Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Ha sido un error el fichaje de Jovic?

¿Ha sido un error el fichaje de Jovic?

Escrito por: Pepe Kollins26 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

“Luka Jovic ha sido un error”. “El serbio no sirve para el Real Madrid”. “No ha demostrado nada en todo este tiempo”. Son afirmaciones que se pueden oír o leer por parte de una afición acostumbrada a juzgar exclusivamente en función de lo sucedido en el último partido. De nada sirve la trayectoria de Jovic en el Eintracht de Frankfurt. Y por supuesto, nadie le va a conceder el crédito de un partido más, como tampoco se lo concedieron a Fede Valverde, sentenciado de la misma manera en su día y a quien hoy elevan a los altares. Ahora, muchos se erigen como defensores del uruguayo, pero lo cierto es que solo Zinedine Zidane apostó por él desde el principio.

Que Luka Jovic no esté rindiendo en estos momentos es absolutamente normal y eso no lo incapacita para ser jugador del Real Madrid. Podría argüir que un futbolista joven necesita de un periodo de adaptación para poder hacerlo bien: aclimatarse a un nuevo país, a una nueva ciudad, a un nuevo idioma, a un nuevo campeonato, a un nuevo equipo. Pero esa necesidad no se reduce solo a los jóvenes sino a cualquier jugador. Su entrenador, Zidane, fue pitado nada más llegar al club blanco por no rendir de inmediato. Al presunto jugador franquicia, Eden Hazard, le está sucediendo lo mismo. Aunque sí, un jugador sin experiencia necesita todavía de más tiempo.

Pero desde un punto de vista pausado y con perspectiva ¿se puede hablar de fracaso de Jovic a estas alturas de la temporada? El serbio todavía no ha estrenado su casillero goleador en 292 minutos distribuidos en 9 partidos de la siguiente manera:

Celta de Vigo – Real Madrid:      9´

Real Valladolid – Real Madrid: 22´

Villareal – Real Madrid 68´

Real Madrid – Levante 7´

PSG – Real Madrid 20´

Real Madrid – Osasuna 90´

Atlético de Madrid – Real Madrid 2´

Mallorca – Real Madrid 66´

Galatasaray – Real Madrid 8´

Solo contra Villareal, Osasuna y Mallorca fue titular. Y solo en uno de esos partidos jugó los 90 minutos. Es decir, Jovic ha disputado 3 partidos y luego en seis ha jugado apenas un puñado de minutos. A todas luces, un tiempo insuficiente para poder demostrar nada. Un delantero de una capacidad indiscutible como Harry Kane apenas promediaba 0,20 goles en su primera temporada en el Tottenham. Entonces tenía 20 años. Ahora alcanza un 0,80. El año pasado tuvimos el ejemplo de Lautaro, el joven argentino fichado por el Inter de Milán, que apenas llegó a 0,25 goles por partido. Esta temporada, está triplicando esas cifras.

Un delantero de una capacidad indiscutible como Harry Kane apenas promediaba 0,20 goles en su primera temporada en el Tottenham. Entonces tenía 20 años. Ahora alcanza un 0,80.

Si tomamos como referencia la etapa en Alemania de Jovic, comprobaremos que sucedió exactamente lo mismo. En su primera temporada, hasta la jornada 16 apenas había jugado 15 minutos en cuatro partidos. Fue titular por primera vez en la jornada 21 y tan solo en la jornada 26 consolidó esta condición con una racha goleadora. La segunda temporada, una vez adaptado a su nuevo club, fue la de su explosión.

-2017/2018, juega 1141 minutos en 27 partidos y mete 9 goles.

-2018/2019, juega 3302 minutos en 48 partidos y marca 27 goles.

Por ello, sería conveniente que la afición tuviese en cuenta varios conceptos con respecto al serbio:

-Primero, no es un jugador consolidado. No se trata de Ronaldo Nazario, ni de Van Nilstelroy, ni de Iván Zamorano. Es un futbolista por hacer, como también lo son Vinicius, Rodrygo, Valverde, Mendy, Militao o Brahim. Por lo tanto, difícilmente van a rendir como lo que todavía no son aunque algún día puedan llegar a serlo.

-Segundo, la posición en la que se ha desempeñado en el Real Madrid, en el poco tiempo que se le ha concedido, no es la habitual para él. Se ha fichado a Jovic como un nueve, pero lo cierto es que en la Bundesliga destacó jugando en otra demarcación.

El Eintracht dispuso la temporada pasada de una de las delanteras más goleadoras de Europa, conformada por Sebastian Haller, Luka Jovic y Ante Rebic. En ese tridente era Haller el que oficiaba de nueve puro, un ariete a la vieja usanza, de gran envergadura y juego de espaldas, fijando las marcas de los defensas y habilitando espacios y balones para sus dos compañeros balcánicos que se incorporaban por detrás suyo. Es cierto que durante un periodo, en que el delantero francés estuvo lesionado, Jovic ocupó su demarcación, pero ni la mayor parte de encuentros en el Eintrach jugó de nueve ni cuando lo hizo como segunda punta su referencia era un delantero dinámico como Benzema, casi un diez, sino un nueve puro.

ni la mayor parte de encuentros en el Eintrach jugó de nueve ni cuando lo hizo como segunda punta su referencia era un delantero dinámico como Benzema, casi un diez, sino un nueve puro

Se puede decir que Jovic apuntó maneras para ser un gran nueve, pero que todavía no se había consolidado como tal. Hay un dato que se antoja muy revelador sobre este proceso de adaptación de un delantero que ha demostrado ser un gran rematador: apenas ha chutado a puerta. Es decir, no es que falle mucho, sino que casi no ha tenido opciones de disparo. Su promedio de remates por partido es de 1,1. Zidane ha de encontrar el modo para integrar a Luka en el equipo de modo que disponga de muchas más opciones (Benzema, sin ser un delantero de área, dispara 3,6 veces de media). Si lo consigue, los goles caerán.

Que apenas haya contado con minutos de juego, que haya llegado a un nuevo club y que todavía tenga que adaptarse a absolutamente a todo (la entidad, la ciudad, el idioma, sus compañeros), que juegue en una demarcación o esquema poco habitual para él y que solo tenga 21 años y, por tanto, sea un jugador por hacer, son suficientes argumentos para considerar precipitado cualquier juicio definitivo.