Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
El mozalbete brasileño

El mozalbete brasileño

Escrito por: Antonio Escohotado4 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Como Courtois fue apenas exigido, quizá el único merecedor de un aprobado raspando fue Bale, porque Modric, Nacho y Ceballos estuvieron de aprobado alto. Los demás me tienen atónito por una razón u otra, y es una lástima que el rigor del calendario impida dar descanso al Benzema tremendo del último par de meses. Hoy añadió a la finura creativa y el gol algún sprint que tampoco le recordaba, pues por mucho que se diga que siempre fue un crack nunca alcanzó a mi juicio ni dos tercios de lo que ahora exhibe partido tras partido.

Tendería a cargar sobre sus espaldas la resurrección si, tras pensarlo un momento, no apareciesen tras él dos centrales como Varane y Ramos –al fin rayando ambos con la perfección- y hasta cuatro laterales que aúnan velocidad con resistencia y tesón. Por supuesto no me refiero a Marcelo, un mutante en términos de calidad e iniciativa, a quien todavía esperamos esta temporada. Apostaría a que volverá por sus fueros; pero se lo está poniendo difícil Reguilón, que gana terreno sellando su banda y subiendo como en la asistencia del primer tanto, además de insinuar un potente disparo. En la otra banda pasa lo mismo con Carvajal y Odriozola, que se pegan como lapas a quien pretenda entrar, y percuten también de modo profundo e incansable.

Espléndido me pareció Casemiro, que en plenitud hace hasta de media punta, y de no ser por la progresión de Llorente sería el único escudero idóneo para máquinas de pasar y templar como Kroos y Modric.  Pero lo deslumbrante es Vinicius, un mozalbete empeñado en demostrar que los 45 millones pagados por él fueron la mayor ganga de los últimos tiempos. Anoche culminó una de sus diagonales con zambombazo al muñeco –como Cristiano hasta cumplir los 30 años-, aunque terminó marcando tras un admirable tuya-mía con Asensio. En esta ocasión ni Romario, ni Agüero, ni el mismísimo Messi, habrían ejecutado al portero de un modo más inapelable, aprovechando el contrapié con un disparo a la cepa de un poste.

Viniendo de su marco cultural, tampoco es fácil ser un multimillonario de 18 años con abundante tiempo libre, y solo mucha sensatez le preservará de la autoimportancia, y sus rapaces turiferarios. Pero si vence la banalidad, y las lesiones le respetan, bien podría haber aparecido otro capaz de hacerlo todo bien, cosa tan excepcional como estimulante.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

9 comentarios en: El mozalbete brasileño

  1. Me encantó la templanza del mozalbete brasileño, como le llama usted, en su gol....no se llenó de balón...templó y marcó....estamos todos muy contentos con el mozalbete y con Benzema que ya no nos da a cuenta gotas su calidad...será porque la sombra de Cristiano era demasiado alargada y él asumió el papel de asistente...muy contenta con todos y con ese Odri que es una bala y las pone muy bien....

    Saludos