Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La bandera

Escrito por: La Galerna1 octubre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La jugada de hoy nos la sabemos de memoria. Nuestra querida prensa deportiva la tiene perfectamente ensayada desde hace ya mucho tiempo y la usa cuando tiene poco más que echarse a la boca y que echarnos a quioscos y redes. Reconocemos que cansa un poco y que en consecuencia ni nos roza su sutil amenaza. Dicho más gráficamente: nuestra defensa dormita tranquila cada vez que nos vienen con tácticas tan manidas, de esas que se descifran a la legua, desde el mismo momento en que empieza a rodar el balón en las rotativas o en los micrófonos. Llamemos "la bandera" a este intento de marcarnos un gol por la escuadra, que en realidad se queda en remate fallido que ni ve de cerca el poste.

Marca Portada Isco 01.10.16El malagueño Isco Alarcón suele ser una de las armas (supuestamente arrojadizas) más utilizadas en "la bandera". La táctica consiste en eso que ya conocen de sobra, en uno de los tópicos más típicos, por no decir cansinos, de nuestra prensa, a la sazón pelín vaga en el diseño de sus estrategias de ataque: los jugadores españoles no cuentan tanto en el Madrid como debieran contar, cosa que encierra al menos dos trampas. La primera de ellas tiene que ver con la arrogancia de que sean elementos externos al Madrid quienes fijen cuánto deban contar dichos jugadores (porque yo lo valgo y tal); la segunda ya sonroja cuando en muchas ocasiones no es verdad que dichos jugadores no cuenten mucho en el Madrid, como ocurre justamente con Isco. Pero bueno, ya se sabe que eso de la realidad no va a venir a estas alturas a fastidiarnos un mantra mitológico que pueda crear polémica. Que la realidad haga lo que quiera, que ya tenemos a la prensa para decirles a los hechos si son tales o se quedan en meras fantasmagorías.

As Portada 01.10.16Ahí lo tienen, queridos galernautas, tan sutil el ataque que nos da la risa de lo claro que se muestra. Lopetegui cita con la selección a seis madridistas, cuatro de los cuales son "suplentes con Zidane". A los de Relaño les da absolutamente igual que Zidane no pare de manifestar que el nivel de exigencia y el nivel de la plantilla obliguen a que haya constantes rotaciones y que, en consecuencia, no exista prácticamente diferencia entre eso que antes se llamaba titulares y suplentes. A los de Relaño les da absolutamente igual que los minutos jugados por Isco desde que llegó al Madrid alcancen una cifra muy considerable, que Nacho sea un comodín valoradísimo por su entrenador y por la afición, que Morata haya disputado tantos partidos teniendo como supuesto titular a un delantero de la alcurnia de Benzema, que Lucas Vázquez idem de idem... Absolutamente igual. Lo que importa es meter ruido y furia. Lo que importa es la bandera, nunca blanca, ni del Madrid, ni de la paz.

En su momento, el escándalo era que la plantilla del Madrid apenas aportaba jugadores a la selección. Ahora que las tornas han cambiado, como le ocurre al tonto del refrán con la linde, el escándalo es que esos jugadores que ya incluye La Roja no juegan los minutos que dice As que deben jugar en su club. Desde aquí invitamos a Zidane a alinear en todos los partidos de la temporada, y todos los minutos, a once jugadores españoles, aunque solo sea por ver transformado el escándalo en el ultraje de un francés que viene aquí a extenuar jugadores tan importantes para nuestra selección. Lo importante es el escándalo, sea el que sea, aunque el club que los propicia sea siempre el mismo; ahí no hay variación. Es lo que tiene "la bandera", que ondea siempre para el mismo lado.

Que nadie se atreva a decir que una cosa es el Madrid y otra la selección, cualquier selección. Que nadie ose asegurar que no le importa dónde haya nacido un jugador. El DNI es lo decisivo, queridos galernautas, y no el pasaporte. Pasaporte tiene cualquier tuercebotas, pero DNI solo tienen los nuestros, y eso es muy grande, tanto que no importa si lo usamos para intentar hacer tambalear el mismo barco de siempre, ese que se empeña en seguir navegando según su propio rumbo, menudo descaro.

Sport Portada Alcácer 01.10.16Tal vez otra variante de "la bandera" sea la de defender la propia dejando de lado los elementos de otra que se considera ajena. Esa puede ser la táctica que explique el "sino" de una de las declaraciones de Paco Alcácer que el diario Sport recoge en su portada, un "sino" que en español debe escribirse separado, pero que el periódico catalán, seguro sabiéndolo de sobra, decide escribir junto a mayor gloria de "la bandera", la suya, claro está. "¿Quién demonios es la RAE para fijarnos normas lingüísticas y así unificar lo que no quiere ser unificado?", tal vez se oyera ayer en la redacción de Sport. Nuestro "sino" es otro, el que nosotros nos saquemos de las rotativas y punto.

(Nótese la benevolencia del comentario precedente, al no querer ni pensar que no haya sido cometido a conciencia el desatino del "sino". Una publicación de tan alto nivel informativo como Sport no puede haber caído sin querer en semejante error, propio de un alumno de primaria. No, definitivamente no, Sport save siempre lo que hase.)