Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
La profecía autocumplida

La profecía autocumplida

Escrito por: Antonio Escohotado13 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Al saber que Lopetegui fichaba por el Madrid, como me contó ayer la parienta, seguí con mis cosas hasta la hora de dormir, cuando picado por la curiosidad consulté prensa deportiva catalana y el As. Como me esperaba, abundaban cuestiones tan inteligentes como si podría un simple mortal tomar en cuenta lo bueno para la selección, al tener ya en mente otro grupo que entrenaría más adelante. A tareas parejamente sobrehumanas somete el despótico Madrit, seguí leyendo, aunque entre murmullos cada vez más airados se manifestasen los componentes no madridistas de la Roja, sospechando que ya no habrá equidad sino favoritismo.

Relaño añadió verbos como “avasallar” a un “me sentí profundamente indignado”, y El Mundo de hoy pone en duda que la “irresponsable” conducta de Florentino desemboque en cosa distinta de la humillante derrota ante Holanda. En estas estábamos, rumiando hasta qué punto la Selección se vería “desconcentrada” por la noticia, cuando Rubiales –el nuevo presidente- decidió tomar por el camino más valiente, y convertir la potencial desconcentración en irreversible decapitación. Ahora que se las arreglen solos, y que se fastidie el público, porque el feo hecho a su ínclita persona no merece otra respuesta.

Pues muy bien. Nos quedaremos sin saber cómo se habría desempeñado la Roja teniendo un seleccionador, como el resto de los equipos, y la culpa es del avasallador Madrit. Pero no hay mal que por bien no venga, y el incidente nos lega dos certezas. Una es cómo se las gasta el señor Rubiales, digno heredero del sempiterno Villar. La otra es el mecanismo que permite cumplir vaticinios dudosos. El gran incendio de Londres de 1666 lo inició un adivino persa, que se tomó el trabajo de prender los dos primeros almacenes portuarios; y los 30.000 muertos del año pasado en Méjico por guerrear contra La droga partieron de la ley Seca y la ley Harrison (ambas de 1914), en cuyo Preámbulo leemos que “sin alcoholes, cocaína y opio todos los niños y mujeres volverán a sonreír”. Aquí el preámbulo ha sido un cese, pero el asunto es el mismo: conseguir que algo deseado se cumpla, sea como fuere.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

10 comentarios en: La profecía autocumplida

  1. Prensa española: "Julen Lopetequi no puede seguir al frente de la selección española porque el ambiente será irrespirable y se pondrán en tela de juicio todas sus decisiones. Se le preguntará continuamente por los jugadores del Real Madrid y se cuestionará cualquier cambio o alineación que protagonice un jugador del Real Madrid, se dirá que no está pensando en el equipo nacional sino en su futuro club... y todo eso lo haremos nosotros, la prensa española. Y además lo haremos en defensa de la selección española, de cuyos intereses somos celosos guardianes"

    ¿Es o no es maravilloso?