Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Yernismo en la roja

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Yernismo en la roja

Escrito por: La Galerna6 diciembre, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos. Hoy es el día de la Constitución española, por lo que felicitamos a nuestros lectores españoles, que son la mayoría pero ni muchísimo menos los únicos. De lo que no tenemos estadísticas es del porcentaje de lectores de La Galerna para quienes el partido de hoy, España-Marruecos, representa algo importante también. No todo español tiene por qué estar pendiente de ese partido, no es obligatorio, puesto que un español puede sentirse representado por esa selección de futbolistas, o no. Es una opción. Ocurre exactamente lo mismo que con la propia Constitución (qué buen ejemplo nos da el destino), con la diferencia de que la Constitución hay que cumplirla por mandato legal, se sienta uno representado por ella o no, sin que por el momento se haya promulgado ninguna ley que obligue a apoyar a un grupo de señores que dicen representar a España jugando a la pelota. ¿Te representan como español? Bien. ¿No te representan? Es igualmente legítimo.

También es una opción pasar de este mundial corrupto y manchado de sangre en señal de humilde protesta, si bien también lo es (y respetable) el separar la cuestión ética del disfrute de los partidos, y sentarse ante el televisor a gozarlos (o a intentarlo, dado que el nivel deja por el momento bastante que desear).

El partido de Brasil, por contra, con el que Mundo Deportivo abre su frontispicio, fue muy disfrutable. Los brasileños se gustaron, firmando jugadas para el recuerdo, incluido un tanto de Richarlison fruto de una combinación de ensueño. Estuvo casi sin trabajo Militao y muy bien Vinicius, autor de un gol y una asistencia que catapultaron a la pentacampeona. Los jugadores de Tite (¡y el propio Tite!) dieron también una verdadera lección de baile en cada gol que marcaban. Nadie les acusó de provocar. El propio Vinicius bailó a destajo, y no se le echó encima ningún sanedrín de indignados, acusándole de excitar la ira de las masas. No concitó su danza insultos racistas, y no salió a la palestra ningún fiscal para certificar que el racismo en realidad no es racismo cuando recae sobre Vini. No hizo falta porque no hubo racismo, ni gradas hostiles, ni carniceros coreanos dispuestos a rebanar la tibia del astro. Qué raro. A ver si el problema no van a ser los bailes de Vinicius sino el antimadridismo de algunas gradas de España, de algunas instituciones en España, de casi todos los periodistas en España.

Sin embargo, el asunto crucial de la portada de Mundo Deportivo es la llamada roja (le quitamos la mayúscula a Mundial como modesta protesta ética, y le hemos quitado la mayúscula a Roja por puro aburrimiento), que hoy se la juega en octavos ante Marruecos. El elegido para presuntamente representar a ese equipo que presuntamente nos representa es Gavi. Antes casi de que podamos volver a preguntarnos con quién ha empatado este chaval, nos fijamos en que ocupa el mismo lugar de honor en As, si bien esta vez abrazado a Busquets, jugador este que, en cambio, y por muy discutible que nos resulte su deportividad, sí ha ganado unas cuantas cosas. Pero ¿qué pasa con Gavi? ¿Por qué tanta portada?

La respuesta no tiene nada que ver (suponemos) con la penúltima noticia del corabalón, pero no tenemos la menor duda de que dicha noticia va a poner todavía más en el foco a un chico recién nacido al fútbol (no lo practica mal, aunque le sobran patadas e histerismo) que por lo visto hay que tratar como si estuviese ya consagrado.

Ay.

Gavi Leonor

Sí, amigos: ay. Si ya teníamos al zagal hasta en la sopa, ahora lo vamos a tener en la sopa, el gazpacho, el puré de lentejas y el borsch polaco (con perdón). Si ya nos parecía artificial el bombo que recibía este centrocampista resultón aunque bastante marrullero, preparaos para lo que está por venir. Si al parecer la princesa Leonor forraba sus carpetas del cole con fotos del chico, lo que ha terminado desembocando en romance (siempre según Marca, que al parecer ha consultado con la Casa Real), ahora van a ser Lluís Mascaró y Carme Barceló quienes van a forrar las suyas con la bandera de España. Si ya estamos viendo fenómenos paranormales de ese tipo (indepes furibundos que apoyan febrilmente a la roja para ver triunfar el ADN Barça), el supuesto emparejamiento real va a incrementar todavía más la raruna alianza proculé/prorroja.

El mundo se va a poner definitivamente boca abajo. Vamos a ver a amas de casa de rancio españolismo hacerse de un Barça manifiestamente secesionista a causa de este presunto amorío adolescente. Lo culé se va a volver a emparentar, paradójicamente, con lo nacional, pero no con lo nacional catalan: CON LO NACIONAL ESPAÑOL. Pero ¿de qué nos extrañamos? ¿No es esto mismo lo que pasó en 2010, sin figurar por medio ningún esplendor hormonal borbónico? ¿No se hizo del Barça hasta el señor más de derechas de Zamora en 2010, a cuenta del Mundial, mientras el Barça mostraba al mundo su independentismo catalán en pancartas gigantes y marchas secesionistas? Esta vez no va a hacer falta que España gane ningún mundial para que triunfe la propaganda azulgrana. La jugada de marketing (que no invalida la pureza de los sentimientos, sino que se acoge a la suerte de contar con ellos) va esta vez por otros derroteros.

Lo que parece claro es que en la roja, a día de hoy, cunde el yernismo. Si protegido debe sentirse el yerno del seleccionador, imaginaos lo protegido que se sentiría (caso de ser cierto todo) el yerno del Jefe del Estado, jugadores ambos que (oh) militan en el FC Barcelona. Claro es que nos tomamos con la debida cautela la noticia. No sería de extrañar que la Corona, en contra de lo que dice Marca, respondiera con fuerza ante los rumores. La última vez que la Casa Real emparentó con lo blaugrana no salió demasiado bien parada.

Y qué más. Pues que mucha suerte para España a pesar de que su seleccionador, ayer mismo, en rueda de prensa, al referirse a un episodio de su estancia en el Real Madrid (porque jugó en el Real Madrid), no fue capaz de pronunciar esas dos palabras, Real Madrid. "Un equipo en el que jugué" es el nuevo "Esa persona de la que usted me habla". El rajoyismo no solo ha llegado a El Debate, sino también al fabuloso mundo del stream.

Os dejamos con las otras dos portadas. No os perdáis la de Marca, que cita a Quevedo para excitar los ánimos del choque ante Marruecos. Pero no a Francisco de Quevedo y Villegas, infelizmente.

Pasad un buen día.

 

 

 

Tweets La Galerna

"Todos sabíamos lo que iba a pasar".

La opinión de @AthosDumasE sobre el aquelarre de Son Moix.

https://www.lagalerna.com/todos-sabiamos-lo-que-iba-a-pasar-en-mallorca/

"Muchos no quieren la Superliga porque la @LaLiga sufriría. No podrían pegar e insultar a @vinijr".

Magnífico @Guaschcope en La Galerna.

https://www.lagalerna.com/mira-chato-lx/

¿Por qué no hemos fichado ya a Rayan Cherki? Pedazo artículo (una vez más) de @lagalerna_ 👌🏻🙌🏻 https://twitter.com/lagalerna_/status/1622566074741936129

🤔Se pregunta @danielmateos por qué el @realmadrid no ha fichado ya a Rayan Cherki.

https://www.lagalerna.com/por-que-no-hemos-fichado-ya-a-rayan-cherki/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram