Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
0-1: Todo a una carta

0-1: Todo a una carta

Escrito por: Quillo Barrios2 marzo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se acabó la Liga, esta vez de forma casi oficial. Nos despedimos de ella en enero, pero ha sido en marzo cuando hemos sellado el adiós. La semana más importante en lo que va de temporada nos deja con una única carta de aquí a mayo. Es la más grande de todas, esa que estamos acostumbrados a ganar en los últimos años, aunque las sensaciones son totalmente diferentes ahora.

No jugó bien el Real Madrid, que se apagó demasiado rápido tras una fulgurante salida. El Barcelona estuvo cómodo pese a que Busquets vio una amarilla nada más empezar. Ni siquiera el descomunal partido de Modric activó a un equipo en el que hasta Benzema, cansado de buscar el balón y atacar el espacio, acabó desesperado. Luka, repetimos, firmó un encuentro sobrecogedor, por momentos un uno contra el mundo.

Reguilón se asentó con otro Clásico para el recuerdo -él debe quedarse con su explosión individual en lugar del mal resultado colectivo- y Vinicius lo intentó de mil y una maneras, aunque con menos acierto que otras veces. Al brasileño se le nota cierto bloqueo mental, como si las ocasiones desperdiciadas pesasen más que sus grandísimas aportaciones. Mal haría en ofuscarse con lo primero y no potenciar lo segundo. La paciencia será su mejor aliada si sabe buscarla.

Dejando a un lado nombres propios, el Real Madrid dio cierta sensación de agotamiento, especialmente en una segunda mitad en la que apenas inquietó al Barcelona. El gol de Rakitic -error de Sergio Ramos- hizo que los de Solari buscasen a su rival con más corazón que cabeza. Sobró actitud y alma, pero la llama se apagó demasiado pronto. Ha sido un mes y medio demasiado exigente y las piernas, más pesadas por los resultados que por el ritmo físico, lo notaron en la última media hora.

Al menos recuperamos para la causa a Isco, que no tuvo gran impacto en los minutos que disputó, pero que saltó al césped y lo intentó. Solari parece querer rescatarlo y el malagueño seguramente quiera poner de su parte. Lo mismo deberá hacer Asensio, algo dubitativo y apagado. Mejor imagen dejó Valverde, que sustituyó a un intrascendente Kroos para firmar un rato más que aceptable. El uruguayo está listo para lo que viene. Esperemos que el Real Madrid se levante pronto de esta semana negra y juegue su única carta con la maestría que acostumbra.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

57 comentarios en: 0-1: Todo a una carta