Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Mr. Simpatía

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Mr. Simpatía

Escrito por: La Galerna20 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Menudo miércoles. Grande. Un Supermiércoles que ríase usted del Supermartes ese que montan los yanquis para elegir a sus candidatos a la Casa Blanca, desde que un tal Walter Mondale fuera elegido para disputar un duelo en el OK Corral electoral con el bravo cowboy Ronald Reagan. Mucho ha llovido desde entonces, tanto que un Donald, humano que no pato, pero célebre por sus patochadas, se postula para ocupar el despacho oval ante el pasmo de Hillary y compañía. Si Supertramp era un grupo de rock británico fundado en 1969, Super Trump enarbola un peculiar estilo que se desliza en el terreno de lo histriónico, lo histérico y lo macarra. Aquí nos recuerda a Luis Enrique, Premio Mr. Simpatía en el Banquillo 2015-16. Será que el asturiano no quema suficiente tensión en los maratones, carrerones, carreras y carreritas que disputa. Será que Iron Man Lucho ha gripado y tiene que cambiar el aceite. Será que no le sienta bien el advenimiento de un Supermiércoles inesperado. ¿Qué será, será, será? Que cantaba Doris Day en El Hombre que sabía demasiado.

sport.750 (84)

El caso es que, tal y como apuntan prácticamente al unísono las cuatro portadas principales de la prensa deportiva patria, “media Liga” se disputará en cuatro horas, un trago demasiado duro para quien está acostumbrado a ser el más pintón de la clase, una digestión difícil incluso para un asturiano acostumbrado a la fabada. Lo que el diario “Sport” denomina “Río Revuelto” se asemeja más bien a una diarrea mental, la de Luis Enrique pontificando desde una sala de prensa, mentón prominente al frente y mirada desafiante mediante al más puro estilo Clemente. Francamente deprimente. Lucho no rectifica porque le “importa un bledo”, asegura que si ganan la Liga se correrán “un fiestón” y afirma ser “así de gilipollas”. Lo dice él, atención, no lo decimos nosotros. Suena la música del Bueno, el Feo y el Malo cuando Lucho sienta sus posaderas ante los periodistas. Por fin, después de una larga temporada padeciendo sus desplantes –pregunten a Susana Guasch, pregunten- parece que por fin alguien –Calderé, incluido- se atreve a llamar la atención al susodicho. Sólo faltaba que alguien se acordara de Mourinho que es algo así como Rodrigo Díaz de Vivar a  lomos de Babieca: inspira terror al infiel incluso después de muerto.

as.750 (76)

Campeador se ha levantado esta mañana Relaño, tan sensible como siempre a las ofensas a sus colegas. Sin embargo, no falla: para cargar contra Luis Enrique arremeto contra Mourinho, me pongo el traje de invocador satánico en taparrabos, dibujo un pentáculo, me rodeo de machos cabríos e invoco a Moufistófeles. Dice Alfredo en su editorial que Luis Enrique, cuyos desplantes se remontan tiempo ha, cursa actualmente “Primero de Mourinho”, de la mano de célebres fantoches culés como Alves, Neymar y Jordi Alba. Claro, que presa de su locura, para desacreditar a Luis Enrique dibuja un retrato del Barcelona de Xavi, Puyol y  Guardiola digno del País del Mimo de los Osos Amorosos. “El Barça de hace muy poco fue pluscuamperfecto” dice Freddy. Con dos. Asegura que sin Xavi ni Puyol, Iniesta- cuya capacidad de liderazgo de un vestuario queda acreditada con un Kalise para Todos- está muy sólo ante tanto periscopio, tanto instagram y tanta memez sideral de sus colegas. Pero claro, como dice Freddy, la culpa es de Mourinho.

Ya saben ustedes que lo de las Copas de Europa vergonzantes son cosa nuestra. Nadie es perfecto que decía Joe E. Brown en Con faldas y a lo loco, ni mucho menos pluscuamperfecto, salvo que seas el Barcelona.

El caso es que nos resulta harto complicado encontrar alguna crítica en las primeras planas a la soberbia de Luis Enrique. Con el portugués de Setúbal no había mayor problema en practicar la táctica de la Tierra Quemada tal y como hacían los soviéticos en la II Guerra Mundial. Normal que José acabará absolutamente frito en España.

mundodeportivo.750 (83)

A fritanga empieza a oler en Barcelona, donde no hace tanto tiempo desprendía aroma a nube y algodón de azúcar. Mientras se dirime la Liga en cuatro horas de las portadas -por cierto, entre los tres candidatos al título, jugamos los últimos, qué curioso – y la Central Lechera luce hoy sin lactosa, hay detallitos en la prensa del rinconcito que evidencian que el escozor perdura cual picadura levantina de mosquito tigre, aedes albopictus. Mundo Deportivo se hace eco en su portada de la sobrecarga muscular de Gareth Bale, y la atribuye al hecho de que el galés jugara a ese deporte extenuante llamado golf en tierras gaditanas. Sólo esperemos que al Expreso de Cardiff no se le haya ocurrido viajar hasta Sotogrande en low-cost. Eso sí que sería absolutamente intolerable.

Ya saben ustedes que Bale se mofa de todos ustedes, los madridistas, jugándose protrusiones en la espalda y hernias discales, amén de lesiones musculares, entre birdie y birdie y entre boogey y boogey. Sin embargo, Neymar, que de Boogie Nights sabe un rato, es víctima de una campaña en su contra como denuncia Sport en su primera plana. Tampoco encontramos rastro en ninguna parte de los exabruptos vertidos por el brasileiro contra un compañero de profesión como el valencianista Barragán al que espetó aquello tan edificante de “cobro diez veces más que tú”. Que mandara “a tomar por culo” a ese gentleman que es Jordi Alba nos parece menor por otra parte.

Recuerden, amigos galernautas, la Liga se juega esta noche.

El resto de zarandajas con las que quieren torpedearnos adversarios y “fuego amigo” son infamias interesadas.

No se las crean. No sean “así de gilipollas”.

PD: Como dijo Romay en La Galerna, tampoco nos creímos nunca los arbitrajes de la Euroliga. Enhorabuena a la ACB por sus horarios y a Jordi Bertomeu por los del eurosilbato. Ya estamos fuera. Con la Copa no contaban y vernos levantar un trofeo tras otro debe ser complicado. Así que enhorabuena, lobbies del baloncesto. Nunca se vio tratar a un nueve campeón de Europa con menos respeto. Ahora que sea el Baskonia el que les suba la audiencia.