Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Supercampeones

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Supercampeones

Escrito por: La Galerna10 agosto, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos galernautas, ayer vikingos de un nórdico lugar llamado Trondheim, hoy supercampeones de Europa para escarnio de nuestros adversarios. Así es, damas y caballeros, una vez más conseguimos que nuestra blanca nave llegara a buen puerto sobre los bravíos mares del norte, mientras soplaban los huracanados vientos UEFOS y se esquivaban a decidido golpe de timón navíos filibusteros comandados por piratas serbios con silbato.

La proeza náutica del galeón madridista entre fiordos noruegos reduce la travesía de Juan Sebastián Elcano alrededor del mundo a una vuelta a la manzana, y convierte la Iliada y la Odisea en una excursión dominguera a la sierra que nos hace añorar aquellas veladas con olor a oveja helena junto a Polifemo en una amplia cueva. Quizás algún lector galernauta opine que hoy estamos exagerando, presos de la épica inherente a la esencia madridista que ayer brotó firme en tierras nórdicas cual flor en una ventisca de nieve. No sólo soportamos cómo nuestro rival se acercó tres veces y marcó dos goles; el primero, merced a un colocado remate de juanete que podríamos describir como churro; el segundo, fruto de un etéreo penalti que nos evoca directamente al nuevo arte abstracto contemporáneo, aquel del que un espectador poco avezado no entiende absolutamente nada pero sus millones vale.

Y sí, nosotros también nos dimos cuenta. El árbitro ese que se coloca detrás de la portería, ese privilegiado que hasta ayer se limitaba a disfrutar del partido desde una posición preferente, aquel colegiado que JAMÁS señala ni pita nada, decidió anoche justificar su sueldo como el jabalí que orina sobre un árbol para marcar su territorio. Y si fuimos los primeros damnificados de la historia del fútbol mundial por forzar tarjetas amarillas en otro partido europeo, anoche fuimos las primeras víctimas del denominado juez de fondo, que no sólo se marcó un penalti volátil y discutible, sino que anuló en la prórroga el segundo gol de Sergio Ramos por una falta imaginaria; todo ante la timidez de los comentaristas televisivos que se afanaban en poner (unos más que otros) paños calientes ante el dislate arbitral y en glosar los méritos de un Sevilla que se encontró con dos goles y casi gana de chiripa.

Cabe destacar que fue una tripulación de grumetes la que se impuso a los cañonazos de la armada de Sampaoli y los filibusteros serbios con silbato. Sin el almirante Bale, sin el capitán Cristiano, sin el contramaestre Kroos. Con Lucas Vázquez dirigiendo el combate como si hubiera perdido una pierna e insertado el muñón en un cubo de harina, tal y como hiciera el brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza en la Batalla de Trafalgar rodeado de seis navíos ingleses. Silbaban los proyectiles pero el DISPARO –con mayúsculas- fue madridista. No recordamos en La Galerna mayor prodigio supercopero que el tiro de Marco Asensio, un diamante por pulir que comienza a brillar cual joya de la Castafiore. La órbita del esférico que salió despedido de su pie izquierdo habrá de ser estudiada en las escuelas de astrofísica. Será maravilloso volar hasta Mallorca, debió de pensar el arquero sevillista Sergio Rico cuando vio alojarse al balón en la mismísima escuadra.

Como rico nos resultó el postrero gol de otro Sergio, Ramos, el hombre que susurraba a los minutos noventaytreses para desgracia del cariacontecido Cristóbal Soria, que lució anoche un extenso rictus de higo chumbo en un chiringuito de frenopático. Y por si un empate in extremis no hubiera satisfecho nuestras ansias madridistas de fortuna y gloria, nuestro Pitbull de Leganés decidió el encuentro en un arranque de coraje en la última jugada de la prórroga.

Y Cristóbal Soria por bulerías, claro.

Supercopa Marca 10.08.16

As Portada Supercopa 10.08.16"Esto es el Madrid", titula Marca en portada. Y no podríamos estar más de acuerdo. Los madridistas lo entienden y, mientras el resto se estruja los sesos en comprenderlo, nosotros seguimos ganando títulos. Nos gusta la primera plana del diario más vendido en la piel de toro porque sólo él comprende la magnitud universal del Real Madrid Club de Fútbol, por encima de unos Juegos Olímpicos donde un tipo llamado Ney no acaba de pasar por el aro. Más tribunero por el contrario nos parece el titular escogido por Daily Ouija, que parece creer que con prender sus titulares de cierto ardor juvenil es suficiente para olvidar las mil y un tropelías cometidas por los muchachos de Relaño, hoy abrumado y comedido por la épica madridista desde un púlpito desde el que pontifica todos los días pero donde no admite sermón ajeno ninguno.

Mundo Deportivo Portada Supercopa 10.08.16Otra cosa es lo de la matrix blaugrana y la prensa del rinconcito, que emplea la muy noble táctica del avestruz ante las desdichadas noticias. Así, apreciamos conceptos como “fortuna” en una primera plana, la de Mundo Deportivo, que ayer –como desmenuzó nuestro portanálisis- nos deleitó con una clase de gramática de la Lengua Castellana digna del Sillón ”Ñ” de la Academia. Y para rematar el asunto, el diario de Godó, Grande de España, sitúa la Supercopa de Europa bajo unas letras gordas, muy gordas, que proclaman “el mejor Barça” como un latinlover que se pavonea entre guiris en la Barceloneta.

Sport Portada Supercopa 10.08.16