Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El desamor llegó al Bernabéu

El desamor llegó al Bernabéu

Escrito por: David Oller29 septiembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Partamos de la base de que es del todo inadmisible que el Sheriff Tiraspol (con todo el respeto hacia los moldavos) te cree tres ocasiones de gol ni aunque se jugasen dos partidos seguidos sin pérdidas de tiempo. Pero más aún si el encuentro se disputa en el Santiago Bernabéu. No les digo ya si se trata del primer acto en Champions delante de la afición tras la dolorosa pandemia. Pues todo eso ocurrió anoche, a las 21:00, y con una temperatura bastante agradable, todo sea dicho. Pero no queda ahí la cosa. Lo más grave fue que esas tres ocasiones que nunca debieron darse acabaron en gol aunque al marcador solo subieron dos (a Dios gracias, bendito fuera de juego).

Esto va más allá de que el Madrid mereciese ganar, que todo gire en torno a la falta de puntería o de que la derrota fuera improbable o coyuntural. Es la sensación de que si en lugar de ser fase de grupos se tratase de una eliminatoria y al Bernabéu en lugar de viajar el Sheriff Tiraspol le hubiese visitado el Bayern de Múnich estaríamos fuera de la competición. De nuestra competición. El Real Madrid no se puede permitir un resbalón así y mucho menos en Champions League.

No juzgo que se abusara de los centros teniendo ellos dos torres casi gemelas en el centro de la zaga. Se intentó y mucho por abajo, tocando, intentando paredes ante la cerada defensa moldava. Y alguna vez se consiguió hilar alguna jugada que acabó en ataque prometedor u ocasión, pero si Vinicius no corretea cerca del cuero la impresión es que las opciones de éxito disminuyen bastante. Ya hablaremos de Hazard.

Al menos, el Madrid mostró garra, empuje y corazón, y no condescendencia, dejadez o apatía ocasionada por el menor nivel del rival. Los de Ancelotti quisieron ganar en todo momento y quizá, justo en la buena noticia, se esconda la mala. No pudo. No pudo vencer al Sheriff Tiraspol a pesar de intentarlo con fútbol y vigor. Algún jugador quedó señalado pero antes de apuntar los casos negativos me gustaría destacar el buen hacer (como casi siempre) de Vinicius, Benzema y de los dos nuevos: Alaba y Camavinga.

Vinícius Sheriff

Pero analicemos, en la medida de lo posible, los aspectos negativos, la falta de cohesión del equipo cuando se pierde el balón y toca correr hacia atrás (en fase defensiva creo que se dice ahora). Casemiro no está ni remotamente cerca de un nivel aceptable. Poca velocidad, lento en la toma de decisiones con el balón en los pies y con poca precisión en el inicio del ataque. Recuperará la altura a la que nos tiene acostumbrados. Pero de esta solución química no se puede disociar a Fede Valverde. Su despliegue físico y la garra innata en cualquier charrúa le hace rendir notablemente en cualquier demarcación pero a nadie se le escapa que en la banda derecha no explota al cien por cien sus facultades. Su mejor partido (y el del Real Madrid) de esta temporada lo completó en el doble pivote junto a Camavinga. Llevan la presión arriba y ambos están siempre ágiles y bien colocados para iniciar la recuperación. El uruguayo incluso puede salir desde atrás conduciendo y rompiendo líneas de presión. Un recurso, a veces, muy necesario.

Militao tampoco salió ayer muy bien parado y Courtois tuvo que recriminarle en varias ocasiones sus acciones defensivas. Demasiado inocente en los choques, arriesgó poco con el balón para intentar sorprender a los moldavos cuando la defensa blanca se aposentó en el centro del campo y estuvo poco expeditivo en la marca y en el juego aéreo. Muy lejos del nivel mostrado al final de la temporada pasada cuando deslumbró a todo el mundo en la eliminatoria de cuartos de final frente al Liverpool.

Y llegamos a Hazard. Le quedan pocas vidas que gastar porque ahora hay público en las gradas. Y muy exigente. El Bernabéu mostró ayer su descontento con el belga con leves silbidos. Es solo el primer aviso a un rendimiento que no acaba de llegar. Falto de ideas en las combinaciones con sus socios de arriba, deslumbra con alguna buena finta o algún toque de calidad puntual pero cada fallo y consiguiente pérdida desesperan. Es llamativa la confianza de Ancelotti en recuperarlo cuando, por ejemplo, Rodrygo está mostrando un nivel muy superior.

En total, son tres jugadores capitales, uno por línea cuyo rendimiento afecta a la estructura colectiva, a la cohesión en el repliegue. Vinicius y Benzema jugaron bien, crearon ocasiones pero no se les puede indultar de la condena recibida por la falta de gol. Con marcar solo el 20% de las oportunidades frente al Sheriff el partido se hubiese ganado. Creíamos que Carletto había obrado el milagro de conseguir que el equipo rompiera a jugar, de devolver la ilusión a la parroquia pero lo cierto es que le queda mucho trabajo por delante. Lo que no se le puede negar al italiano, por el momento, es la valentía.

Fotografías: Imago

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

9 comentarios en: El desamor llegó al Bernabéu

  1. Hay una frase que me hace gracia a CARLETO, no se le puede negar valentía, ?? Pues los cementerios están llenos de valientes, y eso solo para ganar en fútbol no vale....

  2. El problema es que tácticamente el equipo no está trabajado, con independencia de las limitaciones que saltan a la vista. O se trabaja en ello o el juego y consiguiente los resultados serán un carrusel de partidos cara y cruz y de esa manera imposible competir y menos conseguir nada

    1. Es que el cambio ha sido brutal. El Madrid no tiraba tanto a puerta desde hacía muchos años. Está siendo muy ofensivo pero a cambio es endeble atrás. Las bajas también cuentan. Se necesita tiempo para pasar de un juego de posesion a uno de ataque o contraataque con transiciones rápidas donde hay que ser muy preciso.

  3. Ves la primera parte del Bayern contra el Dinamo de Kiev (un equipo un poco mejor,en teoría, que el Sheriff) y tienes a
    diez jugadores presionando como fieras desde el minuto 1,comenzando por los veteranisimos Muller y Lewandowski. Marcan el primero y siguen presionando igual y con el segundo igual. El Madrid ayer sólo se animó a presionar y de forma descontrolada con el 0-1. No se trata de comparar la calidad individual de los jugadores de cada equipo, se trata de conceptos claves en el fútbol moderno como la intensidad y la mentalidad colectiva. Ancelotti tiene mucho trabajo por delante.

  4. El principal problema está en los laterales,como no recuperemos pronto a Mendy y Carvajal la cosa no mejorará y seguiremos perdiendo puntos.Carleto empieza a desesperarse con el tema y de ahí que haga todo tipo de pruebas con unos y otros y no consigue ajustar el equipo como le gustaría.Es verdad que Case está horrible,que de Hazard poco podemos esperar y que Militao ha de mejorar.Sólo con que estuviera Mendy,Alaba podría jugar de mediocentro en ocasiones,Nacho volver a su sitio natural que es central y la cosa empezaría a fluir.Y sï,Valverde tiene que jugar más centrado.

  5. Casemiro es fundamental. Hay que esperar y seguir dándole partidos. Va a mejorar. Camavinga y Valverde ahora mismo me parecen los centrocampistas que mejor están. El equipo tiene que jugar más como un bloque. Si vamos a presionar arriba, vamos todos, y volvemos todos. No puede ser que algunos presionen y otros no o que algunos vuelvan y otros no. Luego está lo de los laterales que ahora mismo no tiene solución. Mover a Alaba que está tapando los fallos de Militao es un error. Hay que esperar a Mendy, sacar a Nacho del lateral y tal vez confiar en Santos a la espera de Carvajal.

  6. No voy a repetirme, todo el mundo conoce mi oposición furibunda al sistema de 4-3-3, ( el que peor se adapta a la tipología de nuestra plantilla) tanto cuando estaba Zidane, como ahora que esta el italiano, pero por lo menos estas dos temporadas el equipo defendía, como los rusos en
    Stalingrado, creo que una liga fuimos el equipo menos goleado y la otra no por los penaltis, pero le falto poco también. Hemos jugado 6 partidos de liga y hemos recibido 9 goles, una simple división nos da 1,5 goles por partido encajados, si hacemos una regla de 3 y sacamos los goles que recibiríamos jugando 38, nos vamos a la estratosférica cantidad de 57 goles, pensar en ganar algo recibiendo tal cantidad de goles es de ilusos, desgraciadamente en el madridismo los hay a millones
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Parece que ya no hay tantos memes mofándose de @vinijr.

✍️🏻@Ramon_AlvarezMM escribe sobre ello en La Galerna.

https://www.lagalerna.com/vinicius-y-los-memes/

«Nadie duda que de haberse invertido los roles y ser el Madrid el equipo con más carencias, nuestro rival habría salido a arrasarnos, tratando de endosarnos una goleada lo más abultada y dolorosa posible».

Nanook no quedó plenamente satisfecho ayer.

https://www.lagalerna.com/el-real-madrid-de-bud-spencer/

🧐@AthosDumasE ha diseccionado el clásico y nos ofrece las claves de la victoria del @realmadrid en el Camp Nou.

https://www.lagalerna.com/las-claves-de-la-victoria-del-madrid-en-el-camp-nou/

El #Portanálisis de La Galerna. Repaso diario para sacar punta a las portadas de los diarios deportivos más destacados del país.

👉🏻👉🏻👉🏻http://bit.ly/3pwPYtx

2

¿Os satisfizo (ojo, no confundir con satisfayer®) completamente la victoria frente al Barça?

Nanook The Eskimo parece que se quedó a medias.

https://www.lagalerna.com/el-real-madrid-de-bud-spencer/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram