Por mucho que As y Marca quieran, en el Madrid no se piensa en fichajes en esta hora de extrema tribulación. “Se busca un clon de Casemiro”, dice As. Pero señores. De sobra sabemos que Casemiro no hay más que uno.

Si podéis, pasad un buen día. Si no, ánimo.