Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Adiós, maestro

Adiós, maestro

Escrito por: Juan Luis Chulilla22 noviembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En otoño de 1992, la sede de la UNED para las clases de sociología compartía espacio con el Instituto San Mateo. Allí y entonces arranqué el camino que hoy sigo.

Uno de mis recuerdos más vivos de hace casi 30 años fue escuchar a Escohotado. Le recuerdo en una de sus clases hilar sus argumentos con una media sonrisa y con voz tranquila, dejándose llevar por el hilo que le acercaba y le alejaba de Hegel para, en realidad, invitarnos a ir a otra parte. Ojalá que tuviera su memoria portentosa para transmitir con más detalles la honda impresión que me causó no sólo escucharle recitar de memoria párrafo tras párrafo del Prólogo a la Fenomenología del Espíritu, sino sobre todo cómo sacaba a bailar ideas de unos, de otros y propias.

Con los años le he escuchado y le he leído con igual gusto que entonces. Le he tenido como uno de mis referentes para vivir la Cultura en mi idioma y en nuestros días. En estas décadas en las que acumulo la impresión de que la Cultura ha perdido valor, su figura se ha agigantado al recordarnos lo que produce el matrimonio de talento natural, esfuerzo ilimitado y timón firme de la propia empresa intelectual.

Escohotado

Con ese punto de partida, comenzar a leer sus escritos sobre el Real Madrid en la Galerna fue una bienvenida sorpresa. Desde el primer momento aprecié el sentido de Escohotado escribiendo sobre fútbol, porque lo hacía igual que como yo lo recordaba tratando a Hegel: con intensidad, con las palabras justas, tanto al Real Madrid como a todo lo que encierra.

Nunca sabré si habría escrito sobre fútbol en general, o sobre el fútbol moderno en particular, con esa continuidad e implicación que le ha dedicado al Real Madrid. Tengo la impresión de que no es así, porque el fútbol toma forma con héroes y gestas con las que se acaba levantando una bandera y construyendo una identidad.

Hablar del Madrid como lo ha hecho Escohotado todos estos años ha sido celebrar al Madrid, sí, pero también ir más allá

Ser madridista no es fácil de entender y es muy difícil de aceptar para quien no vive el fútbol o, peor, lo vive con otros colores dentro de España. Hablar del Madrid como lo ha hecho Escohotado todos estos años ha sido celebrar al Madrid, sí, pero también ir más allá. El Madrid ha sido para madridistas como Escohotado un relato en movimiento, una muestra continua de a dónde son capaces de llegar timoneles sobresalientes, poseídos por una empresa que les superaba, que se proyectaba hacia el futuro y que desbordaba el ámbito del fútbol para mostrar al mundo lo que podían llegar a hacer un puñado de españoles cuando creen y les dejan.

Ése ha sido el pecado del maestro Escohotado. No sólo escribir de fútbol, sino celebrarlo en sí y yendo más allá de él. Que un hombre de letras escribiera de fútbol podía ser para los torremarfileños un pecado venial, pero que escribiera sobre el equipo que ha traído más glorias a España era tan inaceptable como para que esos que ridículamente se tienen por sus iguales ignoraran sus 243 artículos en la Galerna. A quién se le ocurre celebrar al Madrid, carajo. A ver si van a acabar pensando que la excelencia puede nacer y anidar en España.

Descanse en paz, maestro. Quedan su palabra y sus textos sobre el Madrid.

¡Hala Madrí!

 

Fotografías Imago.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

8 comentarios en: Adiós, maestro

  1. Hay dos frases breves -peto demoledoras- del maestro que , ya desde antes de recibir la noticia que nos ha consternado, rondan por mi cabeza:” La madurez lo es todo” y la otra, de la que no estoy seguro -pero casi- , “la pericia es la antesala de la competencia”. Frase respecto a la que hace una semana estuve tentado de comentar en LG para ver si alguien así me lo podía confirmar.

  2. Era un hombre de bien y que además amaba la libertad y la difundia con palabras que a todo aquel que las haya escuchado nunca las olvidará.Descanse en paz.-

  3. Muy exacto, lo que dice. Ayer leí una semblanza en la Vanguardia (diario del Conde de Godó, Grande de España, que diría un portanalista) y hablaban de sus obras más recientes, incluso la que ellos citaban como recién escrita; pero de "La forja de la gloria", y de su amor por el Real Madrid, ni mu.

    1. Puede ser por indicación de la editorial. El mundo es así, ojalá fuera diferente para bien, los intereses económicos también. Yo podría comprar el libro del maestro escrito por Colmenero, manifiesto antimadridista, aunque no tan a gusto como el encargado último de don Antonio. Es el sectarismo del submundo del "furgol". Gente culer podría sentir atracción por su obra, pero al saber de sus filias madridistas no hace falta que asegure que muchos desecharían la idea. La inteligencia emocional...

  4. Hombre, señor Chulilla, me alegra mucho leerle por aquí, ya me había parecido usted un poco sospechoso en alguno de sus larguísimos podcast que sigo por tierra, mar y aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram