Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
No me quieras tanto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

No me quieras tanto

Escrito por: La Galerna2 agosto, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Desconocemos cómo sería la prensa deportiva en el siglo XIX alemán, e incluso si existía algo tan específico que pudiera llamarse así y asimilarse a lo que conocemos actualmente como tal. Es improbable, por tanto, que cuando Nietzsche acuñó el término del eterno retorno se refiriera a las portadas de los medios, y por pura cuestión espacio-temporal, es imposible que el filósofo tuviera en mente a Isco al elaborar tan alto concepto. Y, sin embargo, es sabido que no hay nociones filosóficas importantes que no puedan ser aplicadas más allá de la época en la que surgieron, porque, de algún modo, los pensadores más avezados son capaces de ver más allá de los límites que marcan sus propios contextos vivenciales.

Marca Portada 02.08.15Es Marca quien retorna hoy eternamente con el tema Isco. Y acaso decir "tema Isco" ya sea hacer concesiones y asumir las reglas que ha impuesto la prensa, que -a fuerza de no parar de retornar- nos va inoculando asuntos que se convierten en eternos cuando de hecho no estaban ahí -no llegarían a ser asuntos- sin la muy frecuente repetición que de ellos hace precisamente la prensa. Lo que viene siendo un círculo vicioso en toda regla, un mal truco, la pescadilla que se muerde la cola.

Y -lo diremos una vez más- no es que no nos alegremos del buen estado de forma de Isco, no es que no celebremos que el malagueño juegue si así lo merece, no es que no disfrutemos de su clase, o que no queramos al habilidoso mediapunta. Lo queremos, y mucho. Y aunque sea feo comparar grados de cariño, nos atrevemos a decir que queremos a Isco más que Marca, más que la prensa en general, aunque solo sea porque jamás lo utilizaremos como pretexto para no querer (o menospreciar) a otro jugador de la plantilla, a un compañero de Isco. Tampoco nos mueve nombrarlo a cada paso como arma arrojadiza contra cualquier entrenador o presidente del Madrid, y hasta tendríamos cierto pudor al nombrarlo con tanta frecuencia bajo el riesgo de que su sano empoderamiento se convierta en nociva altanería. Queremos tanto a Isco que lo dejamos en paz.

As Portada 02.08.15As, en cambio, no deja en paz a Casillas (ni a nosotros sin él). Tanto es su deseo de ensalzarlo, y a la sazón, de afear que el Madrid lo haya dejado marchar. Mucho nos tememos que cualquier nuevo acierto de Iker (y ojalá tenga muchos) va a ser utilizado como un siempre malsano "te lo dije" que Relaño estará encantado de escribir en su editorial, tal vez salivando más de lo acostumbrado. En consecuencia, la zona superior de la portada que As nos presenta hoy celebra con caracteres de buen tamaño la notable actuación de Casillas con el Oporto. No tenemos ningún problema con esta celebración, aunque sí nos llama la atención que un penalti de pretemporada (que además lanzó un jugador del Valencia al portero del Oporto) merezca un titular tan grande y elogioso. En cualquier caso, a veces el mejor motivo para convocar a los amigos a una fiesta es precisamente que no haya ningún motivo festivo. El arte por el arte, la fiesta por la fiesta y Casillas por Casillas. Así nos fue.

Por lo demás, dice As que Wenger quiere a Benzema, y nosotros estamos muy tranquilos, aunque solo sea porque a Wenger se le suele resistir todo lo que quiere si de fútbol hablamos, a no ser que no quiera ganar alguna vez algún título con el Arsenal, una hermanita de la Caridad en cuanto a exigencia deportiva, un caso extraño de paciencia y contento. Pero no seremos nosotros -que no somos més que un club- quienes digamos cómo tiene que gestionar nadie su propia casa.

Mundo Deportivo Portada 02.08.15Entendemos que ayer Mundo Deportivo se vaciara con su impagable top secret, y perdonamos por tanto que hoy su portada flojee. Anda Messi saltando para ponerse a tono, y ojalá algún día pudiéramos acceder al cajón de la redacción de MD donde se guardan -seguro que bajo llave- todas las fotos del argentino. Esa colección es su tesoro, y estamos seguros de que cada foto es más vigorosa que la anterior, más estética, más capaz de incitarnos al amor incondicional por el crack de Rosario. Pese a ello, pese a que la foto hoy escogida muestre el bello esfuerzo de un atleta (con perdón) por superar un osbtáculo, el principal mérito de Mundo Deportivo en esta edición está en el titular superior, donde puede leerse (más mal que bien) "Calcio-test". Pero no se confundan. La referencia del palabro es un partido que jugará hoy el Barcelona en Italia contra la Fiorentina, así que no hablamos aquí de ninguna prueba médica para medir los niveles de calcio de los jugadores, ni tampoco -mentes perversas- de ningún complemento alimenticio y/o medicinal que el cuerpo sanitario del club esté planteándose implementar, y menos para que Messi acabe superando con mayor brío el obstáculo antes reseñado.

Sport Portada 02.08.15No levanta cabeza Sport. Ya quisiéramos, pero nos cuesta sentir interés alguno por el catálogo de temas que trae hoy a su portada. Ni hasta la nueva derrota del Bayern de Pep en la Supercopa alemana nos alimenta un mínimo el espíritu. Será tal vez porque -en magistral jugada torcida- Sport subtitula esa noticia culpando a Xabi Alonso de la no consecución del título. En todo caso, nos tiene que reconocer el medio catalán que es difícil suscitar interés cuando su principal argumento se refiere a gente -seguro amabilísima y aseada- como Abdennou o Vertonghen (sí, hemos tardado treinta segundos en escribir sus nombres). Menos mal que Neymar será comunitario en enero, aunque no sabemos cómo le sentará la noticia a su padre, al Santos, a los fondos de inversión, al índice Nikkei, o la General Motors. Desde aquí pedimos rueda de prensa conjunta de Barto y Gay de Liébana.