Las mejores firmas madridistas del planeta

1.- ¿Por qué nace la Superliga?

Se viene gestando desde hace varios años y nace por motivos económicos. El G12 considera que está “pagando la fiesta”, según palabras de uno de sus integrantes, del resto del fútbol. Las audiencias de un Osasuna-Elche, un West Ham-Brighton o un Crotone-Génova no generan dinero suficiente ni para enviar una unidad móvil de televisión al estadio para retransmitir el partido, pero estos clubes han recibido desde el boom televisivo cuantiosos emolumentos, que cubren más de un 90% de sus presupuestos, gracias al valor económico que tienen sus ligas por contar en ellas con los equipos del G12. Hace años que los presidentes de algunos de estos clubes poderosos, con el presidente del Real Madrid Florentino Pérez a la cabeza —lo que le ha costado una guerra personal con Javier Tebas, presidente de La Liga—, se reúnen con regularidad para perfilar una nueva competición con la que logren un reparto más justo de los ingresos por TV en función de las audiencias reportadas de cada equipo. Y la pandemia mundial ha agravado la necesidad de estos equipos de dejar de obtener las migajas para llevarse la parte del pastel que legítimamente les corresponde. Sin intermediarios innecesarios, además.

Por otro lado, según diversos estudios y encuestas, las audiencias del fútbol llevan varios años descendiendo de forma alarmante. Los hábitos de consumo han cambiado y los jóvenes ya no están ansiosos por invertir una hora y media de su dispersa atención en ver encuentros de escasa trascendencia o calidad. El negocio del fútbol, en esa dirección, avanzaba hacia la insostenibilidad. El paso que se ha dado era necesario para su supervivencia, aunque la pedagogía de esta decisión vaya a ser muy difícil de implantar en la opinión pública, que lo veo como un movimiento egoísta y avaro.

2.- ¿Cómo será el formato de competición?

Disputarán la Superliga 20 equipos cada temporada, los 15 fundadores y 5 equipos que cada año se ganarán su plaza por méritos deportivos contraídos. Aún está por especificar cómo.

Entre esos 20 equipos se sortearán dos grupos de 10, que jugarán entre ellos a ida y vuelta un total de 18 jornadas, todas ellas entre semana. Los tres primeros de cada grupo pasan a cuartos de final, mientras que el cuarto de cada grupo disputará una repesca contra el quinto del otro, para las otras dos plazas de cuartos. A partir de ahí, eliminatorias a doble partido hasta la final, que se jugará a partido único en campo neutral. No habrá descensos y la siguiente Superliga la jugarán los 15 fundadores y los 5 equipos que hayan hecho méritos para ello.

Es falso que se acaben las sorpresas y los equipos matagigantes que realizan grandes gestas. Cada año habrá cinco equipos que tengan esa oportunidad. Ganar la competición será casi imposible para ellos, pero también lo es con el actual formato de Liga de Campeones, que se reparten año tras año un puñado muy selecto de clubes.

Superliga formato

3.- ¿Es viable económicamente? ¿De cuánto dinero estamos hablando?

No sólo es viable, sino necesario. El modelo actual se estaba agotando. Detrás hay algunas de las mentes más lúcidas de la historia del fútbol: Florentino, Andrea Agnelli, Joel Glazer, John W. Henry, el banco JP Morgan… está todo estudiado al detalle. Se estiman ingresos el primer año de 7.000 millones de euros, tres veces y media más de lo que genera la Champions. Para empezar, se repartirán 3.525 millones entre los equipos fundadores, no a partes iguales: 350 para seis de ellos, 225 para cuatro, 112,5 para dos y 100 para tres clubes.

En cuanto al sistema de pagos, un 32,5% de los ingresos anuales irán a parar a las arcas de los 15 clubes fundadores de forma fija y otro 32,5% a los 20 equipos participantes. Un 20% será destinado a premios según la clasificación y el otro 15% en función de ingresos por marketing.

4.- Si hay 15 plazas permanentes para los equipos fundadores, pero sólo han firmado doce el manifiesto, ¿quiénes son los 3?

Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Liverpool, Manchester United, Chelsea, Tottenham, Arsenal, Manchester City, Inter de Milán, Juventus y Milan son el G12 de clubes fundadores. Las otras tres plazas se reservan para clubes que tienen ahora mismo dudas, o bien porque son los únicos representantes de su Liga (Bayern, que ya se ha pronunciado en contra) o bien además porque no quieren conflicto antes del Mundial de Qatar con este país, propietario del club (PSG). Pero los miembros del G12 esperan que tanto muniqueses como parisinos se acaben sumando y por eso les han “guardado” una plaza. Falta por saber el nombre del misterioso 15º equipo. Se dice que Dortmund, se dice que Oporto…

5.- ¿Por qué es una liga semicerrada?
Porque el órdago de los 12 clubes fundadores hacia las ligas y organismos internacionales no les permite correr el riesgo de descender y quedarse fuera de la Superliga, quedando a expensas de sanciones y castigos. Sería estúpido desafiar el orden establecido para exponerse a eso. Estarán dentro permanentemente, como lo están los equipos de la NBA o la NFL. También es muy similar al actual modelo de Euroliga.

Sin embargo, y por la particular idiosincrasia del fútbol, han considerado que deben dejar la puerta abierta a la posibilidad de que cualquier club europeo que haga méritos para ello, pueda participar. Lo que le haría mucho más fuerte. En cualquier caso, este es un primer formato. Quién sabe cómo podría evolucionar con el paso del tiempo. Es sólo la semilla del fútbol del futuro.

6.- ¿Es insolidaria?
No. De hecho, va a destinar un generoso fondo de solidaridad (se habla de unos 10.000 millones de euros, por los 6.000 que aporta UEFA actualmente) a las Federaciones nacionales. Además, los clubes fundadores seguirán participando en las ligas nacionales, con lo que estas se depreciarán, porque en comparación con la Superliga su importancia va a decaer, pero muchísimo menos de lo que lo harían si perdieran a sus clubes más importantes. El dinero de la pirámide del fútbol seguirá fluyendo de arriba abajo, pero los más poderosos obtendrán cifras más acordes a lo que generan.

Es duro de asimilar para los aficionados de equipos que se quedan fuera, que son la mayoría. Y es muy comprensible. Pero así evoluciona el mundo globalizado y así lo hace el fútbol si no quiere dejar de girar. En poco tiempo todo el mundo disfrutará de su equipo en su país, sea el Cádiz o el Nottingham Forest, y soñará con verle algún día en la Superliga, donde también tendrá a su favorito y que consumirá ávidamente como espectáculo sin igual que va a ser. Duelos del máximo nivel con audiencias millonarias. Diez “Madrid-Barça” cada semana.

7.- ¿Es el fin del fútbol modesto?

No, de ninguna manera. Seguirán jugando competiciones nacionales con los grandes de cada país, ingresando una buena cantidad por derechos de televisión, y tendrán su oportunidad cada año de entrar en la Superliga, lo que les supondría un impulso económico formidable.

Hasta ahora, que cubrían su presupuesto con ingresos de TV totalmente desproporcionados a la afición/audiencia televisiva que tienen detrás sólo gracias al valor que aportan los grandes a la liga, los clubes modestos eran en cierta forma subvencionados por estos clubes grandes. Tras la creación de la Superliga lo seguirán siendo. Para ellos cambia poco.

8.- ¿Va a aumentar la brecha económica entre los equipos participantes y el resto?

Sí, sin lugar a dudas. Cada año más. Como en la F1 o la NBA, vamos hacia una competición selecta, en este caso semicerrada. La brecha económica se va a ensanchar, pero no de forma injusta ni avariciosa. Por audiencias televisivas y por méritos deportivos y económicos contraídos a lo largo de más de un siglo de fútbol, los clubes fundadores van por primera vez a recibir el dinero que les corresponde  en relación al volumen de negocio que generan. Simplemente, van a tomar lo que siempre ha sido suyo.

9.- ¿Va a salir adelante?

Sí al 99,9%. Es una realidad imparable. El G12 tiene la sartén por el mango porque sin ellos ahora mismo ninguna competición es viable económicamente salvo reduciendo sus ingresos a cifras de hace varias décadas. Hay incluso jurisprudencia en otros deportes (patinaje) que avala la legalidad de su escisión: la UE consideró que no se podía prohibir a los deportistas participar en competiciones paralelas a las oficiales. Todo esto, obviamente, está estudiado por el departamento jurídico de la Superliga, que no ha dado ni un solo paso en falso.

10.- ¿Pueden UEFA, FIFA o las ligas nacionales tomar represalias contra el G12?

No. Quizá durante el primer año, pero nunca a medio ni largo plazo. Los clubes fundadores son conscientes de que, sin ellos, las ligas nacionales no podrían subsistir. Esos productos televisivos tendrían un valor residual. Por su parte, UEFA y FIFA poco pueden hacer además de dejar a los jugadores de estos equipos fuera de los torneos de selecciones, algo que no les interesa porque también se devaluarían drásticamente. En el caso de UEFA, organizar un torneo B es su única salida. La Europa League, o Champions, como la quieran llamar, pasaría a ser su torneo estrella, siempre a la sombra de la Superliga en cuanto a impacto, marketing, audiencia y repercusión.  Lo lógico es que tanto las ligas nacionales como UEFA y FIFA acaben pasando por el aro y sumándose de alguna manera al proyecto.

Las otras represalias, como ha anunciado Ceferin, pueden llegar en forma de veto a los jugadores de los clubes participantes en los grandes torneos de selecciones. Aunque parece difícil imaginarse una Eurocopa sin Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Griezmann, De Bruyne, Lukaku, Rashford, Kane…

Además, el supuesto castigo iría en beneficio de clubes que hace tiempo claman por una reducción del calendario internacional, que pone en riesgo a su patrimonio y principales activos, que son los futbolistas.

Ceferin UEFA

11.- ¿Qué pasará con la Champions?

Será sustituida por la Superliga. UEFA tendrá que decidir si mantiene un segundo torneo continental, de un atractivo muy inferior, y si lo llama Liga de Campeones, Europa League, Conference League o cómo lo quiere llamar. Lo más normal es que sí tengan una o dos competiciones para los equipos que no logren clasificarse para la Superliga. Un movimiento que podrían hacer es el de no permitir la presencia en sus torneos a los equipos no fundadores de la Superliga que se clasifiquen y la jueguen. Les pondrían entre la espada y la pared y les obligarían a elegir: “o juegas siempre mi competición o juegas la Superliga cuando te clasifiques cada vete a saber cuántos años”. Veremos.

12.- ¿Qué pasará con el palmarés de la Copa de Europa?

Siendo Florentino Pérez el principal impulsor y primer presidente de la Superliga, se ha asegurado con los otros clubes fundadores, como no puede ser de otra forma, que el palmarés de la Champions se traslade a la Superliga, al igual que en 1992 el de la Copa de Europa se trasladó a la Champions. El Madrid parte con 13 títulos y sigue siendo el Rey de Europa. Si la UEFA decidiera resetear este palmarés, será un acto simbólico: los grandes clubes de Europa seguirán reconociendo los 13 entorchados del Madrid, los 7 del Milan, los 6 del Liverpool, etc.

13.- ¿Quién va a velar por la integridad de la competición?

En cuanto a los árbitros, las opciones son contratar a árbitros ya retirados mientras se forma a árbitros jóvenes o contratar con ofertas irrechazables a árbitros actuales para que se incorporen a la Superliga. Como en los deportes americanos, se les quiere poner un micrófono para que expliquen al público sus decisiones de forma totalmente transparente. Y habría un VAR alternativo.

Además, habrá mecanismos de control financiero (no se podrá gastar en salarios más del 55% de ingresos anuales) y una Junta compuesta por miembros de los 15 fundadores que adoptará decisiones a través de mayoría cualificada (66%)  y seis Comités (financiero, de televisión, de negocios, de competición, de solidaridad y de aficionados).

14.- ¿Cómo van a afrontar los clubes tantos partidos?

Esto está por definirse, pero en principio hay dos vías. En primer lugar, podrían forzar a los campeonatos nacionales a reducir su número de participantes. Hay que recordar que la posición de fuerza la tiene el G12, cuya amenaza de retirarse de la competición haría temblar a la Liga, la Premier, la Serie A, la Bundesliga o lo que se ponga por delante. En segundo lugar, se estudia ampliar el número de integrantes de las plantillas, para que los equipos cuenten con más efectivos y puedan hacer alineaciones muy alternativas cuando les interese. Mandan los clubes. Esta es la premisa fundamental.

15.- ¿Es la Superliga el motivo por el que el Real Madrid ha permanecido impasible en los últimos años ante agravios arbitrales, de calendario, de horarios y ataques personales del presidente de La Liga?


Sí, ese es el motivo. En el club se trabajaba en paralelo por el nacimiento de esta nueva competición. Sabiendo que en la Liga española en el futuro puede seguir siendo maltratado, e incluso podría agravarse su situación. Pero la relevancia tanto en prestigio deportivo como en el ámbito económico de una competición respecto a la otra va a ser ridícula. Respecto a los ataques de Javier Tebas, a Florentino Pérez siempre le han importado muy poco. Sabe de dónde vienen: de su exigencia primero de una mayor porción de la tarta televisiva y en segundo lugar de la creación de esa Superliga, de la que el presidente de la Liga ha estado siempre perfectamente al tanto.

En el Madrid, más allá de lanzar alguna protesta a través de Emilio Butragueño o alguna declaración esporádica de Florentino Pérez, pública o privada, no se ha hecho trabajo “de pasillos” para corregir un trato que se consideraba al borde de la prevaricación. Se han centrado esfuerzos en este proyecto que acaba de ver la luz.

16.- ¿El fútbol mejorará o emporará?
Es muy difícil pensar que esto no va a ir a mejor, como tras la creación de la Copa de Europa hace 66 años (también impulsada por el presidente del Real Madrid, entonces Santiago Bernabéu). Cada semana habrá diez partidos del mejor nivel futbolístico posible que captarán la atención de millones de aficionados y telespectadores en todo el planeta. El modelo de negocio, estudiado por inversores que lógicamente han calculado y asegurado el retorno económico, crecerá espectacularmente con toda certeza. De momento, Juventus o Manchester United ya se han disparado en bolsa esta mañana. Hay que recordar, además, que el modelo actual es insostenible y viene perdiendo espectadores e impacto año a año. En Francia, por ejemplo, Jaume Roures, dueño de los derechos televisivos, ya ha entrado en impagos con la Ligue-1.

17.- ¿Qué pintan el Tottenham, el Arsenal, el Atleti o el City, que ni siquiera han ganado una Copa de Europa?

Esto es controvertido. Los criterios para conformar el G12 han sido el de méritos deportivos y fortaleza económica. Por eso clubes como el Tottenham, el Arsenal o el Manchester City están ahí pese a no tener en sus vitrinas la máxima competición continental. Caso aparte es el Atlético de Madrid, que ni está entre los clubes más ricos ni tiene un palmarés muy laureado. La presencia del club rojiblanco ha sido un empeño personal de Florentino Pérez desde el principio, pues siempre ha tenido la idea de ir a la Superliga con los dos rivales históricos del Real Madrid. La plaza del Barcelona cae por su propio palmarés, y también por su tradicional fuerza económica, aunque ahora mismo esté cercano a la quiebra. Le ha venido como una gran tabla de salvación este cambio. Pero el Atleti directamente ha sido invitado a la mesa de los grandes sin serlo, lo que Miguel Ángel Gil Marín ha aceptado sin dudar. Se trata de una oportunidad histórica para que el Atlético se instale definitivamente entre la más alta nobleza del fútbol europeo. Resulta del todo incomprensible la indignación con este movimiento de parte de la afición rojiblanca, que si no hubiera pandemia debería estar en Neptuno celebrando por todo lo alto. Y enormemente agradecida a Florentino Pérez por siempre.

18.- ¿Cuándo arranca la Superliga?
La idea es que lo haga ya, en agosto de 2021, pero no hay nada asegurado. Podría ser más tarde. Hay todavía muchas cosas en el aire.

 

Fotografías: Imago.

Texto extraído del vídeo "Saber competir" de Voz Madridista, el canal de YouTube de Aurelio Toral.

 

El comienzo de la Novela “Los Detectives Salvajes”, del chileno Roberto Bolaño cómo metáfora del Madridismo. Porque los Madridistas hemos sido invitados a formar parte del realismo visceral. El que te abofetea, diezmando tu plantilla, en la semana —la pasada— más decisiva de la temporada, porque espera que le devuelvas el golpe con un knockout. Esa es nuestra realidad. La que separa al futbolista del animal competitivo. La que concede el honor de acercarse a un escudo que no abriga si tú mismo no le das calor. La que diferencia entre los buenos y los elegidos.

En uno de mis videos definí que, para mí, Madridismo es alcanzar lo inalcanzable, triunfar dónde todos los demás fracasan, creer que no soy mejor que nadie, pero nadie es mejor que yo.  La semana que hemos vivido resume todos esos valores en una frase: “Saber Competir.”

Orgullo competitivo, amor propio, creer… siempre creer. El Madridismo no es una afición, es un credo. Una oración que invita a enfrentar obstáculos sorteándolos, saltándolos, atravesándolos o destruyéndolos. Elogio determinista de la obsesión por mejorar, que nos lleva a alimentarnos de retos imposibles.

Nuestros rivales lo reconocen, lo admiran y lo envidian. Se preguntan, una y otra vez, cómo es que alcanzamos lo imposible cuando todas las circunstancias invitaban a la derrota. Tratan de menospreciarlo. Quieren asociarlo a “la flor” de la fortuna merengue, o al infortunio del contrario…

En realidad, lo hacen para verdear su incapacidad de zorra frente a las uvas maduras.[ii] Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de virtudes.[iii]

Nacho épica

La realidad es tan distinta como visceral, tan apasionada como cerebral. Intestina y metabólica como la transformación de materia en energía y la energía en materia nueva por la constante, al cuadrado, de la velocidad del Madridismo E = mc² [iv]

 

 

 

 

 

 

Saber Competir es Madridismo…

Bienvenidos al Realismo Salvaje del Real Madrid.

HALA MADRID

 

[ii] Esopo. Fábula de la Zorra y las Uvas.

[iii] Miguel de Cervantes. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. (1605).

[iv] Albert Einstein. Teoría de la Relatividad.

[v] Roberto Bolaño. Los Detectives Salvajes (1998). Premio Rómulo Gallegos (1999).

[vi] J.R.R. Tolkien. El Señor de los Anillos (1954).

[vii] Roberto Bolaño. Los Detectives Salvajes (1998). Premio Rómulo Gallegos (1999).

[viii] Frase atribuída a Jean Cocteau "Il ne savait pas que c'était impossible et c'est exactement pourquoi il l'a fait".

[ix]  Frase de Vincent Freeman, personaje de la película GATTACA de Andrew Niccol (1997).

[x]  Frase atribuida a Teddy Roosevelt.

Madrid y Betis firman un gris empate en Valdebebas

El Real Madrid femenino no pudo pasar del empate (1-1) ante el Real Betis Balompié en su partido de la vigésimo sexta jornada de la Primera Iberdrola. Aixa Salvador adelantó a las verdiblancas y Kosovare Asllani rescató un punto para las locales desde el punto de penalti.

 

Corría el minuto 42 de juego en el Campo 11 de la Ciudad Deportiva del Real Madrid cuando Marta Cardona, la jugadora madridista más clarividente del curso, se plantó sobre el área del Real Betis en una situación de ventaja. La aragonesa podría haber disparado a puerta u optado por filtrar un pase al corazón del área. Es bastante probable que, en cualquier caso, el balón hubiese terminado dentro de la red. Sin embargo, la futbolista del Real Madrid se enredó sobre sí misma y el juego se trasladó manso hacia el área contraria, donde Misa Rodríguez se dispuso a guardar la posesión. Y de nuevo allí, en el otro extremo del campo y sin presión rival, la solvente guardameta volvió a perder el balón de manera inexplicable para ceder un córner.

La sucesión de infortunios habría sido una mera anécdota en cualquier otro partido, pero no ayer, pues tanto Betis como Madrid se empeñaron en firmar un duelo enmarañado, gris y carente de cualquier destello de brillantez. Poco pudo sorprender este escenario a los aficionados béticos, eso sí, que ya están acostumbrados a la penitencia a la que su equipo los ha condenado este año. La extrañeza corrió del lado madridista, ya que todas las jugadoras del Real se vieron contagiadas de la fragilidad y desacierto de su rival.

Marta Cardona

David Aznar mantuvo su once preferido, disponiendo el clásico 4-3-3 en el que entraron Marta Corredera como lateral derecho y Claudia Florentino en el centro de la zaga. Y, visto en retrospectiva, quién sabe si por ahí empezaron los problemas para su equipo. La pesadez de piernas —¿virus FIFA? — y la toma de decisiones equivocadas fue la tónica habitual durante los noventa minutos, sin importar el sujeto de la acción. Ni Kosovare Asllani, ni Sofia Jakobsson ni Marta Cardona supieron enlazar movimientos que encajasen en la partitura de las jugadas. Y por detrás, tampoco ayudó la lentitud de Aurélie Kaci o de Teresa Abelleira.

En el 22 avisó el Betis con un remate trastabillado que Mari Paz Vilas mandó al larguero, y poco después respondió el Madrid con un gran disparo a balón parado de Olga Carmona que despejó Méline Gerard. Pareció entonces que por esa rendija podría empezar a entrar la claridad, pero fue un espejismo. Poco a poco, las visitantes consiguieron hacer prevalecer el ritmo bajo en el juego que maximizaba sus esperanzas. En esa tarea destacó la portera Gerard —de la que por cierto se dice puede llegar a Valdebebas el próximo verano —, que supo tirar de veteranía para anestesiar cada saque de puerta.

Con toda lógica, el marcador no se movió una vez llegado el descanso. Tampoco lo hizo durante la reanudación, pues dos parones por molestias de Corredera y Ángela Sosa mantuvieron a las jugadoras frías otros diez minutos. La melodía no debió disgustar al banquillo bético, pues cabe recordar que el choque enfrentaba al tercer mejor clasificado con uno de los equipos más débiles de la tabla. Y por ahí, en la igualada de la contienda por lo bajo, empezó a tomar confianza el Betis.

El gol visitante fue buen ejemplo de ello, ya que para entonces las béticas ejecutaron una buena presión adelantada para robar el balón al borde del área blanca. Lo interceptó Sosa, la más lista de las verdiblancas, que no dudó en filtrar el cuero al área para cazar a contrapié a la defensa. Por el costado derecho apareció Aixa Salvador, y allí, con pocas opciones mejores, optó por probar fortuna y disparar a puerta. La decisión sorprendió a Misa, que vio cómo el golpeo la rebasaba por alto para poner el 0-1.

Thaisa

Por momentos, el resultado empezó a parecer más y más merecido: el demérito de las madridistas era total. Aun así, el tocar fondo produjo un efecto clásico en el fútbol, pues fue entonces cuando, con poco más que perder, el Real Madrid se lo jugó todo a lanzarse al ataque. El embate lo aguantó mejor que en otras ocasiones la defensa del Real Betis, pero el embotellamiento las penalizó a quince minutos del final.

Por simple insistencia, Kosovare Asllani encontró la línea de fondo dentro del área verdiblanca y buscó un centro hacia el área pequeña. Y ahí, en el intento de taponar el balón, la jovencísima central María Valle rozó el esférico con el brazo para conceder un penalti. La propia delantera sueca se encargó de transformarlo con mucha seguridad con su pierna derecha, y sin celebrarlo corrió en busca del arreón final.

Sin embargo no era el día de las blancas, que si por algo destacaron fue por su gris desempeño. Aun así, el 1-1 permitió a las de David Aznar seguir sumando en su carrera de fondo por Europa, esta vez con un paso corto.

 

Fotografías: Imago.

El análisis de las portadas de los periódicos deportivos de hoy

 

Buenos días. La Superliga europea es ya una realidad sin marcha atrás. Es un terremoto en toda regla, en cuyo epicentro se sitúan gallardamente doce clubes de la elite europea, se espera que más en las próximas horas/días. Florentino Pérez anunciaba en la última Asamblea de socios blancos su intención de salvar un fútbol moribundo, que cada vez genera menos interés en los espectadores, y en particular en los espectadores jóvenes, con un nuevo y espectacular formato.

Ese formato ya está aquí, y se selló anoche en un comunicado conjunto que engloba a Real Madrid, Barcelona, Atlético (si bien a nivel individual a esta hora guarda el club colchonero un chocante silencio), Juventus, Milán, Inter, Liverpool, Chelsea, Manchester United, Manchester City, Arsenal y Tottenham. Ya hay incluso una web que ofrece detalles sobre la filosofía y funcionamiento de la nueva supercompetición.

lasuperliga.es

Superliga

 

Un acontecimiento planetario. Historia hecha ante nuestros ojos, amigos.

Las portadas del día, que es lo que habitualmente comentamos aquí, se refieren al asunto de soslayo. No es como lo del elefante rosa en medio del cuarto de estar al que nadie atiende, pero lo máximo que se hace es saludarle de pasada y continuar con el té. El té, por supuesto, es la marcha de la Liga, donde se afianzó el Atleti con una goleada al Eibar y se descolgó un poco el Madrid con un empate en Getafe promocionado por el VAR (leed a Barney sobre el incalificable escamoteo del gol de Mariano). El Barça, por su parte, sigue con la dulce resaca de una plácida victoria copera.

Portada Marca Portada As Portada Mundo Deportivo Portada Sport

Para resaca, la que traerá consigo la creación de la nueva gran competición continental, que ya ha desatado todo tipo de reacciones, la mayoría de las cuales pinta a la UEFA, ahora agraviada, como máximo paladín de la honradez y la lucha contra la desigualdad. Manda huevos, o como se diga. Marca ha emitido un editorial contra la Superliga, sorprendente en algunos puntos.

Editorial Marca

Invoca Marca el “sensato principio” de que “lo que funciona no se toca”. El problema es asumir que el fútbol funciona tal cual está, y sobre todo que va a funcionar si se le deja como está. Tal vez corresponda negar aquí la mayor: no, el fútbol no funciona. Tampoco se entiende por qué habrían de verse de facto perjudicadas las Ligas nacionales cuando los clubes firmantes se comprometen a permanecer en ellas.

El proyecto tendrá que explicarse bien, y se abre ahora un tira y afloja de negociaciones de las que informará La Galerna, dispuesta a convertirse, como siempre, en el foro de debate imprescindible sobre esta nueva era (no parece exagerado llamarla así).

Pasad un buen día.

Principio de incertidumbre de Heisenberg, principio de certidumbre del VAR

El principio de incertidumbre o de indeterminación de Heisenberg indica que no se puede determinar al mismo tiempo la posición y el movimiento de una partícula con respecto a la posición de otra. Cierto es que el científico alemán hablaba de niveles subatómicos y que para él, alguien nacido antes incluso que nuestro propio club, en 1901, los instrumentos de medida imposibilitaban el conocimiento exacto de la posición de un fotón respecto a otro, porque al final, como concluía, “el observador altera el entorno” observado.

Estoy seguro de que al bueno de Heisenberg jamás se le pasó por la cabeza que, ciento veinte años después de su nacimiento y en un mundo banal, pero repleto de tecnologías certeras, su principio se vería contrarrestado por lo que llamará “el principio de certidumbre del VAR”: se puede hacer que un jugador parezca en posición legal o no en función de lo que interese mostrar en cada momento. No es que el observador altere el entorno, es que el observador es el que crea el entorno observado.

En el partido que enfrentó ayer al Real Madrid con el Getafe, el árbitro Sánchez Martínez anuló un gol a nuestro delantero Mariano por una posición adelantada que no lo pareció en la primera vista… ni en la segunda, tercera, ni en la imagen mostrada en pantalla por el VAR:

1-VAR-Mariano

Siguiendo el principio de certidumbre del VAR, la imagen exacta, el frame utilizado, es clave para saber si el delantero madridista está más adelantado o no que el defensa getafense. El problema surge cuando ese balón tiene una forma tan extraña como esta:

2-VAR-Mariano

No es por nada, pero tiene toda la pinta de haber salido ya de la bota de Militao. El momento seleccionado y el método empleado son básicos para saber la posición de un jugador con respecto a otro, tal como decía el físico Heisenberg refiriéndose a fotones, neutrones, o en el caso del VAR, algo que se nos hincha y rima con ambas palabras. Hay veces en las que la incertidumbre es mayor que nunca, porque ni siquiera se ve la imagen del jugador que el VAR indica que está en fuera de juego, como en esta línea que atraviesa al defensa del Levante y oculta por completo el cuerpo de Sergio Ramos:

5-Ramos-gol-Levante

Algo parecido a lo sucedido ayer en Getafe ocurrió hace unos meses en Ipurúa, cuando el colegiado anuló a Benzema uno de los goles más hermosos de la Liga, aquel que concluyó con un exquisito remate con el exterior. La imagen mostrada, que no nos convenció a muchos, fue esta:

3-Benzema-Éibar-Real-Madrid-VAR

Sin embargo, ese balón parecía haber salido ya de la bota de Kroos, como se observa por la elevación del mismo en comparación con el frame anterior seleccionado por los compañeros de Defensa Central:

4-Benzema-Éibar-Real-Madrid

Lo cierto es que resulta muy complicado determinar el momento exacto, y en esa nebulosa, en esa incertidumbre “heisenbergiana”, se mueven los artesanos del VAR. Resulta curioso que en la misma época en la que al Madrid le anulan este gol en Ipurúa (que no tuvo efectos en el marcador final), el Fútbol Club Barcelona estaba hundido en la clasificación y el Atlético de Madrid recibe una serie de arbitrajes… digamos controvertidos, por no decir que salió favorecido. El penalti a Diego Costa contra el Elche y los de Suárez frente al Alavés y Athletic son de verdadero chiste, sobre todo en una Liga en la que a uno de los rivales por el título le sale tan caro que le señalen uno a favor. Los dos goles del Atleti contra el Celta fueron fruto de una posición dudosa de Luis Suárez y Lodi que el VAR dio como legales:

6-Luis-Suárez-Celta

7-Lodi-Celta

En el segundo gol se da la circunstancia de que tampoco se aprecia al pasador en el frame seleccionado, pero es que además, no parece que el balón haya salido de la bota de Kondogbia. Nacho Tellado, el llamado en su día “arquitecto del Chiringuito”, concluyó que aquel gol había sido concedido de manera injusta, puesto que Lodi estaba más adelantado que el defensa celtiña:

8-Posición-Lodi-Celta

9-Posición-Lodi-Celta

Desde que comenzó en España el uso del VAR, me fío mucho más de los análisis de Nacho Tellado (@naxotellado) que de los de la costosa herramienta de Hawkeye. Y me fío mucho más de las líneas de Hawkeye que de las que en su día tiraba el VAR de Mediapro:

10-Canales-VAR

11-Canales-Nacho-Tellado

Respecto a la jugada de ayer de Mariano, el programa de Nacho Tellado concluyó que el gol de Mariano era legal y debería haber subido al marcador, como todos creíamos ver sin necesidad de tirar líneas:

12-Mariano-NT

12B-VAR-Mariano-NT

Las polémicas con el VAR no son exclusivas de España, si bien la Premier da la sensación de repartir más los errores:

13-VAR-Premier

A raíz de una serie de controvertidas decisiones tras las que se anularon goles por márgenes inferiores a cinco centímetros, The Mail publicó este análisis sobre una jugada y la diferencia entre utilizar un frame u otro bajo el título Por qué el VAR nunca podrá ser definitivo:

14-VAR-Frame

Os resumo lo explicado. La jugada analizada era un gol anulado a Sterling por un margen de error de 2,4 centímetros. En ese momento, el jugador se desplazaba a una velocidad de 23,4 kilómetros por hora. Las cámaras del VAR recogen 50 frames por segundo, es decir, cada frame graba una fracción exacta de 0,02 segundos, tiempo durante el cual un jugador como Sterling desplazándose en carrera avanzaba 13 centímetros. ¿Es necesario aclarar algo más sobre la incidencia del operador de VAR y el momento exacto seleccionado? Ni siquiera Nacho Tellado, ni siquiera Heisenberg hablando de neutrones, pueden hablar a ciencia cierta de posición exacta de un jugador con respecto a la salida del balón de la bota de un compañero. ¿Recordáis aquel gol anulado a Gareth Bale en el Camp Nou tras un pase de Mendy del que no hubo manera de ver una toma buena del momento concreto en que el balón salía de la bota de Casemiro? En algunas de las imágenes se veía al francés acelerado y a trompicones, ¿faltaba algún frame en aquella toma? Me lo puedo creer de los realizadores de Mediapro, no tanto de los operadores que están en la sala VOR.

El caso es que el sistema falla por todas partes. Un recorrido por algunas de las imágenes seleccionadas por Nacho Tellado es un catálogo de despropósitos: pies que ni Krusty el payaso, píxeles que se escapan de los tacos…

15-Imágenes-VAR

16-Imágenes-VAR

Y errores en contra del Barça también, como el hombro amorfo de Dembélé cuando el partido ya marchaba con cuatro goles de ventaja para los culés:

17-Dembelé-VAR

Si se amplía la imagen se verá una manipulación grosera:

18-Dembelé-VAR-2

19-Dembelé-NT

Los que me siguen desde hace un tiempo saben que defiendo sin ambages que esta es una competición adulterada desde hace años, y aun así me parece de lo más retorcido que he escuchado que los errores en contra del Barça solo se producen en partidos decididos, como este gol anulado ante la Real Sociedad o el penalti inverosímil señalado frente al Huesca. Pero ya sabéis, todo esto son paranoias, como las de Florentino con eso de que ciertas imágenes se ocultan.

 

Fotografías: Imago.

El egoísmo de seis clubes grandes parió la Liga Española. Eran los únicos que habían ganado la Copa de España, y acordaron celebrar un campeonato entre ellos para aumentar su taquilla. Su Liga debió nacer en 1926 con la legalización del profesionalismo, pero la oposición de otros clubes, apoyados por la Federación, retrasó el parto.

No creo que grandes principios inmutables movieran la actuación de los opositores. Si así fue, será que los cambiaron por otros más prácticos una vez que se amplió a diez equipos la Primera división y la Federación se hizo con el control del nuevo campeonato. En febrero de 1929, pudo arrancar, por fin, aquel sueño del egoísmo que tantas emociones dominicales haría vivir a tantas y tantas generaciones de españoles.

El egoísmo del Madrid, conducido por un líder que asumía las exigencias de su compromiso con el futuro, aunque implicaran sacrificios en el presente, hizo posible la Copa de Europa. La UEFA se opuso frontalmente a su creación, hasta que puso la iniciativa bajo su control burocrático. Y así, mediado el siglo pasado, el fruto de un nuevo sueño del egoísmo ensancharía hasta límites desconocidos las emociones del fútbol espectáculo.

A la amplia sombra de la Liga, aquel viejo árbol envenenado de egoísmo, nos cuentan que en el siglo 21 nacieron las flores de la igualdad. Y sujetos como Dimitri Piterman pudieron adornarse con guirnaldas y prenderse flores en el pelo. Elegido presidente del G-30 de clubes de la LFP, Javier Tebas impuso la apropiación por la comunidad de los ingresos de televisión generados por los clubes con más espectadores, y su reparto bajo criterios de comunión. Sus amigos del Gobierno lo aprobaron, vestido de retórica y flores de papel. En pelotas, solo es egoísmo de los más con menos demanda: levadura de la necesidad que cambiará la competición europea. Y de nuevo un egoísmo, el nuestro, motor del cambio. Llámalo ambición. Bienvenidos al capitalismo. Contra sus dinámicas, Tebas, no funcionan tus bulas de excomunión.

 

Fotografías: Imago.

Courtois: 9. Salvó al equipo en varias ocasiones.

Odriozola: 4. Partido complicado para él, pero estuvo flojo. Superado.

Chust: 6. Cumplió sin grandes errores. Muy ayudado por Militão.

Militão: 9. Sobresaliente. Lideró la defensa.

Marcelo: 4. Parece ya un exjugador.

Modric: 8. Líder del centro del campo. Se dejó la vida.

Isco: 6. De más a menos. Fue cayendo físicamente durante el partido.

Rodrygo: 5. Aprueba porque tuvo que ocupar un puesto en el que nunca había jugado. Apenas se dejó ver.

Asensio: 5. Gris. Peleó, pero no aportó casi nada en el ataque.

Vinícius: 5. Discreto. Partido en el que tuvo pocas ocasiones de intervenir.

Mariano: 4. Muy desconectado e impreciso. Cierto es que metió un gol posiblemente legal que le anularon, pero el resto de sus acciones fueron muy negativas.

Blanco: 6. Entró con mucha personalidad al partido.

Arribas: Sin tiempo relevante.

Benzema: 5. Se le vio físicamente muy justo.

Zidane: 6. Poco margen de actuación tenía hoy. No se le puede criticar.

 

Fotografías: Imago

Arbitró José María Sánchez Martínez, del colegio murciano.

En los primeros minutos puso el listón de las tarjetas alto porque Mata e Isco pudieron verla por diferentes acciones. Las dos jugadas polémicas del primer acto sucedieron en el 9' y el 18' respectivamene. Mariano anotó pero se señaló fuera de juego. Sin embargo, en la repetición del VAR se observa cómo tomaron como imagen de referencia una en la que el balón ya había salido de la bota de Militão. Muy mal en la Sala VOR. En el 18', ante una pugna dentro del área entre Unal y el central brasileño dejó seguir el trencilla murciano al considerar que no era punible como penalti.

En la segunda parte desenfundó las amonestaciones con Vinícius, Nyom y Cucurella viendo la amarilla. El brasileño lo hizo por una entrada por detrás, y el catalán y el camerunés por sendos agarrones. Además, Ángel debió ver la roja directa y no solo amarilla en un codazo en el minuto 74 a Antonio Blanco, ya que no fue fortuito sino que se aprecia cómo echa hacia atrás su brazo. Cinco minutos más tarde, en el área merengue, Militão llegó tarde e impactó con sus tacos en la pierna del delantero canario tras disparar este. Una entrada que bien pudo haber sido señalada como penalti.

Sánchez Martínez estuvo MAL.

 

Fotografías: Imago

Las noticias de la previa no podían ser más desalentadoras: al cansancio general y las bajas esperadas por lesión o sanción se unían las bajas de última hora de Mendy por sobrecarga del soleo y de Valverde por haber estado en contacto con un positivo en Covid. La alineación no podía ser más que un experimento, porque además los canteranos convocados a última hora habían jugado 90 minutos el día anterior. Un 1-4-3-3 con Rodrygo e Isco acompañando a Modric en el centro del campo y Chust debutando como titular en Liga.

El acoso del Getafe comenzó bien pronto con dos ocasiones antes del minuto 7. Justo en ese momento le llegó un balón en profundidad a Mariano, que dribló al portero y marcó gol. El asistente señaló fuera de juego, pero la repetición no lo dejaba tan claro. Desgraciadamente el VAR no corrigió. Poco después, Arambarri estuvo a punto de batir a Courtois desde la frontal.

En el 22' un cabezazo de Mata se marchó al palo. El guión del partido era el del repliegue del Madrid, que intentaba salir muy rápido a la contra. En alguna ocasión lo conseguía. Ante la ausencia de destructores del juego, el Madrid trataba de sobrevivir por acumulación de futbolistas. En el 27', tras una larga posesión, un centro de Marcelo a Mariano estuvo a punto de colarse en la portería. El remate de Mariano no fue limpio y le dio tiempo a Timor de sacarlo en la línea.

En el 38', tras una gran jugada colectiva, el balón le llegó a Odriozola, que puso un gran centro desde la banda. El remate de cabeza de Vinícius fue demasiado manso como para sorprender a Soria. Desde ese momento hasta el descanso poco más hubo relevante si exceptuamos una gran acción defensiva de Militão y un disparo alto de Aleñá.

La segunda parte empezó con más control del balón del Madrid, pero sin crear ocasiones. El Getafe aguardaba atrás, pero aprovechaba cada pérdida de los blancos para atacar con peligro. En un grave error de Marcelo, el Getafe atacó con superioridad. El disparo de Unal fue repelido con gran mérito por Courtois. Lo cierto es que el Madrid cada vez perdía peor el balón y el plan de partido se hacía más complicado.

En el 63' salieron Benzema y el debutante Blanco por Mariano y Rodrygo. En el 69' Ángel estuvo a punto de inaugurar el marcador, pero su disparo se marchó fuera. El Madrid apenas lograba inquietar al Getafe. El equipo mostraba una parquedad justificada por la ausencia de efectivos. No obstante, el equipo había mejorado algo con los cambios. Blanco liberaba algo más a Isco y Modric. Ambos habían ganado algo de altura en el campo. En el 77 'Asensio dejó su lugar a Arribas, quien vio, nada más entrar al campo, cómo de nuevo Courtois salvaba al equipo.

El partido moría ante la impotencia de los dos equipos. El Madrid lo intentó con más insistencia al final. De hecho, el Getafe perdía tiempo en los últimos minutos en el interés de no perder en un suspiro lo que no había podido ganar en 90 minutos. El empate final repartió las penas.

 

Fotografías: Imago

El futbolista más completo del mundo”. — Franz Beckenbauer

La gente discute entre Pelé o Maradona. Di Stéfano es el mejor, mucho más completo”. —Pelé

El futbolista más completo de la historia del juego”. —Eusebio

Era simplemente el jugador de fútbol más inteligente que he visto nunca. Si tuviera que elegir un jugador, de todos ellos, para salvar mi vida, él sería el elegido”. —Bobby Charlton

 

En muchas ocasiones, cuando afirmo que Alfredo Di Stéfano es, con mucha diferencia, el mejor jugador de la historia del fútbol, hay aficionados madridistas que me comentan que nunca lo vieron jugar.

Están muy equivocados.

No hay un solo partido del Madrid en el que “la Saeta” no salte al campo. Está siempre ahí. Alfredo es Casemiro marcando territorio contra el Liverpool, Ramos volando en el 92,48 o Cristiano intentando batir todos sus registros. Cada nuevo trofeo que ocupa una vitrina en el Museo del Bernabéu lleva grabado, bajo la peana, el nombre de Alfredo Di Stefano. La volea de Zidane, Raúl mandando callar al Camp Nou, la cabeza de Santillana, el gol de Mijatović, Juanito saltando, Pirri jugando con la clavícula rota, Modrić ganando el Balón de Oro, Valverde siendo expulsado o Hugo Sánchez reivindicándose frente a un estadio enfurecido son Di Stéfano. El esfuerzo de superación, el no rendirse nunca , la victoria, la vitrina con las 13 Champions son Alfredo Di Stéfano. Nunca un jugador ha estado más presente.

Durante muchos años el madridismo ha tenido dos certezas. Nadie ha dudado de ellas. La primera es que Alfredo Di Stéfano ha sido el mejor jugador de la historia del Real Madrid y la segunda que Santiago Bernabéu ha sido su mejor presidente.

 

Dicen que el Madrid es el equipo de los ricos, cuando la verdad es que la base está entre aquellos que construyeron el estadio. De los primeros cuarenta mil socios, aristócratas habrá veinte. El Real Madrid es un club absolutamente popular. Quizá el más popular del mundo. Son los títulos los que le han hecho señor”.

"No hay jugadores jóvenes y viejos. Hay buenos y malos."

"La camiseta del Real Madrid es blanca. Se puede manchar de barro, sudor y hasta sangre, pero jamás de vergüenza."

"Quien piense en irse del Real Madrid, ya sabe dónde tiene la puerta."

 

Hablar de lo que ha supuesto Santiago Bernabéu para el Real Madrid es tan fácil como decir que Santiago Bernabéu es el Real Madrid. Sí, sí, lo sé, Bernabéu sería el primero en decir que nadie está por encima del escudo, pero es que el escudo, o al menos una parte, es él.

En 1912, a los 16 años, colaboró como voluntario en el vallado del desaparecido Campo de O’Donell y a los 84, cuando nos dejó, el Real Madrid ya era, aunque la FIFA lo oficializase unos cuantos años más tarde, el mejor equipo del siglo XX. Entre estas dos fechas transformó el Real Madrid y el mundo del fútbol. Fue un visionario, un adelantado a su tiempo. La Copa de Europa lleva su nombre. Su legado es tan inmenso como los títulos conseguidos: 86 trofeos, entre ellos, de una tacada irrepetible hasta que el propio Real Madrid consiga batirla, las cinco primeras Copas de Europa, el mayor logro jamás conseguido por ninguna institución deportiva en la historia del deporte.

"Al ser España un país de envidiosos, todos nuestros males vienen de haber sido tantas veces campeones."

Palmarés Bernabéu

Bernabéu y Di Stéfano. Di Stéfano y Bernabéu. Esta, acompañada de otras muchas aprendidas de memoria a lo largo de más de un siglo de gestas, es la alineación más corta y recitada de la historia del Real Madrid. A este tándem, santo y seña del futuro mejor club del siglo XXI, no tardará en unirse, si no forma ya parte de él como algunos pensamos, una nueva figura: Florentino Pérez

Creo, y no diré que el tiempo me dará la razón porque hay motivos suficientes para afirmar que ya lo ha hecho, que Florentino Pérez se ha ganado el derecho a formar, junto con Bernabéu y Di Stéfano, el tridente más importante de la historia del Real Madrid.

Su gestión económica y deportiva ha seguido la senda marcada por Santiago Bernabéu: siempre un paso por delante.

Dinojunta

Esa “dinojunta”, con Florentino Pérez a la cabeza, compuesta de gente tan sabia como curtida, que ha despertado en algún que otro imbécil —incapaz de entender que la experiencia es un grado inalcanzable para los niñatos— tantos chistes insulsos como resquemor, llegó, avaló, contrató galácticos, saneó el equipo y lo convirtió durante diez años seguidos en el más rico del mundo. Construyó Valdebebas, nombró Presidente de Honor a Alfredo Di Stéfano y luego al jugador que da nombre a esta página: Paco Gento.

Contrató a Laso y revolucionó el baloncesto. Alzó 7 Champions. Compitió con jeques, magnates, nuevos ricos y aristócratas. Ganó todas las partidas. Fichó a Zidane, Ronaldo, Cristiano, Benzema, Ramos y al mejor talento joven para el futuro: Vinícius, Rodrygo, Valverde…

En plena pandemia, después de una de las crisis económicas más duras de la historia del fútbol, consiguió ganar una Liga y presentar un balance con beneficios, sin entrar en los temidos números rojos.

Esta “dinojunta”, motivo de chanza para envidiosos y mediocres, irrespetuosos sin educación, va a construir, por mucho que más de uno haya intentando desprestigiarlo comparándolo con una lata de sardinas, el mejor estadio del mundo, el más moderno y avanzado, emulando lo que hizo hace más de 70 años Santiago Bernabéu, y es posible, si la situación económica lo permite, que en su inauguración brillen con la camiseta blanca algunos de los jugadores más deseados del mercado mundial.

Larga vida a la “dinojunta”. Lo mejor está por llegar.

"Los valores que nos han ido transmitiendo de generación en generación tienen que ver con la autoexigencia máxima, con no rendirse jamás, con el espíritu de superación permanente, con la búsqueda de la perfección y también con el respeto, el juego limpio y la solidaridad. Ése ha sido siempre nuestro camino hacia el triunfo" —Florentino Pérez.

Y este camino hacia el triunfo ha dado, de momento, ya que acaba de comenzar un nuevo mandato y estos registros no tardarán en ser superados, los siguientes frutos:

Palmarés Florentino

Aunque he tenido la suerte de haber ido de boda con Florentino, de crearle su cuenta de Twitter o de comer con él en muchas ocasiones, no escribo desde el agradecimiento. Nuestra amistad, labrada artículo a artículo, no ha influido en esta nueva apología (mucho más lograda que la de los panenkitas); ha sido el egoísmo del que quiere seguir celebrando títulos el que me ha traído hasta aquí.

Es el momento, corea conmigo:

¡Bernabéu, Di Stéfano y Florentino!

 

Fotografías: Imago

spotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram