Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Madridistas mundialistas: 2ª parte (1990-2018)

Madridistas mundialistas: 2ª parte (1990-2018)

Escrito por: Alberto Cosín20 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En el Mundial de Italia se encontraba el célebre Luis Suárez Miramontes como seleccionador español, que confió en ‘La Quinta del Buitre’ como espina dorsal. El gallego contó con Sanchís, Martín Vázquez, Michel, Butragueño y, además, con Chendo y Fernando Hierro. La otra presencia madridista fue el central argentino Ruggeri.

Los cuatro miembros de ‘La Quinta’ disputaron los cuatro choques de España en un Mundial que tuvo a Michel como protagonista. El centrocampista diestro allanó la clasificación a octavos con su recordado hat-trick ante Corea del Sur en el segundo encuentro y su famosa celebración y aquel “me lo merezco”. Posteriormente, también anotó ante Bélgica, y en el partido de la fase eliminatoria contra Yugoslavia apartó la cabeza en el libre directo lanzado por Stojkovic que mandó a España a casa.

Además, Chendo fue el dueño de la banda diestra en todo el Mundial, mientras que un joven Fernando Hierro conoció lo que era una Copa del Mundo, pero no gozó de la oportunidad de Luis Suárez para debutar.

Por último, Ruggeri era un fijo para Carlos Bilardo en el centro de la defensa. Comenzó el Campeonato como titular ante Camerún, pero una pubalgia le obligó a dejar el terreno de juego en el descanso. Tardó unos días en recuperarse, aunque a tiempo de ayudar a la albiceleste en la gran victoria contra Brasil en octavos de final. Luego también actuó en cuartos contra Yugoslavia, e Italia en semis, donde los sudamericanos vencieron ambos choques desde los once metros. El zaguero salió en el once de la final contra Alemania, pero no pudo ampliar su palmarés con un segundo Mundial al marcar Brehme de penalti y dar el título a los teutones.

Cuatro años después, en Estados Unidos 1994, únicamente hubo tres jugadores del Real Madrid en el Mundial: Fernando Hierro, Alkorta y Luis Enrique. El trío pertenecía a la guardia pretoriana de Clemente y eran prácticamente fijos. Disputaron el debut con empate contra Corea del Sur y también la igualada ante Alemania en Chicago. Frente a Bolivia, el seleccionador vasco refrescó al equipo, aunque contó con el malagueño para la segunda mitad en un duelo que certificó el pase a octavos al vencer por 1-3.

El cruce nos emparejó con Suiza, con un gran papel de Hierro, que marcó un gol fantástico que supuso el 1-0. Ya en la segunda parte, Luis Enrique firmó el segundo y España acabó ganando por 3-0 con Alkorta también actuando de central. En cuartos, la maldición siguió vigente y Roberto Baggio apeó a España con dos goles en un envite donde Hierro fue suplente de manera sorprendente, aunque acabó jugando 26 minutos en la segunda mitad al ingresar por Bakero.

La ley Bosman, en 1995, y la libre circulación de jugadores comunitarios sin que ocupasen plaza de extranjero, permitió que el número de futbolistas blancos a partir del Mundial de Francia 1998 creciera de forma significativa. En total fueron nueve los merengues que viajaron a territorio galo justo después de levantar la Séptima Copa de Europa en Ámsterdam. Roberto Carlos, Karembeu, Hierro, Morientes, Raúl y Cañizares, por España, Seedorf (Holanda), Suker (Croacia) y Mijatovic (Yugoslavia) representaron al Real Madrid.

El lateral izquierdo abrió el torneo en el debut contra Escocia y disputó los otros dos partidos de la fase de grupos y los cuatro de las eliminatorias donde Brasil se impuso a Chile, Dinamarca y Países Bajos por penaltis. En la final se enfrentaron al anfitrión en un día muy complicado tras lo acaecido con Ronaldo y ningún brasileño rindió a su nivel en el encuentro.

Por su parte Karembeu, que había llegado al Real Madrid en los albores del año y fue decisivo para conseguir la Copa de Europa, no era indiscutible para Aimé Jacquet. Actuó en el segundo encuentro de la liguilla contra Dinamarca, y salió como titular en cuartos, semifinales y la gran final, aunque en todos esos partidos acabó siendo sustituido. Karembeu se sumó a Netzer y Valdano como jugadores blancos campeones del mundo.

La selección española volvió a decepcionar pese al buen rendimiento de Raúl y Hierro, que jugaron los tres partidos del equipo nacional en Francia. Los dos anotaron en el debut contra Nigeria en un duelo que se perdió por los graves fallos defensivos de los españoles. También participaron en el empate contra Paraguay y en la infructuosa goleada ante Bulgaria en el que Hierro marcó de penalti. Precisamente en ese choque frente a los búlgaros, Morientes, que tuvo minutos ante Paraguay, salió como titular y cumplió con creces con un doblete. Por su parte, Cañizares era el reserva habitual de Zubizarreta y no tuvo oportunidad de intervenir.

Seedorf, en los Países Bajos, y pese a su gran campaña en el Real Madrid, no era uno de los fijos. En la primera ronda salió en el partido contra Bélgica y no se le volvió a ver hasta octavos, cuando los neerlandeses eliminaron a Yugoslavia. En cuartos contra Argentina vio el triunfo de su país desde el banquillo y regresó para las semifinales, aunque únicamente tuvo nueve minutos en la prórroga. No lanzó ninguna pena máxima y el cuadro oranje se despidió de sus opciones de llegar a la final al errar Cocu y Ronald de Boer. En la lucha por la tercera plaza Hiddink sí confió en el mediocampista, que no pudo ayudar a vencer un partido que se llevó Croacia.

Por su parte, Suker brilló durante un mes ante los ojos de medio mundo con una actuación sensacional. Estrella croata, fue el máximo realizador con seis dianas y aupó a Croacia a un tercer lugar histórico. Debutó con un tanto ante Jamaica y también dio el triunfo unos días más tarde ante Japón. Frente a Argentina su pólvora se mojó pero en octavos desde los once metros batió al rumano Stelea y colocó a Croacia en cuartos. Pocos les daban por ganadores de ese choque contra Alemania, pero guiados por Suker, que consiguió el tercer tanto, barrieron a los germanos en Lyon. En las semis viajaron a París para jugar contra Francia, a la que tuvieron contra las cuerdas. El delantero zurdo silenció Saint Denis tras superar a Barthez, pero dos dianas de Thuram acabaron con el sueño croata. En el Parque de los Príncipes se vieron las caras con los Países Bajos y de nuevo Suker fue decisivo con una diana para adelantar a Croacia después del empate de Zenden y acabar en el podium del Mundial de Francia.

Mientras, Mijatovic, héroe en Ámsterdam, no tuvo el Mundial que seguro había soñado. Figura fundamental para Slobodan Santrač, tuvo su mejor desempeño en el encuentro contra Alemania en el que Yugoslavia empató a dos y el montenegrino logró un tanto. En el tercer partido tuvo que retirarse con un golpe en la rodilla a la media hora frente a Estados Unidos y, aunque jugó en octavos ante Países Bajos, lo hizo mermado y el equipo plavi hizo las maletas a casa.

En 2002, en el primer Mundial en Asia, y con Japón y Corea del Sur como sedes, la delegación del Real Madrid fue de diez hombres: Makelele y Zidane por la vigente campeona Francia; Casillas, Hierro, Raúl, Helguera y Morientes en la selección española; Roberto Carlos por Brasil; Luis Figo en Portugal y Geremi en Camerún. Todos llegaron al torneo semanas después de levantar la ‘Novena’ en Glasgow al vencer por 2-1 al Bayer Leverkusen con el famoso gol de volea de Zizou.

Para Zidane y para Francia fue un Mundial para olvidar. El mediapunta llegó tocado a Corea del Sur y únicamente pudo jugar el último choque de la fase de grupos ante Dinamarca. El francés fue el mejor del partido, pero Francia perdió por 2-0 y quedó sorprendentemente eliminada. Mientras que su escudero Makelele también tuvo su única actuación en el torneo ante los daneses.

francia fue eliminada del mundial de 2002 en la fase de grupos

España, con Camacho al frente de la selección, tuvo a Casillas, Hierro y Raúl titularísimos. En el estreno ante Eslovenia marcaron el siete y el malagueño y la selección volvió a ganar en un debut después de 52 años sin lograrlo. Además, los otros dos madridistas, Morientes y Helguera, salieron en la segunda mitad. Ante Paraguay fue clave el delantero extremeño, que entró sustituyendo a Tristán y con un doblete culminó la remontada frente a los guaraníes con Hierro anotando de nuevo desde los once metros. En la última jornada Morientes ya se hizo