Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Neymar y Vinicius en Hendaya

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Neymar y Vinicius en Hendaya

Escrito por: La Galerna25 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Debería ser obligatorio que, en vísperas de días como el de hoy, Sergio Ramos marcara un gol importante (perdón por el pleonasmo). Nos aseguraríamos así la genialidad prototípica en alguna de las primeras planas de la prensa patria: "Domingo de Ramos". Se da la circunstancia de que no sólo Sergio no marcó ayer sino que ni siquiera jugó (lo hizo anteayer, y de qué manera, ante Alemania), por lo que los cuatro jinetes del apocalipsis recurren a un batiburrillo de nombres propios poco consistente y de una enjundia manifiestamente mejorable.

No sabemos ni por cuál empezar, habida cuenta de la magnitud y el cuajo de todos y cada uno de estos irrepetibles frontispicios. ¿Por qué no comenzar con la Ouija, que fija, limpia y da esplendor a todas y cada una de nuestras mañanas con noticias de alcance planetario?

Sí, amigos. Desde el encuentro de Franco y Hitler en Hendaya, ninguna otra reunión al más alto o bajo (hola, Boadella) nivel había copado los medios de todo el planeta con más indubitable significación. Vinicius ha visitado a Neymar para darle ánimo en su recuperación. "Ya juegan juntos". ¿Qué emisario de mayor representatividad que Vinicius para dar por buena esta visita como un gesto oficial de bienvenida del Real Madrid al brasileño, gentilicio con el cual nos referimos a Neymar, y no está de más aclararlo pues la veteranía de ambos jugadores en las filas blancas rivaliza en solera y carisma?

Por si fuera poco refrendo, Ouija Daily destaca también que Puyol "no ve problema" a la llegada de Neymar al club blanco, lo cual por supuesto elimina los últimos escollos, si alguna vez los hubo. Si Puyol (¿Puyol?) da el visto bueno a esta contratación, lo que diga el jeque es ya irrelevante. Algunas cosas cuentan y otras dan igual, la vida es así, y menos mal que el diario de Relaño está ahí para hacernos distinguir de forma meridiana a cuál de las dos categorías pertenece cada hecho o declaración que nos rodea.

Portada de tintes cinematográficos por parte de Marca, que sustituye Madrid por París para evocar aquel clásico erótico de Bertolucci a cuenta del paso de Messi, con su selección y en amistoso, por la villa y corte. España jugará pasado mañana un atractivo amistoso contra Argentina en el que falta por saber quién aplicará la mantequilla a quién, y se juega en el estadio del Atleti, que por cierto concita una suerte de consenso solidario (nos hemos dado cuenta) para ser llamado Metropolitano y no Wanda, que es como se llama. Es (sí) un estadio llamado Wanda, como el pez de la tronchante película de Jamie Lee Curtis y Kevin Kline con 2/5 de Monty Python. En el Wanda, Metropolitano o no, va a jugar España contra Argentina aunque se diría que solo va a jugar contra Messi, si nos atenemos al peso que se da a la presencia de Leo en la capital. La capital se postra ante él en plan Plan Marshall, de hinojos, como si no hubiera honor más grande para la modesta ciudad de Madrid que ofrecerle un cocido o un choripán o un batido al mejor jugador de la Historia de la Vía Láctea, a Lionel denle el Wanda, el Wanda nada menos.

-¿Y el Metropolitano?

No. Se le queda corto. El Wanda para Messi y la mantequilla para nosotros, que ante Messi hay que postrarse mirándole a los ojos o bien a lontananza, si así lo sugiere el divino.

Messi, por cierto, va a jugar el año próximo con Griezmann, o eso se hace saber un día sí y otro también por parte de los rotativos del rinconcito. Sport nos trae un dossier fascinante sobre el presunto cambio de aires de Antoine ("El presunto cambio de aires de Antoine", qué bello título para una novela de Eduardo Mendoza) que nos disponemos a leer con curiosidad exacerbada. De momento, en los destacados de Sport, nos llama poderosamente la atención eso de "El club quiere ofrecer pagar algo más de 100 millones para evitar hostilidades con el Atlético".

Esto, de ser cierto, sí que sería un notición. Significaría que el Real Madrid no es ya el único en sucumbir a esos bienquedismos en aras de la corrección, política o no. Y que no estamos solos en el complejo a la hora de hacer uso de un instrumento, la cláusula de rescisión, que está ahí precisamente para lo que está y que, si alguna vez se ejerce, es única y exclusivamente porque el club que hoy se hace (o no) la víctima lo dejó en su día estipulado en negro sobre blanco.

Si Marca se pone a los pies de Leo, Mundo Deportivo lo hace a los pies del hombre que tiene a sus pies a Fuentealbilla desde su madridista infancia. Sea cual sea la decisión que tome respecto a su futuro, le deseamos lo mejor a Iniesta, un adversario de rango mayor que por imperativo del Hado hubo de jugar toda la vida en el club del método Guardiolavski (Mario de las Heras dixit) que tan escasamente encaja con su perfil personal.

Pasad un buen domingo (ahora sí) de Ramos.