Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Florentino Pérez y una semana decisiva

Florentino Pérez y una semana decisiva

Escrito por: Quillo Barrios27 agosto, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid empezó el verano actuando con rapidez y acierto. Se fichó a Hazard, Jovic y Mendy -además de Militao, al que se firmó hace tiempo- antes incluso de que la prensa tuviera tiempo para arrancar la maquinaría de las especulaciones. Llegaba un futbolista de primerísimo nivel, un prometedor delantero y un lateral zurdo. Todos ellos, refuerzos necesarios.

Algo más gris, a mi modo de ver, fue el trabajo en la 'Operación Salida'. Llorente, Ceballos y Reguilón, tres de los mejores jugadores de la pasada temporada, se marcharon a Atlético de Madrid, Arsenal y Sevilla, respectivamente, tras conocer de primera mano que no contaban con Zidane. Theo, Lunin, De Tomás y Kovacic, entre otros, también dijeron adiós.

Y ahí se estancó el Real Madrid. No sé si Florentino Pérez estaba esperando una especie de efecto dominó propiciada por algún gran movimiento o si las negociaciones por ciertos futbolistas no terminaron de llegar a buen puerto, pero lo cierto es que llevamos unas cuantas semanas sin que el club blanco sea capaz de darle continuidad al estupendo trabajo realizado a principios de la 'Summeriana'.

El color que cogió todo con el paso de los días no fue el más adecuado. Zidane encarecía a Pogba regalándole besos en sala de prensa mientras que, a su vez, devaluaba a Bale con declaraciones impropias de un entrenador de élite. El Real Madrid parecía hipotecar su futuro a corto plazo a la llegada del centrocampista francés y la marcha de Gareth. El tiempo pasaba y no sucedía ni una cosa ni la otra. A Bale se le escapó el tren chino y Pogba vio cerrarse el mercado de la Premier League sin visos de cambio. Demasiados disparos al aire y una mochila con la que cargar durante toda la temporada salvo sorpresa inesperada. Sorpresa que, evidentemente, no ha llegado, y mucho me temo que no llegará. Hablo de Bale, por supuesto.

Finalizado ese culebrón, la lluvia de nombres -Eriksen, Van de Beek, Mbappé de nuevo- nos llevó hasta Neymar, con el que llevamos mil y una noches. El Barcelona le pidió, a través de Piqué, un guiño que desbloquease la operación y lo acercase al Camp Nou. La respuesta del brasileño fue el silencio. Ahí el Real Madrid vio una posibilidad. El problema, dada la envergadura de la negociación, era la falta de tiempo y la presencia de un Barça que iba a retrasar cualquier desenlace por mucho que el PSG no quiera ver a los culés ni en pintura.

Y en esas estamos, a 27 de agosto, con el trabajo a medio hacer y un equipo que ofrece las mismas dudas que en el pasado. Tiene Florentino Pérez una semana para desencallar la situación y terminar de confeccionar una plantilla que aspire a todo. Y no sólo hablamos del apartado de altas, donde el Real Madrid sigue necesitando un par de refuerzos -uno en ataque y otro en mediocampo-, sino que debemos trasladarlo también a las bajas/continuidad de ciertos futbolistas. James, por ejemplo, ha demostrado que puede multiplicar las opciones blancas en el juego interior, amén de estar llamado a sumar, entre tantos propios y asistencias, unos 10-15 goles. Por mucho que Zidane no lo quiera, el colombiano se ha ganado, no sé si por demérito del resto o por mérito suyo, un hueco en la plantilla 2019/2020.

Fuera de altas y bajas, pero igualmente importante, o quizá más, está la figura de Vinicius. Entiendo y celebro que Florentino Pérez le haya dado plenos poderes al entrenador, pero hay momentos en los que el club debe estar por encima. Este es uno de esos momentos. No puede permitirse el Real Madrid que Vinicius, cuya irrupción la temporada pasada fue maravillosa y esperanzadora, caiga con estrépito a la vulgaridad porque el entrenador decida no contar con él o marginarlo en banda derecha minimizando sus virtudes y su impacto en el juego. Zidane es el técnico, pero Vinicius es un proyecto monumental.

Así las cosas, el tiempo corre y las decisiones no se pueden dilatar más. Neymar, Van de Beek, Eriksen, James, Vinicius. Es tu momento, Florentino. Cierra con destreza lo que tan bien empezaste hace un par de meses.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

19 comentarios en: Florentino Pérez y una semana decisiva