Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
FLORENTINO PÉREZ TIENE TWITTER

FLORENTINO PÉREZ TIENE TWITTER

Escrito por: Fred Gwynne12 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La reunión era más tensa de lo habitual. El Equipo Directivo de Florentino Pérez no estaba acostumbrado a verle tan irascible, su mal humor hacía que, a pesar de que ya eran las cuatro de la tarde y todavía no habían comido, nadie se atreviese a interrumpirle.

Quince minutos más tarde, acuciado por el hambre y el cansancio, uno de los directivos, el más inexperto y joven, lanzó, sin medir las consecuencias, la pregunta que todos estaban deseando hacer:

-Presidente, ¿qué le parece si terminamos el punto cuatro, vamos a comer y continuamos en un par de horas? -dijo haciendo amago de levantarse.

-Siéntese inmediatamente -bramó Florentino a la vez que lanzaba una mirada a todos los presentes congelando el tiempo-. Estoy harto de todos ustedes, son unos inútiles. Sin mí son incapaces de hacer un puñetero fichaje, me hacen perder el tiempo en reuniones farragosas, en contactos inútiles, en papeleos que debería hacer cualquier becario. No se muevan de aquí.

Florentino abandonó el salón de reuniones, dio los escasos veinte pasos que lo separaban de su despacho, se sentó en su mesa de caoba y encendió el Toshiba que lo llevó en pocos segundos a la página de inicio de La Galerna. Leyó el Portanálisis, varios artículos de opinión y vio un par de vídeos. Diez minutos más tarde descolgó el teléfono. Necesitaba desahogarse.

-Inútiles, Fred, son unos inútiles, te lo juro, estoy rodeado de inútiles. O hago yo el trabajo directamente o estos idiotas son capaces de fichar al Lobo Carrasco.

-Si supiese cómo le entiendo, Presi, a mí me pasa lo mismo, igualito, no se puede imaginar la de ineptos que hay en La Galerna. Mucho madridismo y mucha sintaxis, pero a la hora de la verdad o les corrijo yo las tildes o hacemos el ridículo. Y faltas, Presi, como hay Dios, faltas de ortografía que no las comete ni mi sobrina. Y los artículos, ¿qué me dice de los artículos? Que sí, que hay dos o tres decentes, pero el resto son de relleno, farfolla.

-A mí me gustan casi todos.

-Ya, pero usted tiene muy buen conformar, y además, no se engañe, después de leer tantos años el AS cualquier artículo parece una obra maestra.

-En fin, te dejo, tengo que volver a la reunión. No te puedes ni imaginar lo aburrido que estoy de ellos.

-¿Ha pensado en dirigir el Real Madrid como Bukele?

-¿Cómo quién?

-Nayib Bukele, el Presidente de El Salvador. Dirige el país a través de Twitter, da órdenes, despide funcionarios, dicta decretos. Es un genio.

-Twitter es el sitio ese donde se insulta la gente, ¿no?

-Sí, más o menos, usted no se preocupe de nada, yo me encargo. Le hago la cuenta y le explico cómo funciona. Va a notar una gran diferencia. Se acabaron las reuniones. Seremos un club pionero, simplemente tiene que pedir a todos los trabajadores del Real Madrid que tengan Twitter. A todos. Y mano de santo, Presi, mano de santo.

Cuando Florentino Pérez entró de nuevo a la reunión lucía una gran sonrisa en su su cara. Fue directo al grano.

-He reflexionado muy seriamente, he consultado a ciertos asesores de gran prestigio internacional y he decidido dirigir el Real Madrid a través de Twitter. A partir de hoy no nos volveremos a reunir, recibirán mis órdenes a través de esta red social. Tienen cuatro días para que todos los trabajadores, ustedes incluidos, tengan Twitter. No lo volveré a repetir, cuatro días, ni uno más.

Primero pensaron que se trataba de una broma, pero, en cuanto Florentino expulsó de la reunión a un colaborador que, entre risas, tildó la medida de locura sin fundamento, no tardaron en darse cuenta de su error. Algunos ya tenían Twitter y los que no lo tenían esa misma noche se crearon una cuenta oficial. La seriedad de Florentino no dejaba lugar a interpretaciones.

Una semana más tarde, Florentino, relajado, en su despacho, después de recibir las contraseñas y unas cuantas instrucciones del Señor Gwynne sobre el funcionamiento de Twitter, encendió su Toshiba y dio la primera orden. Quería probar hasta qué punto era efectiva la herramienta.

Dos minutos. En dos minutos estaba saboreando el café. Aquello marchaba.

Esta vez fueron cinco minutos de reloj, cinco, clavados. Cuando Manolo Gutiérrez llegó con la napolitana sudaba como un maratoniano. Al final iba a tener razón Fred Gwynne, aquello era mano de santo. Decidió empezar con asuntos más serios.

Una semana y veinte tuits más tarde estaba convencido de que dirigir el Real Madrid desde Twitter era la mejor medida que había tomado en toda su carrera de Presidente. Ni le importunaban ni le contradecían ni le hacían perder el tiempo en tediosas reuniones que nunca llevaban a ningún lado.

Todo iba de maravilla hasta que aquella soleada mañana sonó el teléfono.

-¿Cómo va todo, Presi?

-De maravilla, Fred, de maravilla. Nunca me he sentido mejor. Hasta estoy pensando tomarme una semanita de vacaciones. Ya he realizado varios fichajes importantes y antes de continuar con la planificación de la temporada que viene creo que me merezco unos días de asueto. ¿Qué te parece?

-Me parece perfecto, Floren, hazlo. Vete tranquilo, descansa, coge fuerzas. Y no te preocupes de nada.

-Incluso si surge algo urgente podría dirigir el Club desde la piscina, sin venir a trabajar.

-Ni hablar, eso no son vacaciones, tiene que desconectar del todo, ni una noticia, nada de internet, no coja el teléfono a nadie, descanso total. Mire, si le parece bien, ya le llevo yo la cuenta, nada serio, simple mantenimiento. Tuit de esos institucionales, de los de loar a los fichajes que acaba de hacer, ya sabe, de los de “nacido para jugar en el Real Madrid” y cosas de esas.

-¿Estás seguro?

-Segurísimo.

-Pues mira, te voy a hacer caso, me voy a marchar ahora mismo unos días a Menorca. Además, en julio y agosto, ya no puedo coger vacaciones, es cuando se corta todo el bacalao. Si tienes cualquier problema, llámame, solo a ti te cogeré el teléfono.

-Tranquilo, buen viaje, disfrute. Déjelo todo en mis manos, no le fallaré.

Estaba tan convencido de no fallarle que me puse manos a la obra esa misma noche. Mantenimiento, mucho mantenimiento.

Me sentía bien, realizado. Poco a poco iba cogiendo confianza para que el mantenimiento fuese a más. Al final iban a tener razón todos los de twitter que decían que dirigir al Madrid lo podía hacer cualquiera.

Cogí tanta confianza que hasta me atreví a hacer un hilo. Me sentía Dios. Ahora entendía a Butragueño.

Habían pasado cuatro días y no podía estar más orgulloso de mis medidas. Sabía que a la vuelta Florentino me felicitaría. Estaba, no quiero pecar de modesto, haciendo un trabajo excelente. El problema es que Twitter saca lo peor de uno mismo y ahí reconozco que me dejé llevar. Igual se me fue de las manos.

Los rumores de mis actos llegaron a Florentino dos días después, en pleno chapuzón. Estaba sumergido en una piscina, en un chalet cerca de la Cala Turqueta, cuando Butragueño le llamó por teléfono. No hizo caso de las cuatro primeras llamadas, pero a la quinta, ante la insistencia y la preocupación de que pasase algo verdaderamente urgente, decidió contestar. Butragueño no le dio opción a decir ni una sola palabra.

-Presi, lo siento, dimito, no puedo más, sabe que para mí siempre ha sido usted un ser superior pero esto ya es demasiado. Lo de despedir a Zidane no tiene nombre, es incomprensible, pero lo de nombrar entrenador a un desconocido llamado Gwynne, que se presenta en Valdebebas con un Ferrari con el escudo del Madrid en el capó, ya roza el delirio. Y lo de Al-Khelaïfi, Presi, no puede hacer públicamente un calvo a Al-Khelaïfi. ¿No se da cuenta de que es un error? Y el traje y la corbata, reconozco que eso no me lo esperaba, qué dolor, Presi, qué golpe más bajo.

Florentino tragó saliva.

-Convoque inmediatamente una reunión de toda la Junta Directiva. Mañana, a las 8.

Les confieso que estoy muy preocupado. Han pasado casi quince días y Florentino ni me llama ni me coge el teléfono. Me han quitado el Ferrari, confiscado todas mis cuentas y tengo varios requerimientos judiciales. No sé qué ha podido salir mal. Lo estaba bordando.

Floren, llámame.

Fred Gwynne
Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.

15 comentarios en: FLORENTINO PÉREZ TIENE TWITTER

  1. Jajajaja...
    Es que se te ha ido un poquito la mano.
    Magnífico artículo. Lo estaba leyendo en el trabajo y han entrado compañeros en el despacho al oír mis carcajadas.

  2. El calvo no era para Al-Khelaïfi!!! Era para Rubiales y Tebas!!! Seguramente fue un lapsus, se aclarará y le repondrán en sus funciones no tardando mucho.

  3. Estoy escribiendo mientras me descojono vivo. ¡ Qué pasote !. Buenísimo. Ha “caricaturizado” comportamientos y sentimientos que están a la orden del día en todas las culturas organizacionales. “Retrato” genial.

  4. Lo mismo en este lado del charco. Estoy en la oficina y no puedo aguantar la risa. Usted es un genio Fred. Un abrazo del tamaño del mar !!! HALA MADRID Y NADA MÁS !!! Por cierto, lo de El Buitre con el mismo traje y corbata... !!!fantástico!!!.

  5. Como siempre, cada vez que veo un Fred Gwynne (primera vez que escribo el puñetero nick sin tener que mirarlo arriba) lo dejo para el final, de plato fuerte 😀 Se disfruta lentamente...
    Gracias por alegrarme el día...
    Y concuerdo con Miguel Angel Fernández, esto no se hace sin avisar .... 😀
    PD: fantástica su aportación en las evaluaciones del equipo durante la temporada... no había tenido ocasión de agradecerle antes...
    Saludos.
    PD: en Cuba poquísimos usamos Twitter... ha de ser por eso que Florentino no le escribe... debe estar acá de vacaciones... 🙂

  6. ¿Crítica (no tan) velada a la legión de madridistas que, desde Twitter, arreglan el club?
    Detrás de la máscara del señor Gwynne (y el descojone de sus escritos) se esconde un madridista bastante sensato que suele atinar en sus conclusiones. A mí me ha hecho cambiar de opinión en al menos dos temas utilizando argumentos opuestos: en la creación de una sección femenina (con perdón) del Real Madrid, apelando a mis sentimientos, y en la construcción de un nuevo Santiago Bernabeu, apelando a mi sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Imagen de Alfredo Di Stéfano y Pelé en el Santiago Bernabéu. ¿Sabíais que O Rei jugó (y marcó) con el Santos en nuestro estadio? Eso sí, ganamos nosotros. Nos lo cuenta @RMadridDatos en las efemérides de la semana

https://t.co/t2kLP8GRqh

📽️@tildegm plantea si no estamos a tiempo de quedarnos con James Rodríguez y de vender a Isco. ¿Qué opináis?

https://t.co/fbkRLIyYcR

El festival de triples y mamporros (permitidos) en estos partidos de la final de la ACB nos condenan a la incertidumbre. Nos lo cuenta @jluisllorente

https://t.co/ddcUGf8cLf

Tras las grandes actuaciones de @jamesdrodriguez y @DaniCeballos46 en la Copa América y la Euro sub21, @AlexPorest sugiere que el club no se dé prisa en venderlos.

https://t.co/XtC1XECSyv

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram