Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Enrique Mateos: Fifirichi

Enrique Mateos: Fifirichi

Escrito por: Alberto Cosín15 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy, 15 de julio, se cumplen 84 años del nacimiento de Mateos, uno de los integrantes del legendario Real Madrid que alzó cinco Copas de Europa de forma consecutiva. Una época en la que formó en el ataque blanco míticas delanteras con los Di Stéfano, Rial, Puskas, Kopa, Marsal, Joseíto o Gento a finales de los 50.

Nacido en el barrio de Embajadores de Madrid el 15 de julio de 1934, se desempeñaba como interior. Mateos destacaba principalmente por su calidad, su gran técnica, su regate y su astucia. Era muy listo y rápido y además tenía facilidad para ver la puerta contraria. Su apodo toda la vida fue ‘Firifichi’.

Sus primeros pasos fueron en el Boetticher de Regional y a continuación en el Plus Ultra, un club que a principios de los 50 dependía del Real Madrid. Su llegada al primer equipo se produjo después de brillar en un amistoso que hizo la selección española contra el Plus Ultra en el Metropolitano en 1954.

Apenas contaba con 20 años cuando debutó el cuatro de abril de ese año en un choque de la Primera División ante el Sporting. Y su estreno no pudo ser más deslumbrante cuando en el minuto 17 marcó el primer gol de su equipo. Además, pronto se vio que formaría una gran pareja con Alfredo Di Stéfano, que fue uno de sus mejores socios sobre el terreno de juego durante su carrera blanca.

mateos debutó con el real madrid el 4 de abril de 1954

El cuadro merengue ganó la Liga con el uruguayo Enrique Fernández al frente y el curso siguiente repetiría tras entrar Villalonga en el cargo. Pero Mateos no terminaba de hacerse un sitio y el año de la primera Copa de Europa -en 1956- disputó cinco partidos de Liga, pero no llegó a entrar en ningún duelo de la competición continental.

Su temporada de despegue fue la 1956-1957. Villalonga le hizo titular en un quinteto ofensivo junto a Kopa, Rial, Di Stéfano y Gento y voló en el Campeonato doméstico, que fue blanco, con catorce dianas y un fenomenal doblete contra el Atlético de Madrid. También le hizo dos al Niza en cuartos de la Copa de Europa y uno al Manchester United en el Bernabéu con una famosa celebración que quedó registrada para siempre en una foto muy célebre del madrileño. La final tuvo lugar en el coliseo merengue y con Mateos de titular se conquistó el segundo título continental ante la Fiorentina.

En 1958 hubo de nuevo otro doblete de Liga y Copa de Europa, aunque Mateos tuvo una campaña más gris y su espacio en el once se lo arrebató Marsal en España y Joseíto en Europa. Sí logró un mayor desempeño en la Copa del Generalísimo siendo un fijo desde octavos contra el Atleti y resultando claves sus goles en cuartos contra el Valladolid. El Madrid alcanzó la final y Mateos salió como titular, pero el Athletic evitó el gran triplete madridista.

Su mejor rendimiento tuvo lugar tras entrar Miguel Muñoz por Carniglia en el banquillo madrileño a principios de 1959. El técnico castizo le dio la alternativa ante el Wiener en cuartos de la Copa de Europa, donde consiguió un tanto y fue insustituible en los tres partidos de la durísima semifinal ante el Atleti de Madrid. En la final continental un viejo rival tenía sed de venganza, los franceses del Stade de Reims. Y allí, en el Neckarstadion de Stuttgart, Mateos dio lo mejor de sí mismo. Puskas, tocado, quedó descartado del once, y Kopa se lesionó en pleno choque sin la posibilidad de un cambio. Pero el interior madrileño ya había adelantado a los merengues en el minuto dos al culminar una entrada al área y definir con clase con el exterior de su pie derecho. Poco después provocó un penalti tras entrada de Jonquet dentro del área y pidió a Di Stéfano lanzar la pena máxima. Mateos comentó a la Saeta “déjamelo tirar a mí que si lo meto soy la estrella con dos goles, tengo que renovar y no sabes lo que es para mí”. Don Alfredo accedió y le recomendó que “tirase fuerte porque el arquero es un gato”. El interior disparó a su izquierda pero una gran estirada de Colonna evitó el tanto.

Al descanso se llegó con el 1-0 y el directivo Antonio Calderón bajó al vestuario para recriminar su actitud tanto a Mateos como a Di Stéfano y la Saeta le replicó que “se fuese a vender entradas”. Tras el intermedio precisamente Don Alfredo hizo el segundo gol al poco de la reanudación y el Madrid levantó el título.

Mateos permaneció dos años más en la disciplina del Madrid, pero la enorme competencia le hizo bajar enteros en la plantilla. En la campaña 1959-1960 llegó a doce partidos, tres de ellos de Copa de Europa, anotando tres goles a los luxemburgueses del Jeuness d`Esch. Jugó en los cuartos contra el Niza en suelo galo, pero en la excepcional final de la Copa de Europa ante el Eintracht de Frankfurt Puskas y Del Sol le dejaron sin hueco.

Su último curso fue en 1960-1961, en el que disputó dos partidos de una Liga que reconquistó el Madrid tras tres años, uno de Copa de Europa en la polémica y escandalosa eliminación ante el Barça en segunda ronda y siete de Copa donde pudo despedirse con un título sobre el césped al jugar la final ante el Atleti, pero donde los colchoneros vencieron por 3-2 en el Santiago Bernabéu.

En 1961, y todavía con 27 años, dejó la Casa Blanca con un bagaje de 94 partidos oficiales, cincuenta dianas, cinco Ligas, cinco Copas de Europa, dos Copas Latinas y una Copa Intercontinental como títulos más importantes. Se marchó al Sevilla rindiendo a gran nivel sobre todo en su primera campaña. Ese curso logró catorce dianas y fue el máximo goleador de los sevillistas en la Liga, ocupando el séptimo puesto de los mejores artilleros del Campeonato y el segundo nacional sólo por detrás de Joaquín Murillo.

En la ciudad hispalense permaneció dos temporadas más, aunque en la segunda su participación disminuyó considerablemente. Por ello cogió las maletas con destino el Recreativo de Huelva, que estaba en la categoría de plata. Sin embargo no terminó la campaña allí sino en el Real Betis de primera.

MATEOS GANÓ CINCO LIGAS Y CINCO COPAS DE EUROPA CON EL REAL MADRID

En verano regresó a la capital onubense y, debido a su escaso papel, volvió al Real Betis para intentar ayudar a los verdiblancos a mantener la categoría, algo que finalmente no ocurrió, ya que el cuadro verdiblanco bajó a Segunda División.

En 1966 firmó por la Gimnástica de Torrelavega, con la que disputó dos campañas en Segunda hasta el descenso en 1968. Entonces Mateos se aventuró a algo que apenas se hacía en la época, irse al extranjero y además a Norteamérica y África. En Estados Unidos jugó en los Cleveland Stokers un año y luego aterrizó en Johannesburgo para enrolarse en las filas del East London Celtic.

En 1970 retornó a España para actuar en varios choques con el Toluca Santander y retirarse de los terrenos de juego con 36 años.

Con la selección española fue ocho veces internacional en un periodo con una enorme competencia en su posición. En primer lugar jugó con España la Copa del Mediterráneo en 1957 y apenas unas semanas después le tocó debutar con la absoluta en Bélgica. El técnico era Manuel Meana y la selección venció en un amistoso por 0-5 con un tanto del debutante. Sus dos únicos encuentros oficiales llegaron con posterioridad. El primero en un duelo de clasificación para el Mundial de Suecia de 1958, donde volvió a marcar frente a Escocia en el Bernabéu, y el siguiente en 1959 en un choque de la primera ronda de la calificación para la Euro de 1960 ante Polonia en Chorzow.

A continuación, participó en los amistosos ante Austria en Mestalla, en el que volvió a marcar una diana en el triunfo por 6-1, y en las derrotas contra Francia en Paris, Inglaterra en Wembley y los austriacos en Viena para despedirse con buen sabor de boca al imponerse España a Argentina por 2-0 en 1961 en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla.

Después de su exitosa carrera en el césped desempeñó la labor como entrenador durante varios años. Comenzó en dos clubes modestos madrileños como el Fuencarral o el Pegaso hasta que firmó por el Cádiz en 1976. Por entonces el cuadro amarillo milita en 2ª División, pero con la gran labor del antiguo interior asciende a la élite del fútbol español. En un plantel con Mane, Quino, Ibáñez o Ramón Blanco ocupan el segundo puesto tras el Sporting y llegan por primera vez a la máxima categoría. Sin embargo, la trayectoria de Mateos apenas dudaría ocho jornadas en el siguiente curso al ser destituido principalmente por las desavenencias con el presidente Manuel de Diego.

Luego dirigió al Deportivo de la Coruña en el año 1978 en Segunda y ya en los años 80 tomó las riendas del Fuengirola, el Orihuela, el Linares y el Ronda para despedirse con dos nuevas etapas en los clubes fuengiroleño y oriolano.

Se instaló en Sevilla y también pasaba largas temporadas en su casa de Punta Umbría hasta que un cáncer fulminante acabó con su vida a los 66 años el día 6 de julio de 2001.

Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

4 comentarios en: Enrique Mateos: Fifirichi

  1. Yo le recuerdo,un partido en el Estadio Insular,contra la Union Deportiva Las Palmas,que despues de una gran jugada de Kopa,lo dejo solo ante la puerta,de la grada curva y sin portero,le dio dos toques al balon,lo piso una vez en la linea de gol y marco dandole de tacon.Esta frivolidad,le costo,una llamada de atencion verbal de Di Estefano y un pequeño cogotazo,bien merecido,se habia echado encima,a la aficion amarilla.
    Saludos desde mi GRAN CANARIA Y HALA MADRID.-

    1. Hola, Alfred.

      Qué buena anécdota! Y qué suerte poder haber visto a tanta leyenda sobre un terreno de juego.

      He investigado y creo que te refieres a un partido del año 57 en el que el Madrid ganó 1-5 a la UD en el Insular. Además el 5º fue de Mateos y supongo la que se armaría al marcar así el tanto.

      Gracias por el comentario.

      Un saludo

  2. Como siempre, un placer leerle.

    No obstante, y sin haber investigado nada, supongo que algún gaditano, le dirá que el motivo por el que fue despedido como entrenador del Cadiz fue debido a los resultados... Como le digo no he mirado nada al respecto, pero en estos casos siempre suele haber alguien que comente en esa dirección.

    1. Hola Tanis,

      Encontré la info del despido de Mateos en un par de webs cadistas y hablaban de su relación con el presidente de la época, por tanto lo di por bueno.

      Supongo que serían varios factores los que influenciaron su cese.

      Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Modric es el mejor jugador de esta Liga. No se dirá por la misma razón por la que a Clint Eastwood ya no le dan Óscars. Pero lo es.

Así estuvo Hernández Hernández en el Alavés - Real Madrid. Lo cuenta @albertocosin.

https://www.lagalerna.com/hernandez-hernandez-en-el-alaves-real-madrid/

Lean aquí las notas que ha puesto @Ramon_AlvarezMM a los nuestros tras el partido en Mendizorroza.

https://www.lagalerna.com/notas-alaves-1-madrid-4

Ya tenemos la crónica de la cómoda (por fin) victoria del Real Madrid contra el Alavés. Por @Ramon_AlvarezMM.

https://www.lagalerna.com/alaves-real-madrid-golea/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram