Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Bale tiene un nuevo médico

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Bale tiene un nuevo médico

Escrito por: La Galerna6 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Luego os hablamos de las portadas de la prensa deportiva patria que nos han dejado los Reyes Magos, pero antes os queremos contar que a Gareth Bale le han traído los de Oriente un nuevo médico. Falta le hace, diréis algunos, y tal vez os asista la razón, con la peculiaridad de que en este caso se trata de un médico conocido no solo por haber sido el del Atlético de Madrid durante muchos años, sino también (no siempre una cosa va de la mano con la otra) por ser colchonero hasta la médula.

-Vaya. ¿Y quién ha tenido la brillante idea de asignarle semejante galeno al galés, si sirve el juego de palabras?

A ver si lo adivináis. La idea ha surgido a través de los contactos que tiene en el ámbito del Atleti la plantilla (sí) del diario As, ese rotativo escrito por profesionales mayoritariamente atléticos para que lo consuman lectores mayoritariamente madridistas. Hablamos, cómo no, del afamado Dr. José González, que suele asomarse a las páginas de Ouija Daily con su característico mostacho y su dilatada experiencia detrás para dar su parecer médico sobre las lesiones de Bale.

Sois unos malpensados. El Dr. González es en efecto colchonero no, colchonerísimo, pero en modo alguno debe ello conduciros a la conclusión de que los juicios médicos que emite González estén lastrados o siquiera influidos por dicha condición. No, no, no, no, no, no y no. El Dr. González deja ejemplarmente de lado su condición cholista cuando opina sobre medicina deportiva, y el artículo que ayer firmaba en As da buena muestra de ello. Resultaría lamentable que González mezclara sus opiniones médicas con forofismo alguno, y creednos si os aseguramos que él es el primero en esmerarse en separar ambos mundos. Su alta deontología profesional le impediría obrar de otro modo. Y si no leed, leed.

El artículo se titula "Bale entra en el trío de la leyenda..." Oh. ¿Qué arcano se ocultará tras esos traviesos puntos suspensivos? ¿A qué trío se referirá el eximio médico, cuyo contrato como médico del Atleti fue por cierto rescindido por Jesús Gil a consecuencia de la brutal avalancha de lesiones sufrida en el club allá por los 90?

Leamos.

"Bale, con esta nueva lesión sufrida ante el Villarreal, entra definitivamente en el trío de la leyenda negra de los lesionados históricos que ha tenido el Madrid (Prosinecki, Woodgate y Robben)".

Caramba. Lo primero que llama la atención es el modo en que Bale ingresa, siempre según el Dr. González, en un selecto trío sin que ello implique que dicho trío se convierta en cuarteto. El trío "de la leyenda", por usar las propias palabras de González, está al parecer formado por Bale, Prosinecki, Woodgate y Robben. El trébol de cuatro hojas de (en este caso) la mala suerte.

No deja de resultar curioso, asimismo, que Gareth Bale pase a formar parte, según el criterio exclusivamente médico de González, de una serie de jugadores que estuvieron mucho menos tiempo que el galés en el Madrid, jugaron muchos menos partidos y se marcharon de Concha Espina con un palmarés incomparablemente más exiguo que el de Cardiff. Pero qué sabemos nosotros de medicina. Si el Dr. González dice que Bale pertenece a este trío de cuatro, qué podemos objetar. Es un diagnóstico médico objetivo, insistimos. No se lo discutiremos, por la misma razón por la que no batallamos con nuestro internista cuando nos alerta sobre los peligros del colesterol y nos pone una pastilla para atajarlos. Él sabe y nosotros no. Si Bale ha entrado definitivamente (¡definitivamente!) en el cuartrío conformado por él mismo, el inglés, el croata y el holandés, quiénes somos nosotros para poner en tela de juicio su criterio médico.

Pero sigamos leyendo.

"Su nueva dolencia en el sóleo confirma lo que hemos manifestado a menudo: Bale es un jugador de cristal. Y un jugador de élite, con esta carga en su mochila, NUNCA (las mayúsculas son del Dr. González, no nuestras) puede ser el líder de un equipo por muy bueno que sea a nivel técnico e individual".

Cómo es la jerga de los galenos. En ocasiones nos cuesta entenderla. Son apenas tres frases, pero tan cargadas de términos especializados que sólo otro colega traumatólogo sería capaz de desentrañar a conciencia (¿conciencia?) la densidad del contenido. Con todo, creemos poder comprender un rudimento de la idea, que trataremos de traducir al lenguaje de los no duchos en medicina deportiva: Bale se lesiona tanto como dice Alfredo Relaño, y en virtud del conocimiento estrictamente profesional de González se deduce de ello que es un líder de mierda.

Pero sigamos profundizando en el lenguaje intrínsecamente médico de González, cuyo enjundioso tono, ajeno a los profanos en su campo, trataremos de haceros inteligible.

"Si a eso le unimos que el delantero galés es un jugador solitario y al que le cuesta interaccionar con los propios compañeros de vestuario, tendremos el cóctel perfecto para definir al jugador que vuelve a estar en el ojo del huracán. Usando el símil taurino hablando de Curro Romero, un gran torero puro, "había que ser de su cuadrilla para verle torear".

Pese al agradecible símil taurino, que trata de hacernos más ligera la lectura, siguen predominando conceptos puramente médicos de muy difícil asimilación por un lector que no lleve bata blanca. De hecho, no nos extrañaría que este par de sentencias bebieran de una fuente de consensuado prestigio en el gremio: hablamos del frecuentemente citado Manolete´s Medical Journal on Muscular Health, publicado desde 1997 por el Royal College of Traumatologists de Edimburgo. Algunos términos (sobre todo "cóctel") son calcados a los de esta obra de referencia. La alusión al carácter "solitario" de Bale parece vagamente inspirada, empero, en el Mono Burgos´s Expert Review on Soleum Preclare Considerations, editada desde 1988 por el Argentinian Circle of Dreadful Rock Musicians, de arrollador predicamento científico.

Por lo demás, hoy jugamos contra la Real Sociedad y hay que ganar. La Liga, sin embargo, está ya conquistada por el Barça si nos atenemos a gran cantidad de madridistas en las redes sociales y a la portada de Sport, para quienes los azulgrana, hoy, a 6 de enero, sólo tienen por delante en Getafe el trámite de "rematar" la Liga.
Nosotros, a menos que el Dr. González nos recete en la Ouija una derrota, debemos no obstante intentar ganar.
Pasad un buen día de Reyes.