Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Pray for Piqué

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Pray for Piqué

Escrito por: La Galerna5 febrero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ayer, en Cornellá, Gerard Piqué marcó un gol y lo celebró mandando callar a la afición del Espanyol. Es un gesto muchas veces visto en un terreno de juego y no teníamos pensado darle mayor recorrido, pero lo ocurrido después bien merece una pequeña reflexión, básicamente porque Piqué, un pobre mártir, no sólo no se arrepintió del gesto o intentó restarle importancia, sino que se mostró orgulloso y hasta buscó un argumento que le diera la razón. No lo encontró, ya que el "y tu más" es tan infantil como vacío. El problema es que periodistas y medios en general se encargaron, una vez más, de darle una palmadita en la espalda. Es buen chaval. Todo sin maldad. Dejadle en paz. Pray for Piqué.

Rubén Martín, narrador de partidos de la 'Cadena Cope', justificó el gesto de Piqué utilizando a Raúl González y Diego Costa. No dijo que el culé hiciera mal, tampoco criticó que luego no se disculpase. Su reacción fue entrar en una comparación absurda para luego pedir que nos pongamos la bufanda en el cuello, no en los ojos. Dentro del tweet, como vemos, aparece la figura de Raúl, un jugador extremadamente deportivo, que nunca tuvo un problema con hinchadas rivales -Piqué con las de Espanyol y Real Madrid tiene un serial- y que jamás se vanaglorió de esa celebración.

Ernest Folch, en 'Sport', echó la culpa a los que insultan en los estadios, como si esto de Piqué no viniera de lejos. Qué duda cabe que la afición del Espanyol se equivocó cayendo en el insulto, pero es de necios negar que todo nació en ese desprecio del propio Piqué al club perico. Suponemos que, cuando enseñó la mano tras un 5-0 en un Clásico o el día que se mofó de Arbeloa, también fue culpa de los insultos. La culpa nunca es suya, sino del empedrado o vaya usted a saber qué. Pray for Piqué one more time.

También Mascaró salió a aplaudir el gesto de Piqué. Habla de "venganza total" con un orgullo que asusta. En ningún momento pide que se templen los ánimos o que lo de ayer sea el último capítulo de un enfrentamiento muy feo. Al contrario. Luego dirán que hay campaña contra el internacional español.

Yendo ya a las portadas del día, nadie se atreve a denunciar las malas artes del futbolista del Barcelona. Ni siquiera 'Marca', tan dada a dar lecciones morales, critica lo sucedido. Simplemente utiliza lo ocurrido para hacer un juego de palabras y armar así una portada fácil de vender. Pero nada más.

En 'La Ouija Today', por ejemplo, es más noticioso que Cristiano cumpla unos "amargos" 33 años que ver a Piqué enfrentarse a toda una afición después de intentar humillarla con declaraciones tan desafortunadas como poco reprochadas por parte del periodismo español.

En Barcelona, mientras tanto, queda cada vez más claro que 'Sport' y 'Mundo Deportivo' son medios culés, no catalanes. El Espanyol importa entre poco y nada allí. Es una guerra perdida para esa maravillosa minoría cuyo único error en los últimos años fue aquel 'Tamudazo' que cambió la manera de ser tratado mediáticamente en la Ciudad Condal. Vivirán eternamente castigados por ello.

Sea como fuere, desde aquí lo único que esperamos es que la guerra Espanyol-Piqué cese de una vez. Que acaben los insultos de unos y las