Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Africanos en el Real Madrid

Africanos en el Real Madrid

Escrito por: Alberto Cosín20 julio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El viernes tuvo lugar la final de la Copa de África con Argelia como vencedor del torneo. En el Real Madrid, la proliferación de futbolistas de este continente que han vestido la casaca blanca comenzó en los últimos años del pasado siglo con Samuel Eto’o. Desde entonces, otros cuatro jugadores africanos han pasado por la capital de España y ahora suena con fuerza el interés por el senegalés Sadio Mané. Además, en la historia del club merengue también existen casos de futbolistas que, por diferentes circunstancias, nacieron en África o que lo hicieron en España pero por el origen familiar fueron internacionales por diferentes selecciones de aquel continente.

Como decimos, el primer africano de la historia blanca fue el camerunés Eto’o. En el verano de 1996 se le firmó del Kadji Sports Academy, aunque en cuatro temporadas, con tres cesiones entre medias a Leganés, Espanyol y Mallorca, apenas disputó ocho choques oficiales (tres en Liga, tres en Champions y uno en Copa y en el Mundialito) con el Real Madrid, que lo vendió en 2001 al equipo bermellón.

En el curso 1999-2000 Eto’o llegó a coincidir con su compatriota Geremi. El centrocampista todoterreno fue una petición de Toshack, que lo conocía del fútbol turco y por el que se pagó 700 millones de pesetas al Gençlerbirligi. Un jugador polivalente que terminó actuando en numerosas ocasiones de lateral derecho y que en tres campañas levantó dos Copas de Europa y una Liga. Su punto álgido como madridista se produjo en la ida de cuartos de la Champions 2001-2002 cuando batió a Kahn con un zapatazo desde fuera del área que significaba el 0-1 momentáneo para el conjunto de Del Bosque.

Cuatro años después de la marcha de Geremi, el club de Concha Espina puso sus miras en un centrocampista defensivo, fuerte y contundente para la medular, el malí Mahamadou Diarra. El africano había destacado en las filas del Olympique del Lyon y también en la Champions, donde se había enfrentado al Real Madrid. Por ello el costo de su fichaje se elevó a 28 millones de euros. En sus primeros meses en el Bernabéu fue un jugador poco querido en la grada, al igual que su compañero en el centro del campo Emerson. Sin embargo, acabó siendo clave en la Liga de Capello con un testarazo que puso en bandeja el título en la última jornada ante el Mallorca. En la siguiente campaña mejoró su nivel en otra conquista merengue del torneo doméstico, pero a partir de 2008 su papel decreció hasta su marcha definitiva a principios de 2011 al Mónaco.

Precisamente la ficha vacante de Diarra fue a parar pocos días después a otro africano en cuya incorporación puso mucho hincapié José Mourinho, la del delantero togolés Emmanuel Adebayor. Una lesión de Higuaín precipitó la cesión del ariete desde el Manchester City al considerar el entrenador luso que Benzema era “un gato a la hora de ir a cazar”. A los pocos días de su llegada Adebayor debutó frente a Osasuna y en sus dos siguientes encuentros estrenó su bagaje goleador con sendos tantos al Sevilla -en Copa- y la Real Sociedad -en Liga-. Participó en la final de Copa ganada al Barça y logró otros seis tantos, cuatro en Liga, con un hat-trick en la última jornada ante el Almería, y dos en Champions contra el Tottenham. Al término de la temporada no se ejecutó la opción de compra y volvió al equipo citizen.

adebayor marcó ocho goles en el real madrid

Mientras que el último africano hasta la fecha en el equipo merengue ha sido el ghanés Michael Essien. El centrocampista fue otra petición de Mourinho. Aterrizó en Madrid cedido un año a poco de finalizar el mercado de fichajes de la campaña 2012-2013. El portugués se sirvió de su polivalencia para alinearle casi en más oportunidades como lateral diestro que en el mediocampo. Essien, al que una lesión de rodilla en 2008 le frenó en seco su carrera, disputó en la entidad de Chamartín 35 choques aquel curso y anotó dos dianas, una ante el Zaragoza y otra en el último duelo liguero contra el Osasuna.

Hay dos casos de futbolistas de nacionalidad española que tuvieron su lugar de nacimiento en Marruecos. El primero fue Heliodoro Castaño y el segundo José Luis Peinado. Castaño llegó al mundo en Alcazarquivir, protectorado español en Marruecos. El extremo diestro empezó a jugar al fútbol en aquel país hasta que le fichó el Valencia y posteriormente el Real Madrid en 1955. Su mejor momento en la capital de España se produjo en el choque de ida de cuartos ante el Partizan en la primera Copa de Europa conquistada por los blancos. Esa tarde formó ataque con Olsen, Di Stéfano, Rial y Gento y logró dos dianas en la contundente victoria por 4-0. Por su parte, Peinado, conocido como ‘Pepegoles’, apelativo que le colocó el actor Tony Leblanc, nació en Tetuán y entró muy joven en la cantera merengue. Tras una cesión al Rayo regresó al Madrid, donde fue un auténtico comodín para Miguel Muñoz. Su posición original era la de medio, aunque también actuó en el lateral y como extremo derecho, donde se hizo famoso por lograr varios goles decisivos. Las lesiones le machacaron durante su carrera, pero culminó nueve temporadas en la entidad y casi 200 partidos oficiales.

Una situación parecida fue la de Claude Makélélé. El internacional francés firmado del Celta en el verano del 2000 nació en Kinshasa (RD del Congo). Por aquel entonces el país aún era Zaire y su padre llegó a ser internacional por ‘Los Leopardos’. Con cuatro años toda la familia se trasladó a vivir a los suburbios de París y en suelo galo se fue haciendo futbolista. En el equipo merengue fue muy importante en tres temporadas siendo el perfecto escudero para Zidane y acumulando dos Ligas y la ‘Novena’ como palmarés más destacado.

En una posición diferente encontramos a tres jugadores que son nacidos en España, pero que, por origen familiar, acabaron jugando en selecciones africanas. Es el caso de Valdo, Javier Balboa o Achraf. El extremo derecho Valdo tiene su lugar de nacimiento en Villaseca de Laciana (León) y, aunque fue internacional en las categorías inferiores españolas, finalmente lo fue con la absoluta de Cabo Verde en dos ocasiones. La oportunidad de jugar en el Real Madrid se la brindó Del Bosque cuando le sacó en un choque liguero ante el Athletic Club en 2001. Balboa, por su parte, llegó al mundo en Madrid, donde aterrizaron sus padres procedentes de Guinea Ecuatorial huyendo de la dictadura. Entró en ‘La Fábrica’ en juveniles y fue ascendiendo hasta que debutó con los mayores en un duelo en Riazor contra el Depor en 2005. La temporada siguiente se fue al Racing cedido para volver en la 2007-2008 y estrenar su palmarés con una Liga. Con la Nzalang acumuló cuatro goles en 28 internacionalidades y acudió a la Copa de África de 2012. Por último, Achraf es originario de Getafe, pero un fijo para la selección marroquí. Los padres del lateral derecho emigraron desde Marruecos hace muchos años para trabajar a las afueras de Madrid y el defensa ingresó en la cantera blanca en benjamines. Actualmente está cedido en el Borussia Dortmund y con ‘Los Leones del Atlas’ ha disputado 24 partidos y la Copa de África de este verano además del Mundial de Rusia.

También es digno de mención recordar a los jugadores africanos que han llegado a militar en el Castilla. En el filial madridista es más frecuente encontrar futbolistas de estas características desde finales de los años 80. Los pioneros fueron tres nigerianos que aterrizaron para la temporada 1989-1990: Oladimeji, Mutiu y Ohen. Al primero le consiguió una prueba su representante junto a otros dos chicos (Ndiika y Babaldia), pero fue el único que la pasó. Mientras que Mutiu y Ohen llegaron tras proclamarse subcampeones del Mundial juvenil en 1989. Curiosamente ambos harían carrera en España en las filas del Racing y el Compostela, respectivamente.

A mediados de los 90, con el argentino Sergio Egea en el banquillo, desembarcaron Zeferino, Tinaia y Rui. Zeferino era un delantero nacido en Guinea-Bissau que había destacado en la cantera del Oporto. El Real Madrid lo fichó como un posible crack del futuro, pero tras tres años en el filial y varias cesiones acabó volviendo a Portugal. Tinaia y Rui eran originarios de Cabo Verde. El primero era un centrocampista elegante y de buen toque, muy del gusto de Capello, que dejó el club en 1999 para jugar en el Elche. Y Rui, otro centrocampista, tuvo menos oportunidades e hizo las maletas al país vecino.

En 2001 llegó al Castilla desde el Alcorcón, donde estaba cedido, Francisco Salvador Ela ‘Chupe’. El delantero entró muy joven en la cantera del Real Madrid procedente del equipo almeriense Los Molinos, donde creció futbolísticamente. Sin embargo, su lugar de nacimiento estaba aún más al sur del globo, en Mongomo, perteneciente a Guinea Ecuatorial. Con la selección ecuatoguineana acumuló dos partidos internacionales ante Togo en la calificación para el Mundial de 2006. Otro compatriota suyo, Rubén Belima, vistió la zamarra castillista una década más tarde. El extremo izquierda nació en Móstoles y destacó en el Torrevieja hasta que lo fichó el equipo blanco. En el filial pasó un par de campañas y ha jugado para la selección del país de su padre en catorce encuentros hasta la fecha.

Dos jugadores que pasaron sin pena ni gloria por el Castilla fueron el ghanés Daniel Opare y el congobelga Kabamba. Opare era un lateral derecho muy prometedor que sobresalió en el Mundial sub17 de 2007 con las ‘Estrellas Negras’. El Real Madrid se adelantó en su fichaje al Liverpool o el Milan y lo incorporó a su filial en 2008. Un par de cursos después y tras apenas seis choques firmó por el Standard de Lieja. Kabamba, por su parte, fue un potente delantero nacido en Kinshasa que estuvo cedido en la temporada 2008-2009. Su bagaje del año se resume en 26 minutos acumulados en dos encuentros.

Por último hay que comentar que, en el actual plantel castillista, se encuentra el marroquí Ayoub Abou, un centrocampista dinámico y con gran recorrido firmado el año pasado tras rescindir con el Getafe y después de haber militado en el Rayo Majadahonda.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

4 comentarios en: Africanos en el Real Madrid

  1. Aunque español a todos los efectos, os habéis dejado a un jugador monstruoso, nacido geográficanente en Ceuta, por tanto en África: el enorme José Martínez Pirri, uno de los mejores jugadores que yo he visto con la camiseta blanca.

    1. Hola, Silvestre.

      En el artículo he hecho referencia a los jugadores que han nacido en África y han sido internacionales por sus países, a los futbolistas nacidos en España pero internacionales por alguna selección africana y algún español que llegó al mundo en un país africano, por eso no he incluido a Pirri o a Pepillo que nació en Melilla.

      Gracias.

      Un saludo

    1. Hola, José Manuel.

      Como he indicado en otro comentario a Pirri o a Pepillo que nació en Melilla no los he incluido porque el país con el que fueron internacionales fue España.

      Gracias,

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿Cuáles serán los pronósticos de @tildegm, @NachoPuerta55 y @sirolopez en esta segunda jornada de liga?

➡️ Real Madrid 🆚 Real Valladolid

📱Apuesta con @sportium
Y tú, ¿te atreves? 📲 https://t.co/zeaYqlLaR9 #CuotaGalernauta

En el #Portanálisis os contamos que el malvado Gareth Bale impide que Fernando Torres reciba un homenaje.

👉👉👉 https://t.co/5u67SyPYdX

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram