Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Marcelo, diez años de leyenda

Marcelo, diez años de leyenda

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon15 noviembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Corría el minuto sesenta y las cosas no pintaban nada bien. El Atlético apenas había hecho nada en el partido más que defenderse y aprovechar un error de Iker Casillas para adelantarse. En ese momento Carletto miró al banco y quemó sus últimos cartuchos sacando a Isco y Marcelo al campo. No es demasiado exagerado decir que fueron los cambios que cambiaron el partido hasta el final, pese a que fuera el gol de Ramos, primero, y después el de Bale los que cambiaran el sino y simbolizasen con justicia la conquista de La Décima. Lo más asombroso del partido de Marcelo no fue ese tercer gol que sentenciaría la final, sino que desde el lateral izquierdo supusiese una amenaza constante para su rival acogotándolo en su propio campo sin poder salir con el balón.

Dos años más tarde, en Milán, cambiarían las circunstancias, pero no el efecto de Marcelo en el momento más oportuno. El Madrid se disponía a disputar la prórroga con Bale, Ronaldo y Modric completamente cojos. Aparentemente el estado físico del Atlético era mucho mejor y, además, disponía de cambios para reponer sus piezas más desgastadas. Tras una primera parte de la prórroga de relativa igualdad, el Madrid, con siete jugadores de campo enteros, logró que fuera el Atlético el que suplicara por alcanzar la tanda de penaltis. Sin duda fue mérito de todos los jugadores, pero uno de los que más contribuyó, de nuevo desde el teóricamente inofensivo lateral izquierdo, fue Marcelo que, además, transformó su penalti de forma magistral estrellándolo contra la red lateral, ahí donde no llegan los porteros.

Undécima Piña

Marcelo ha supuesto la continuidad de la saga Roberto Carlos. Con Marcelo el Madrid gana un hombre en ataque sin perderlo en defensa, donde no es Maldini, pero su mejoría a lo largo de los años es tan elocuente como sostenida. La calidad del brasileño le permite algo tan complicado como aposentar a todo su equipo en campo contrario de forma recurrente. No es por lo mucho que ataca, sino por cómo lo hace. Su técnica le permite asegurar la posesión, pero con un sentido ofensivo constante. Además, su diagonal hacia dentro, por inusual en el resto de laterales, sigue sorprendiendo al rival, que pese a esperar el movimiento, no lo puede parar. Su convivencia en la banda con Ronaldo estos años ha sido de lo más fructífera. Ahora que su amigo parece centrar algo más su posición, Marcelo tendrá que buscar nuevos socios (Kroos, Isco, Benzema...) con los que combinar y seguir haciendo de la banda izquierda una de las mayores preocupaciones del entrenador rival.

Ahora que se cumple una década de su llegada al Madrid es obligado, si cabe, poner más en valor la trayectoria de Marcelo. No siempre ha disfrutado de la titularidad o del favor incondicional del público y la crítica periodística, sin embargo no se le recuerda ni una mala palabra ni un mal gesto. Por supuesto tampoco alentar ningún rumor de su salida del club. Aguantar diez años en una institución como el Madrid le sitúa a uno en la élite de forma permanente. Hay que ser muy bueno en demasiados aspectos para lograr tal hazaña al alcance de pocos en los tiempos que corren. Cabe recordar que sus veintiocho años le auguran bastantes temporadas más en el club de su vida. Quién lo iba a decir cuando a los pocos meses de llegar celebraba con dieciocho años su primer título de liga derramando una botella de agua sobre Fabio Capello. Quizá lo que le ha hecho grande es saber aunar esa sinvergonzonería con la responsabilidad de saberse un privilegiado tirando túneles en su Madrid.

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

3 comentarios en: Marcelo, diez años de leyenda

  1. Diez años sin un lateral izquierdo que supiera defender un mínimo. Para mi es un jugador que crea tanto peligro en su área como en la ajena y los rivales lo saben.

  2. “ Con Marcelo el Madrid gana un hombre en ataque sin perderlo en defensa, donde no es Maldini, pero su mejoría a lo largo de los años es tan elocuente como sostenida”
    Suelo estar en acuerdo en la mayor parte de lo que se escribe en La Galerna, puesto que es comedido, pero para mi Marcelo es un tema “sensible”. Calificarlo de defensa es exagerado, pero de buen defensa es casi ofensivo.
    Reto al autor que me diga un solo lateral que defienda peor que él. Yo soy incapaz de decirlo.
    Que en ataque tiene días brillantes, cierto, pero su función principal es la de defensa y esa jamás o muy rara vez la cumple. De hecho, me parece inceíble que como bien se refle