Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Idioma culerado

Idioma culerado

Escrito por: Jorge Garcia Vela15 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Somos los madridistas muy injustos e intolerantes con todo el universo culé, atizando sin conmiseración y defendiéndonos de ultrajes que no son tal, sino producto de malos entendidos. La incomprensión nos lleva a ser muy susceptibles y belicosos, cuando estamos ante un simple problema de idioma.

Es por ello que me he propuesto, con un exhaustivo y extenuante ejercicio de investigación para La Galerna, descubrir y acercar al madridismo este idioma adyacente al castellano y el catalán. Otra lengua española más, desconocida por muchos y hablada solamente en “Culelandia”, en la esquinita de la esquinita de la esquina. El idioma culerado.

El idioma culerado recuerda a las “suecadas” de aquella estupenda película de Michel Gondry llamada “Rebobine, por favor” (2008), donde los protagonista hacían unas versiones truchas de películas originales rodadas por ellos mismos.

Aclarados estos puntos empezaremos a analizar los rasgos más característicos de este peculiar idioma para poder así aclarar las cosas y limar asperezas provocadas por meros equívocos.

Hay ciertas expresiones en el idioma culerado que en castellano significan una cosa diametralmente contraria y que pueden llevar a situaciones desagradables e incómodas. Por ejemplo, si oís a un culé decir expresiones como “puto mono” u os lo llama directamente, no penséis mal, no es un insulto o una insinuación racista, ni siquiera se refiere a un primate promiscuo en exceso o ligero de cascos, ni que cobre por placenteras y vigorosas gracias sexuales, ya que lo que en realidad pretende decir es “mucho morro”, es decir, una suave recriminación en la forma de proceder, una educada petición para que se hagan las cosas de otra manera y no se recurran a “trampillas”, una forma coloquial de reprensión donde la relación de colegas y compañeros de profesión siempre quede explícita.

Si un culé dice "puto mono" no es un insulto o una insinuación racista

Otras, que resultan muy vulgares en español, como: “me cago en tu puta madre” o “la concha de tu hermana”, son en realidad términos coloquiales en el idioma culerado, que en el primer caso es un guiño jocoso a la tradición catalana del “caganer”, mientras que en el segundo remite a recuerdos playeros de infancia…

Cuando ustedes oigan a un culé pronunciar la palabra “isquiotibial”, significa: “¡cómo corre el Bale ese!”, como bien reconocieron en la final de Copa cuando el bueno de Bartra vio pasar fugazmente una bala por la banda izquierda.

Si lo que oyen es “no somos un equipo politizado”, significa: “nos gusta prestar nuestro estadio para honrar a los països catalans, sonreír los calvos al monarca, los pitos al himno español y que todos nuestros candidatos a la presidencia apuesten por el derecho a decidir”…

Entiendo, teniendo todo esto en cuenta, que Piqué quedara desconcertado cuando un guardia urbano le puso una multa a la salida de una discoteca, en lo que fue una simple falta de entendimiento y comunicación.

El idioma culerado es especialmente rico en determinadas disciplinas, por ejemplo la botánica, donde el léxico y conocimientos sobre la materia son francamente b/vastos. La especialidad en césped es excelsa, capaz de determinar en distintos términos el crecimiento del mismo en el descanso de un partido como detonante del perjuicio al equipo. El grosor, la largura, la humedad, el sabor, la acidez… no tienen secretos por aquellos lares. Incluso tienen algún miembro en la RAC (Real Academia Culerada), como Xavi Hernández o el propio Pep Guardiola, grandes eruditos en la materia, gracias a sus impagables aportaciones.

Lo mismo ocurre con el derecho, en concreto con el arbitraje, donde han logrado tal depuración lingüística que cuanto más dicen que no van a hablar de los colegiados más se les entienden las quejas.

Hay ciertas palabras que generan problemas en el “idioma culerado”, que no tienen traducción desde el español. Por ejemplo, si ustedes incluyen en una frase la palabra “Hacienda”, lo más normal es que encuentren caras de desconcierto o estupor, ya que no sabrán de qué se está hablando. No es un término ni un concepto que en “culelandia” tenga el más mínimo sentido. No tiene traducción.

Del mismo modo, la riqueza del idioma culerado no se limita a lo verbal, también tiene un gran desarrollo en la comunicación no verbal, con el sistema de signos y gestos, así como aspectos ajenos a la universalidad del lenguaje matemático.

El signo o gesto más ilustrativo en el idioma culerado levanta muchas ampollas en el madridismo y en todo el mundo no familiarizado con esta lengua. Los escupitajos de Messi. Muchos han interpretado los escupitajos de Messi como un agravio y una falta de respeto al rival, una vez más producto del madridista desconocimiento de esta rica forma de comunicación.

No deben entenderse jamás estos actos como faltas de respeto, educación o desagravio, en absoluto, porque Messi, como estrella principal del F.C. Barcelona, no escupe, sino que realiza un ritual purificador, de respeto al rival y para darle buena suerte, como hacen en las tribus masái. Messi unge a los rivales, los señala y marca, como los perretes su zona de dominio, adoptándolos como discípulos y homenajeándolos como rivales. Esto mismo es aplicable a los pelotazos que pueda llegar a dar a la gente que come pipas en la grada de un estadio. Puro amor.

Igualmente ocurre con los mordisquitos de Luis Suárez, por supuesto, simples gestos de cariño, como el de cualquiera con el pezón de su amante. O si vemos a Busquets, que es un santo varón, pisar cabezas con saña, como la de Pepe, por ejemplo, que desde aquel día es otra persona, mucho más relajada y centrada.

Los mordisquitos de Luis Suárez son simples gestos de cariño

Los lanzamientos de cochinillo fueron muy criticados por los seguidores madridistas en su ignorancia, cuando en absoluto debe considerarse esta actividad como un acto agresivo, todo lo contrario. Es un gesto generoso, de camaradería incluso, donde se escoge un producto típico de la gastronomía castellana, el cochinillo, como símbolo de comunión entre aficiones.

Estos actos son polisémicos, por lo que en ocasiones también pueden considerarse reacciones a provocaciones rivales. Que el idioma culé es bondadoso, pero no se deja pisotear por nadie.

Por todo esto, cuando los joviales y ufanos miembros de la plantilla culé aparecieron en sala de prensa disfrazados de Halloween mientras un jugador getafense contestaba preguntas tras ser goleado, se entendió en Madrid como una falta de respeto y consideración, cuando en realidad era un voluntarioso y altruista intento por animarlos tras la dura derrota con su humor sin igual.

Su loable ambición de excepcionalidad les lleva a presentar su propio lenguaje matemático, que es similar al universal, pero sumando 100 millones a los montantes económicos que gasta el Madrid y restándoselos a los que gasta el Barcelona. Qué sé yo, un ejemplo al azar: Si ponemos que Neymar ha costado 157 millones al Barcelona, en idioma culerado serán tan solo 57, incluso si aplican operaciones con logaritmos el resultado puede quedar en 19. Que Bale cuesta 90, pues en idioma culerado serán 190, y así… No deben ver maldad en ello, sólo sencillas diferencias idiomáticas y de lenguaje. Su única aspiración es la bondad universal y la lucha lícita contra el imperialismo madridista. Por ello, los temas económicos les resultan vulgares y esos vaivenes en las cuentas son consecuencia de la pura y dura “humildat”, buscando no presumir con esas excesivas cantidades que se manejan en el mundo del fútbol y que pueden herir las sensibilidades de los más desfavorecidos, de los políticos y de los obispos catalanes, que salen siempre a poner las cosas en su sitio y afear los desmanes madridistas, porque somos más dados a hablar de altas cantidades sin anestesia, a lo bruto, sin piedad ni misericordia, en toda su crudeza.

Sólo desde un estricto y depurado entendimiento del idioma culerado se entiende que la gente fuera a aplaudir a Messi al juzgado para dar cuentas a la Hacienda pública, porque un culé es incapaz de maldad alguna, ni de pensamiento malintencionado.

Tal es la bonhomía de esta gente, que aceptan de buen grado ser condenados por defraudar a Hacienda sabedores de las dificultades que puede acarrear el conocimiento del idioma culerado y su contabilidad particular, asumiendo las limitaciones de los mesetarios jueces, como vimos en el caso Mascherano. ¡Cómo no recordar las contabilidades creativas de los casos Etto e Ibrahimovic!

Y es que parece claro que en Hacienda no están por la labor de aprender este idioma, que no les entienden ni quieren entender, porque los jugadores culés siguen cayendo como churros en las redes del fisco… Si se molestaran, como recomiendo, en aprender estas sencillas recomendaciones habría menos conflictos.

Estas divergencias llevan a determinadas dificultades y confusiones, así como sus problemas con el número “Once”, aspecto cambiante según avanzan las temporadas (antes lo tenían con el 10, el 9, el 8… la Décima, la Novena, la Octava…). También es necesario destacar ciertos problemas para diferenciar el color del blanco y negro.

Es justo reconocer que nuestro gran periodismo deportivo es ducho en esta lengua, que adopta habitualmente demostrando un dominio excepcional de la misma. Los madridistas podemos dar buena cuenta de ello.

Son un club intachable y ejemplar, y cualquier cosa en sentido contrario proviene de malos entendidos y desconocimiento. Es de exigir al madridismo que se aplique, que aprenda este rico idioma para que esta rivalidad se mantenga relajada y deportiva, porque los culés, como han demostrado a lo largo de su historia, son incapaces de un mal gesto, una mala palabra o alguna inconveniencia, ¡y menos contra nosotros!

Confío, mis queridos amigos madridistas, en haber puesto un poco de luz en pos de la siempre deseada reconciliación futbolística con nuestro rival, invitando a la comprensión y conocimiento del mismo, abriendo un camino hacia la paz que tan bien han apadrinado auténticos referentes de la concordia como Del Bosque, Guardiola o Valdano, para que todo sean valores, humildad y abracitos de color de rosa…

Seguiremos explorando el rico universo del idioma culerado en el futuro.

Definirme es limitarme, y yo no tengo límites. Tuiteramente conocido como @mrsambo92, escribo también sobre cine y música en cinemelodic.blogspot.com

62 comentarios en: Idioma culerado

  1. Leyendo este articulo y estando totalmente de acuerdo con lo que usted ha expuesto creo que no somos el club adecuado para senalar a nadie!!! Ya que tenemos bastantes puntos oscuros en nuestro historial! La única diferencia que veo es que nosotros somos mas honestos que ellos.
    Un Saludo

    1. Es posible que tengamos puntos oscuros en el ámbito deportivo pero lo que también es seguro es que nunca hemos reconocido, ante un juez, haber cometido un delito, es decir ser un club delincuente

      1. Hola Mister Rudge! Hay tiene usted toda la razón. Por eso pienso que somos mas honestos y mas generosos que ellos. Aunque ellos han vendido mejor su película! De todas formas que casi todo lo que se les hecha a ellos en cara, también nos lo pueden echar en cara a nosotros.
        Un Saludo

        1. Mire se me ocurre otra diferencia importante, darle dos medallas de oro y una insignia de oro y brillantes a un dictador. Y otra más , presentarse a un partido y no jugarlo faltando gravemente al respeto al resto de participantes y a la competición, acto por el que , por cierto, no cumplió ninguna sancion. Y si me esfuerzo un poco saldrán más diferencias.

          1. Hola, seguro que salen algunas diferencias y eso no se lo discuto! Los ejemplos que usted puso son repugnantes pero según mi educación creo que no estamos tan limpios para senalar a los demás. A veces me cuesta explicar las cosas a través de estos mensajes y así eliminar malentendidos. Supongo que también es una diferencia de mentalidad(ni mejor ni peor a la suya. Seria mas fácil explicarme tomando un café.
            Un saludo

          2. Seguro, pero Alemania me queda un poco lejos. Lo que le quiero trasmitir es que en todas las cosas hay distintos grados y tratar de igualar a todo el mundo es una falacia

          3. Tiene usted razón. No voy a ser yo el que defienda al Barca. Yo lo único que intento es que el fútbol vuelva mas a su estado natural y nos dejemos de fanatizar. Esa fue una de las razones de defender a los colegiados. Yo se que es difícil tratar a todo el mundo igual y se que usted tiene razon. Pero tengo esa manía(me la metió mi padre) de intentar ser justo aunque sea con algo o con alguien que no sea de mi agrado.
            Venir a Alemania le va a salir caro!;) Me es mucho mas fácil expresarme directamente ya que el castellano no es el idioma que utilizo de forma escrita. Por ser mas sincero, solo cuando entro a este medio.Supongo que durante el año me pasare por Madrid a visitar la familia. No se si le quedara mas cerca.
            Un saludo

          4. Si, Madrid es mi ciudad, aunque paso también parte del año en Cantabria, mi segunda patria chica, y si se puede es un buen sitio para tomar un café ya que de momento no me es posible hacerlo en Heidelberg o Baden-Baden. Un saludo con un tiempo casi primaveral.

          5. Pues genial,así sera. Seguramente sera un charla interesante. Yo me crié en parte)es un poco complicado) en carabanchel a un minuto de lo que ahora es el pabellón de Vista Alegre que antes era una plaza de toros.Yo vivo en Colonia una parte de Alemania en donde la gente es mas alegre. Ellos mismos se denominan como la ciudad mas norteña de Italia. Es bastante divertida y desde aqui me quedan cerca bastantes estadios(Colonia,Schalke,Borussia Dortmund,Borussia Mönchengladbach, el mas cercano Bayer Leverkusen y ya un poco mas lejos el Eintracht de Frankfurt.
            Por ahora estamos viviendo una temperatura no primaveral pero casi (15 grados).
            Un saludo

    2. Muy buenas, Richard. Verá, acusaciones, insultos, ultrajes, ironías, leyendas, invenciones, sufrimos los madridistas desde que comenzamos a ganar, con base o sin ella, especialmente si era sin ella, mientras callábamos. Franco, árbitros, jugadores, escándalos, Champions injustas… El sentido de la creación de páginas como esta fue precisamente dar voz a un madridismo que se rebelaba contra todo eso, que decidió dejar de callar y poner el dedo en la llaga de los que más tenían que callar, de los que no paraban de ultrajarnos, y espolear de paso a una parte del madridismo acomplejado, perezoso o pasota, que consentía todo eso sin hacer nada. Es decir, es el fundamento básico de páginas y programas madridistas que han tenido éxito y que muchos anhelaban, como esta página, el programa de Richard Dees o tantos otros.

      Este artículo es en tono de humor y expone una realidad evidente, para flagelarnos están otros y para autocrítica puede estar seguro que tenemos al propio madridismo, no se alarme usted.

      Un saludo.

      1. MrSambo magistral articulo, me partí con ello, gran nivel. 🙂

        Pero le diría que no se canse con el tipo que haciéndose el desentendido sale con cosas como "no somos el club adecuado para señalar a nadie", se fue destapando en varios posts, es un troll que esta pululando por aquí desde el robo al PSG.

      2. Buenos Dias MrSambo, yo en mi vida privada me siento a debatir o a discutir con personas de cualquier nacionalidad, color, creencia o que sea seguidor de otro equipo de fútbol. Si los argumentos son acusaciones, insultos, ultrajes, ironías, leyendas, invenciones con zanjar el debate o la discusión me basta.
        Despues lo mejor que se puede hacer es ignorarlos!! Mire yo no dudo de sus buenas intenciones!! Viendo las redes sociales lo que predomina es el poco respeto, el insulto y la agresividad. Dudo mucho que los mensajes que se mandan desde ciertas paginas sean canalizados de una forma adecuada en muchos cerebros que lo reciben. Como ya le comente a Vagawain. Yo lo que intentaba transmitir es que vamos todos por un mal camino. Europa se esta radicalizando políticamente y no es una buena idea echar leña al fuego. Los ultras esta resurgiendo de sus cenizas.
        Como pude leer, a Florentino le mandaron un sobre con una sustancia sospechosa. A Michael Robinson lo empujaron en la Gran Vía. Llegara el momento en donde pase algo grave y al final nos echaremos todos las manos a la cabeza!! !!Porque esto es simplemente fútbol!!!El pasatiempos mas bonito del mundo!!
        Un Saludo

        1. Pues si considera que nuestros rivales y provocadores van por mal camino vaya corriendo a afeárselo. Aquí no se dicen mentiras y no es una cuestión de barra de bar, sino de dimensión pública, que para eso están estos medios. Si no le gustan las web, ¿qué hace leyéndolas? Si no entiende que este es su fundamento está algo despistado. Le recomiendo encarecidamente que vaya a nuestros rivales y les demuestre su señorío recriminándoles esos pequeños desmanes con el que dice es su equipo.