Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
Ligas nacionales: crónica de una muerte anunciada

Ligas nacionales: crónica de una muerte anunciada

Escrito por: jorgeneo28 marzo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En los últimos 20 años, más del 80% de los ingresos de los campeonatos de las 7 principales ligas europeas (España, Italia, Inglaterra, Alemania, Francia, Portugal y Holanda) se han repartido entre los dos principales clubes de cada país. Si solo nos centramos en los últimos 10, el porcentaje sube hasta el 90%. Solo la entrada del dinero catarí en el City (y el milagro de Ranieri con el Leicester) consiguió romper la hegemonía que United y Chelsea estaban teniendo en la última década. Y la liga francesa, que algo de alternancia mantenía, ya es otra desde que en 2011 Al-Khelaïfi y todo un estado de Qatar detrás se hicieran cargo del PSG.

Hay una realidad incómoda que flota en el ambiente pero que aún pocos se atreven a reconocer: las grandes ligas europeas cada vez se parecen más a un campeonato de Fórmula 1. El crecimiento económico que ha tenido el fútbol en los últimos años ha servido principalmente para aumentar la distancia entre los clubes más ricos y el resto, convirtiendo casi en un milagro no solo ya acceder al título, sino a pelear por el subcampeonato.

Incluso los madridistas ya hemos normalizado una expresión (por desgracia muy presente en los últimos años), y que es un reflejo muy gráfico de todo esto, como la de tirar una liga en octubre. La diferencia entre Madrid y Barça frente al resto (y que solo el Cholo ha sabido aguantar) es tal, que una mala salida de boxes, puede hacer que tu temporada se vea ya a remolque en cuanto tropiezas 3 o 4 partidos. Y no, esto no es como dicen muchos periodistas deportivos culpa del reparto televisivo (eso sí, solo cuando la iba liderando el Madrid). Aunque a ambos equipos les igualaran los ingresos con los del siguiente escalafón, seguiría habiendo cerca de 400 millones de euros de diferencia frente al tercero, el Atleti, y de 500 frente al 4º, el Sevilla.

Pero esta diferencia está ocurriendo ya entre las que podríamos denominar las Big Four (LaLiga, Premier, Bundesliga y Calcio) y el resto de ligas europeas. Entre los 20 equipos con mayor presupuesto de Europa, solo el PSG ha conseguido colarse (y todos sabemos cómo) entre ellos estando fuera de estas ligas. Un selecto top20 en el que clubes históricos como Oporto, Benfica, Ajax o PSV tienen muy complicado entrar en los próximos años. La Champions se ha convertido en un objetivo tan inalcanzable para ellos como para cualquier otro equipo de sus ligas internas quedar primero o segundo. Equipos con gran tradición en sus ligas son ya incapaces de retener a sus estrellas más de una temporada. Pero lo peor no es eso, lo peor es que también han perdido la capacidad de atraer a otras futuras estrellas que los sustituyan. Un ejemplo claro de esto ha sido el AS Monaco. Un equipo que en la temporada 16/17 consiguió arrebatar la Liga al PSG con jóvenes talentos como Mbappe, Bernardo Silva, Lemar o Mendy y que fue desmantelado un año después. A pesar de haber ingresado casi 600 millones en ventas, este año el equipo del Principado ha estado coqueteando con el descenso al verse incapaz de atraer a otros jugadores de peso como sustitutos. ¿De qué les sirve a equipos que no están en este selecto club de élite europea hacer un gran año? Con el escenario actual, parece evidente que de nada.

Con un escenario tan previsible, a veces uno se sonroja cuando le intentan vender el valor de una liga doméstica frente a un título europeo. Pero quizá es tema para otro artículo.

El caso es que, hasta ahora, las fichas que había en este tablero estaban controladas por 4 estamentos:

FIFA, UEFA, EPFL (Asociación Europea de ligas profesionales) y la ECA (Asociación de clubes europeos). La ECA es una ampliación del famoso G-14 creado en el año 2000 por 14 de los clubes más poderosos a raíz de los problemas que ya empezaban a tener por la cesión gratuita de sus estrellas a las distintas federaciones nacionales. Hoy en día es la única asociación de clubes profesionales reconocida por la UEFA.

Pero este tablero iba a sufrir un movimiento importante el 3 de agosto de 2014. Aquella noche el Real Madrid se enfrentaría al Manchester United en Miami. El Michigan Stadium registró una entrada de más de 109.000 espectadores, suponiendo un nuevo récord de asistencia a un partido de fútbol en EEUU. Relevent Sports, propiedad de Stephen Ross, el multimillonario americano dueño también de los Dolphins, fue la empresa encargada de gestionar este partido enmarcado en el mega torneo veraniego que llevamos viendo estos últimos años: la International Champions Cup. Aquella noche, Relevent ingresó sólo por taquilla cerca de 20M€. A esta cifra habría que sumar lo que ingresara por vender los derechos del partido a más de 50 países. El Real Madrid y el United cobrarían, tan solo, algo menos de 3M€ cada uno.

Esta vez no sería una servilleta sino un email lo que podría hacer cambiar el futuro del fútbol en los próximos años. Cuentan que, tras aquel partido, Charlie Stillitano, CEO de la compañía, le envió un correo a Florentino Pérez y a José Ángel Sánchez con el boceto de lo que podría ser, en términos económicos, una futura Superliga Europea organizada por Relevent Sports y no por la UEFA. El veneno ya estaba en marcha

Meses después, la ECA tuvo una reunión con la UEFA y aquello terminó con un aumento en los ingresos para los clubes de más un 30% y un mayor protagonismo en la toma de decisiones que afectan a las competiciones que organiza este organismo (la sombra de Stephen Ross es alargada)

Estamos presenciando una interesante partida donde cada uno de los estamentos organizadores tienen claro que la única manera de retener a los grandes clubes dentro de sus competiciones es ofrecerles un trozo más grande del pastel. Esto les obligará a decidirse en los próximos años por una de las dos únicas estrategias posibles para conseguir atraer más ingresos:

1. Aumentar el número de partidos

2. Aumentar las posibilidades de que los grandes equipos se enfrenten a lo largo de una temporada.

La FIFA, bajo el demagogo lema de democratizar el fútbol, siempre apostó por lo más simple: aumentar el número de participantes en sus torneos. Una medida que en ningún caso ha acabado revertiendo en la calidad o prestigio del mismo. Un ejemplo claro es el Mundialito de Clubes.

Tarde, pero consciente de que el camino correcto ya no será ese, ahora quiere cambiar el formato aumentando la presencia de equipos de prestigio. Así puso sobre la mesa su propuesta de crear un Super Mundialito de Clubes con 24 participantes (probablemente jugado cada 4 años) para el 2021. 12 de esos 24 serían clubes europeos. Y tendrían presencia asegurada aquellos con mayor coeficiente y/o que hayan ganado, entre los ciclos del torneo, la Champions. Una idea que no acaba de seducir ni a la UEFA, claro, ni a la ECA, que ya tienen sus acuerdos cerrados hasta 2024 y que a partir de esa fecha dan por seguro que ya tendrán materializado un cambio sustancial en las ligas de fútbol frente a como las conocemos ahora. Sí tendría, eso sí, el apoyo del que ahora mismo es el actor menos poderoso de todos, la EPFL.

La UEFA, mucho más cercana a los intereses de los clubes, sabe que el aumento de ingresos está más relacionado con el punto 2 que comentaba anteriormente. Ya dio un paso importante en este sentido creando la UEFA Nations League, que modernizaba la fase de clasificación para la EURO garantizándose más partidos entre grandes selecciones que con la fórmula anterior. A nivel de clubes, Ceferin sabe que su principal amenaza está en EEUU. Footballeaks ya destapó en noviembre del año pasado un documento privado del 2016 firmado por 16 grandes equipos europeos en el que se diseñaba una Superliga al margen de la UEFA. Es por esto que el organismo europeo apostará por crear una competición similar que concentre y asegure la participación de un mayor grupo de grandes clubes. El nuevo formato de la Euroliga de baloncesto ha conseguido doblar los ingresos por TV y aumentar cerca de un 20% la asistencia a los estadios en solo dos años. Así que lo mejor es alinearse con ellos cuanto antes.

De hecho, este lunes y martes han estado reunidos de nuevo con la ECA para ir dando forma a este proyecto. Se habla de una nueva Champions con acceso limitado para los clubes. Una especie de torneo  semiprivado que tendría 2 divisiones de 16 equipos cada una.

Quiénes compondrían cada división y la forma de articular el calendario es lo que aún sigue siendo un misterio. Se filtra que una de las divisiones, la principal, podría jugar los partidos a partir de cuartos de final los fines de semana. Este es el punto que más choca con las ligas domésticas. Y aunque oficialmente se sigue desmintiendo este punto, parece lógico pensar que, si la estrategia de base es maximizar los ingresos de esta competición, los horarios van a ser uno de los puntos clave.

Y para terminar de completar el mapa del fútbol que viene, en España, Rubiales y Tebas intentan replicar, a nivel micro, las estrategias de FIFA y UEFA pero a su manera.

Rubiales ha propuesto para la temporada que viene una Supercopa ampliada. Un torneo a cuatro al estilo Final Four en el que se enfrentarían campeones y subcampeones de Liga y Copa. Esto deberá votarse durante el próximo mes de abril, aunque no parece que entusiasme mucho a los clubes.

Tebas, por su lado, busca sacar partidos importantes fuera de España. Este año ya vimos que propuso ya jugar un partido en Miami. Parece ser que aquel email de Charlie Stillitano al Real Madrid debió acabar rebotado en la bandeja de entrada del presidente de la LFP, porque la propuesta de haber jugado el Girona- Barça en Miami no penséis que es casual. Tebas firmó, no sabemos si consciente o inconscientemente, un acuerdo por 15 años ¿adivinan con quién? ¡bingo! con Relevent Sports, la empresa de Stephen Ross, para llevarse partidos de LaLiga a territorio americano un poco al estilo de lo que ya hace la NBA a la inversa. No deja de ser curioso que Tebas, uno de los principales afectados por el más que probable cambio en 2024 de las competiciones internacionales, haya firmado un pacto con el diablo que encendió aquella mecha. Un caballo de troya que se ha colado en el negocio por el camino más corto y que ya tiene contacto directo con los grandes clubes a través de la International Champions Cup que se juega en verano.

Si analizamos todo este terremoto de propuestas, parece claro que lo que ahora mismo está en el aire es la convivencia a futuro de las ligas domésticas con este maratón de partidos que tanto FIFA como UEFA están diseñando para 2024. Aunque hablemos de competiciones distintas, los jugadores al final son los mismos y es evidente que no habrá huecos en el calendario para todos.

Pero mi opinión es que en realidad el 90% de las ligas europeas ya están muertas. En pie queda la Premier y poco más. La Liga española ya no es accesible para el 95% de los clubes que la disputan. Incluso en un año horrible del Madrid, hay muchas opciones de que acabe segundo.

La distancia con los ingresos que genera La Premier sigue siendo sideral, pero con el problema de que, por mucho humo que se nos quiera vender, aquí ya no hay más margen. Vodafone ya renunció a pujar por el fútbol y Movistar ya empieza a emitir mensajes de que no va a ser posible seguir pujando al alza cada trienio. Y más cuando lo que todo el mundo espera es que la Superliga Europea consolide y la inversión en TV y patrocinios se concentre ahí. Volviendo al ejemplo del baloncesto, el crecimiento de la Euroliga ha supuesto el desplome en ingresos y audiencia de la ACB.

Y si ya el gap de ingresos entre La Liga y la Premier es insalvable, para el resto de los países la diferencia es aún mayor. ¿Qué oportunidades puede tener un equipo puntero de la Liga italiana, alemana u holandesa de aquí a 10 años frente a uno de la Premier o frente a un jeque? Pues muy pocas. La Juve tiene ya un presupuesto menor al del Tottenham. El del Milan ya está por debajo del Everton. El West Bromwich Albion ingresa más por TV que el Atelti. El Ajax no es ni siquiera uno de los 30 equipos europeos que más ingresan. Tampoco el Oporto.

Llevando el análisis al extremo, y buscando un poco el efecto mariposa de todo esto, seguir manteniendo un Real Madrid – Eibar los domingos, acabará con la competitividad europea de clubes históricos como Ajax, Benfica, Oporto, Milan, Dortmund o PSV.

La única oportunidad de supervivencia para seguir en la élite es entrar en un selecto club que prime la historia y relevancia de los principales clubes europeos y que los ingresos tiendan a igualarse por ahí.

Y en estas está también nuestro Real Madrid. Que cada vez tendrá más complicado no solo traer grandes figuras, sino mantenerlas. Capar los ingresos de Real Madrid y Barça con el nuevo modelo de negociación conjunta y torpedear la construcción de una superliga europea son las últimas brazadas de un dirigente, Javier Tebas, que ve cómo su negocio se consume.

Será un proceso que se irá amoldando con lo años, claro, pero mi apuesta es que finalmente, la Superliga saldrá adelante (no se pueden poner puertas al mar) Que durante un largo tiempo convivirán con las ligas domésticas y que, quizá, incluso haga más accesible a otros equipos competir por ellas. La carga de partidos internacionales será mayor y la tensión y esfuerzos de los equipos involucrados se concentrarán más en esos partidos. Los equipos rotarán más y habrá más oportunidades para sacarles puntos.

Pero insistir en mantener un negocio que no favorece a los principales clubes europeos tiene más que ver con la nostalgia que con el progreso.

“Son los clubes y no las ligas los que hacen las grandes inversiones a largo plazo, los que construyen las infraestructuras”, decía Agnelli al término de la última reunión entre ECA y UEFA. Toda una declaración de intenciones de los que ya se consideran seguros ganadores de toda esta historia.

jorgeneo
Madridista de la cosecha del 79. Nací un 15 de junio, como Laudrup. Fui Valdanista en los 90, Raulista a principios del siglo XXI y Casillista hasta el 2012. O sea, como todos vosotros. Y nada más.

17 comentarios en: Ligas nacionales: crónica de una muerte anunciada

  1. Cualquiera que sepa o consulte la historia de la liga sabe que en los albores de la competición, el paso del amateurismo a un incipiente profesionalismo, puso en su verdadero lugar a equipos como el Arenas de Guecho, el Europa o incluso a todo un campeón de Copa y gallito en aquéllos años como fue el Real Unión de Irún.
    Ahora, por fin, parece que el fútbol profesional va a dar el salto al superprofesionalismo y les tocará a otros equipos como Atlethic, Sevilla, Valencia, buscar su lugar fuera del ámbito de los grandes equipos continentales. Es una simple evolución de los tiempos y el que no evolucione con ellos, se extinguirá

  2. Es que eso, las ligas son ya un torneo menor, devaluadísimo, donde hay 2-3 grandes equipos y luego está el resto. Hasta hace no pocos años se llegó al máximo de desfachatez cuando Madrid y Barça consiguieron hacer 100 puntos. Me toca mucho la moral cuando dicen que el Dépor fue el peor campeón de la historia, con solo 69 puntos, pero es que en eso radica la igualdad: es imposible igualar un campeonato por arriba y que haya 7 equipos que hagan 80 puntos, para igualar un campeonato ha de ser como el que ganó el Dépor, en ese campeonato estaba el Valencia de Cúper, el Madrid y el Barça que aún haciendo un año regulero estuvieron hasta el final, el Zaragoza hizo un gran año, el Alavés también .. eso ahora es impensable. Antes había el Big Four (SuperDepor, Valencia de Phat Benítez, Madrid y Farsa) y ahora ya como mucho el equipo del pueblo (risas) es el único que planta cara pero al final siempre queda a no menos de 10 puntos del segundo.

    Por eso, la liga es un torneo menor, es un Madrid vs Farsa y como se ha dicho en el artículo, en cuanto pierdes 1-2 partidos ya se acabó la liga, y más si uno de los equipos tiene bula arbitral.

  3. Gran análisis, jorgeneo. Y ya sabes a quién van a culpar del declive de la liga doméstica, los medios. Los de siempre, la cope, ser, radiomarca, mediaset, etc. van a esparcir y sembrar odio en España hacia el RM acusándole, como si fueran la gran fiscalía de la humanidad y los paladines de lo q está bien y mal, de ser el origen del mal de sus equipos y ciudades.

    La pregunta es ¿por qué esta labor que ha hecho jorgeneo no se hace en las redacciones de la prensa deportiva de los medios nacionales? Nos quejamos cuando otros profesionales no hacen su labor pero éstos... ah, claro, que es algo frívolo y no es importante para la sociedad, a pesar de que el periódico en papel y digital, más leído de España es deportivo.

    Siguen acomodando la praxis periodística a su permanente y ya, descarada, estafa al usuario al darle opinión por información. Por eso, cada vez más normalizan y convierten esa mala praxis en lo que se debe hacer y así, convencen al aficionado, usuario que les lee o escucha, que su trabajo es opinar, que "para eso están" y que los destinatarios de su opinión se deben aguantar "que para eso les pagan". Y así, con frases cada vez más pueriles y catetas, van modelando a su gusto la opinión pública. Ésa que ya hemos comprobado por aquí, cómo llega en muchos comentarios repitiendo ciertos mantras de esa prensa, que parten de premisas falaces y torticeras, y asegurando que ellos no oyen y están impermeabilizados ante la canallesca de la prensa. Ya.

    Gran trabajo, jorge, gracias.

    1. Exactamente. La perversión de la prensa deportiva "española" es significativa. Distorsionan e invierten la realidad, contribuyendo a generar una opinión pública muy contraria al Real Madrid.

  4. Confieso que he puntuado el artículo con 5 estrellas directamente al leer el titular. Luego, ya más calmado, lo he leído y me ha parecido delicioso también 😉

    Concuerdo, punto por punto y coma por coma, no lo podría haber explicado mejor. Muchas gracias Jorge!

  5. No se va a acabar la competición nacional, sí que es verdad que no se sostienen con el modelo actual en ningún país pero también es verdad que de cada país irán pocos equipos a esta nueva liga europea, por lo que las competiciones nacionales seguirán existiendo pero sin los grandes equipos. Además me queda una duda, ¿van a jugar siempre los mismos esa liga europea?, tendrá que haber alguna forma de dar oportunidades y de asegurarse fuerza competitiva, si no es por medio de competencias nacionales no veo cómo se podría hacer. Gran análisis.

    1. Se comenta en el artículo que hay muchas variables que se desconocen, como los horarios, etc. Dando por buenas algunas informaciones de lo de FootbalLeaks, en principio sí será un grupo cerrado, en el que quizá pongan a dos invitados aleatorios por año, para así dar un aliciente al resto. No creo que haya descensos, al menos por motivos deportivos, dado que lo que más importa en este caso son los ingresos. Y por muy mal que ande, por ejemplo, el Chelsea, siempre será más atractivo que el actual Ajax... (mi humilde opinión). Y claro, en principio las ligas no desaparecerán. Para nada, simplemente pasarán a ser más competitivas, ya que los principales equipos no usarán a sus principales activos todo el tiempo. No les alcanza el dinero a los grandes clubes para pelear por la marea financiera que viene (que ya está aquí en realidad) si siguen siguiendo las reglas de toda la vida. Es como dicen, o se renuevan, o pasarán a un segundo plano.
      Espero que los jugadores sean conscientes, y se vayan preparando. El nuevo torneo, también tiene que ganar el primer premio el madrid, por supuesto 😀
      Saludos.

      1. Pues hombre, el Chelsea es un mierdiequipo recién salido al mundo, creado por un empresario ruso y el Ajax lleva décadas sentando cátedra en Europa, sin dudar voto por los holandeses. De todas formas esta Liga tiene que tener representación en todos los países europeos, si no es un sinsentido. Y lo de cerrarla no lo veo por más que los gringos tengan sus competiciones cerradas, aquello es un país, aquí hablamos de muchos.

    2. En el deporte superprofesional los criterios son fundamentalmente económicos, lo de dar oportunidades no se concibe. Si nos fijamos en la meca del deporte profesional ,USA, vemos que las cuatro principales competiciones (Baloncesto,Fútbol americano,Béisbol,Hockey hielo) son competiciones cerradas, que se han ampliado muy de tarde en tarde y cuando lo han hecho ha sido porque se cumplían unos requisitos fundamentalmente económicos, no deportivos.
      En una superliga europea, en la que el peso de la televisión va a ser factor clave, solo hay que ver las audiencias en la competición doméstica para darse cuenta que solo Madrid , Barca y muy difícilmente Atlético, están en condiciones de participar en un campeonato de ese nivel.

  6. Buenas tardes, llevo años reclamando ligas europeas, porque lo que tenemos aquí no es nada más que ruina y mendacidad, Es la hora de ajustar cuentas con este país de pandereta, y con todos los desgraciados que por esos campos de mierda, nos han insultado, vejado, escupido piedras, y han convertido en un dolor lo que en el fondo no es más que un día de fiesta, un partido de fútbol,
    sin piedad y a cuchillo
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  7. Articulazo. Soliviantado estoy esperando acontecimientos. 2024 está a la vuelta de la esquina.
    Efectivamente es sonrojante que nos quieran vender la importancia de ganar la liga frente a la Copa de Europa. Independientemente de quien las gane.

  8. El proyecto del Madrid debe ser a partir de ahora preparar un equipazo para que en 2024 seamos los primeros ganadores. Un equipo a 5 años vista para darle un manotazo a los segundones de la liga y demostrar que es el mejor equipo del mundo fuera de estas adulteradas competiciones. El saldo arbitral es demasiado bochornoso, y evidentemente indica una tendencia en los arbitrajes.

  9. Adelante con la Superliga. Superliga y Champions League son el futuro. Y que le den por culo al chiringuito de Villar, Tebas y el calvo de la federación. Hasta los huevos de que el ejército desarmado del separatismo parta con 10 puntos de ventaja en la Liga ¿española?. Hasta los huevos de ver ultras proetarras en los campos del ''norte'', y que nunca les multen ni hagan reportajes en TV sobre sus fechorías. Harto de que estos parásitos usen nuestro prestigio y nuestra imagen para vender su producto y llenarse los bolsillos mientras nos insultan, nos desprecian y nos roban.
    La Liga expañola es un circo, una estafa y una gigantesca mentira. Al menos, desde hace unos años, ya casi no hay aficionados auténticos de equipos que no sean los 3 grandes, e incluso los del ''equipo del pueblo'', en el fondo, son culés, porque son antimadridistas.
    A ver lo que aguantaban todos estos equipos sin tener su enfrentamiento anual con el Real Madrid en su estadio.
    La federación está corrupta hasta la médula, podrida, de arriba a abajo, y si eso no cambia, vamos a seguir igual, y para ganar una liga tendremos que hacer una competición perfecta, porque partimos con 10 o más puntos de desventaja respecto al equipo de Pujol.
    Así que lo mejor es mandar a la LFP a tomar viento. Y mucho ojito, que nos quieren meter en el tinglado del futbol femenino porque necesitan nuestra imagen y prestigio para vender su producto; a esos ladrones NI AGUA.

  10. Se están cargando el fútbol. ¿Qué interés tendrá dentro de 15 años un Madrid-Milan cuando ya se haya vuelto algo cotidiano? O se abre el abanico de equipos y se hace por integrar a clubes históricos alejados del selecto grupo de 14-16 equipos que dirigen el cotarro, o será una idea que a medio plazo volverá a saturar. El fútbol se sostuvo durante 40 años por su imprevisibilidad. La idea de que equipos como el Steaua pudiera alcanzar por sorpresa una final o que históricos como el Dynamo o el Anderlecht se lanzaran a conseguir por fin su ansiada Copa de Europa alimentó las competiciones europeas durante décadas. ¿Qué tiene de sorprendente que Bayern, City o Juve ganen año tras año? Se busca eliminar la meritocracia, y con ello hacer un fútbol más previsible. Perdemos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram