Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
La (quinta) Liga (consecutiva) que apenas se celebró

La (quinta) Liga (consecutiva) que apenas se celebró

Escrito por: Alberto Cosín26 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid visita este domingo el estadio de Zorrilla para medirse al Real Valladolid. En apenas unos meses se cumplirán 30 años del momento en que ‘La Quinta del Buitre’ conquistó su quinto entorchado liguero consecutivo precisamente en el coliseo pucelano. Una Liga que apenas se celebró.

En el curso 1989-1990 el principal cambio del Real Madrid fue el fichaje del técnico galés John Benjamin Toshack. El club buscaba mano dura para enderezar el vestuario y un sistema más sólido para las confrontaciones europeas.

La contratación no gustó a buena parte de los jugadores, quienes ya habían recibido críticas del técnico cuando aún entrenaba a la Real. Tampoco digirieron muy bien las constantes censuras y presencias del galés en los medios de comunicación.

Por otra parte, a la parcela de incorporaciones llegaron un joven y prometedor Fernando Hierro, el central titular de la albiceleste, Óscar Ruggeri, y el centrocampista Parra, el fichaje sorpresa, procedente del Atlético de Madrid.

Durante toda la campaña se vio a un conjunto blanco arrollador. Sus impresionantes cifras goleadoras desembocaron en el récord de tantos anotados en una Liga hasta ese momento, con 107 dianas. El estilete más afilado fue el de Hugo Sánchez, quien igualó la plusmarca de Zarra con 38 tantos en una temporada, aunque los del mexicano fueron obtenidos todos al primer toque. Toda una proeza.

El cuadro dirigido por Toshack apenas se dejó dos derrotas (y a domicilio) en el campeonato. Ambas fueron antes de la undécima jornada, la primera contra el Barcelona y la segunda ante la Real Sociedad. El objetivo más ilusionante volvía a ser la Copa de Europa, pero aquel año de nuevo se cruzó el ogro del AC Milan.

Los rossoneri apartaron muy pronto a los blancos del título continental, concretamente en la segunda ronda y por un global de 2-1 tras el 2-0 de San Siro y la mínima victoria merengue en su feudo.

En la Copa, con el doblete al alcance de la mano, se perdió en la final ante el F.C. Barcelona por 2-0, en un encuentro en el que el árbitro, García de Loza, se inhibió en buena medida ante la evidente dureza culé.

Aquella derrota hizo mucho daño en el vestuario. La relación entre los jugadores y el técnico se rompió definitivamente tras las declaraciones de Toshack después del partido en las que acusaba de falta de entrega y garra a casi todos sus pupilos.

Con la importante fractura a nivel interno y el ambiente enrarecido llegó el alirón contra el Valladolid diez días más tarde. La previa del diario ABC decía: “Quizá por la pérdida de la final de Copa o por saberse desde hace tiempo campeón de Liga, lo cierto es que en el vestuario no se palpa una especial alegría por el más que seguro alirón”.

Por otro lado, Martín Vázquez, desde hacía tiempo noticia por su más que probable marcha al Torino, declaró no tener “nada” en firme con el equipo piamontés, aunque sí admitió haber tenido contactos. El madrileño había cuajado una temporada extraordinaria y en Italia ya se daba por hecha su llegada al equipo de Turín por unas cantidades económicas exorbitantes.

Al cuadro merengue le bastaba un punto para certificar el triunfo liguero y lo logró después de empatar sin goles en un partido muy aburrido ante el equipo blanquivioleta dirigido por Fernando Redondo. De este modo, ‘La Quinta del Buitre’ igualó la gesta de los Gento, Puskas, Santamaría o Pachín, quienes también encadenaron cinco Ligas consecutivas entre 1961 y 1965.

Tras el pitido final del trencilla Alfonso Álvarez, los madridistas apenas exteriorizaron su alegría. No se dio la tradicional vuelta al campo, ni se vieron abrazos entre los jugadores. Fue una celebración agridulce. El ansia por la Copa de Europa y la costumbre de ganar Ligas habían descolocado el espíritu del club de Chamartín.

Toshack fue de los pocos que dio muestras de júbilo por el primer título de Liga a nivel personal. En rueda de prensa, el técnico galés dijo que no iba a brindar con champán porque no le gustaba. “Prefiero una buena cerveza de barril y un bocadillo de tortilla”, aseguró, mientras entre los futbolistas se daba una insólita moderación.

Chendo declaró: “Todos los años es difícil ganar la Liga pero naturalmente todos pensamos en la Copa de Europa”. Butragueño justificaba la escasa alegría en la celebración debido a que el quinto título “era algo que ya se esperaba de antemano y por eso estábamos bastante tranquilos”. Manolo Sanchís, en la línea de ‘El Buitre’, dijo que la Liga estaba sentenciada desde hacía cuatro o cinco jornadas. “Por ello hemos ido saboreando el título poco a poco”. Tan sólo Ruggeri, uno de los nuevos, aportó algo de entusiasmo: “Ganar una Liga en Europa es muy importante para mí y para cualquier jugador”.

La celebración institucional se produjo durante una cena en el Parador Nacional de Tordesillas, donde sí hubo brindis y agitación de servilletas. La anécdota de aquella noche la protagonizó el vicepresidente Lorenzo Sanz, quien declaró haber acertado 14 en la Quiniela por colocar una X en el Castilla-Betis que terminó con triunfo del filial blanco.

Ramón Mendoza sí quiso valorar la conquista liguera: “Ser campeón de Liga es importante; es el título más trascendente porque te permite jugar la Copa de Europa”. Y respecto a volver a dominar en el continente, reconoció que “la Copa de Europa es la asignatura pendiente de todos, pues el Real Madrid lleva 24 años sin ganarla. Hasta 1992 seguiré presidiendo el Real Madrid y habrá que seguir luchando para volver a ganar este título”.

La Liga de ‘La Quinta’ fue la última de una generación mágica, y el Real Madrid no volvió a conseguir el trofeo hasta 1995 con Jorge Valdano en el banquillo. En ese período se perdieron dos Ligas consecutivas en Tenerife en la última jornada (la segunda de ellas, precisamente, con el técnico argentino dirigiendo al equipo isleño), con dos bochornosas actuaciones arbitrales incluidas que no pueden caer en el olvido.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Fue un verdadero placer. Se me ocurre que generacionalmente Emilio es el tenista de la Quinta a la que tanto admira. https://twitter.com/lagalerna_/status/1245258242541924362

Seedorf ha sido el extranjero del Madrid que mejor y más rápido ha hablado el español en toda la historia. Parecía que lo había aprendido en el avión de venida... Clarence Seedorf, una belleza impresionante. https://www.lagalerna.com/clarence-seedorf-una-belleza-impresionante/ vía @lagalerna_

1⃣ - Cristiano (hay que incluirle)
2⃣ - Mesut Ozil (ojo la temporada de ese jugador con esa camiseta)
3⃣ - David Beckham (poesía a balón parado)
4⃣ - Fernando Redondo (lo de este tipo era acojonante, permítanme la expresión)
5⃣ - Michael Laudrup
6⃣ - Butragueño https://twitter.com/lagalerna_/status/1245433277990735875

A punto de comenzar el siguiente partido de la noche!

@lagalerna_ vs @LaPizarraRM

#RealFIFA20 🎮⚽️🏆 #HalaMadrid #MadridistaReal
https://www.twitch.tv/rmadridistareal

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram