Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Sorpresas múltiples

Sorpresas múltiples

Escrito por: Antonio Escohotado17 agosto, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Lo real es siempre más imaginativo que la fantasía, aunque algunos no parezcan darse cuenta, y esta tarde ocurrió lo que lleva la tira sin ocurrir. Para empezar, Marcelo recordó al de hace año y medio, lo cual significa un carrilero de leyenda, armado de regate, disparo y pase cuando menos desconcertantes para el rival, a quien ceder la pelota significa cubrirse en salud,  porque su iniciativa es inagotable, como acaba de confirmar el origen del tercer gol; no obstante, me conmovió especialmente un chupinazo hacia finales del partido, cuando contraatacaba acechado por varios defensas y optó por forzar al meta celtiña a jugarse el plexo solar, porque eso ocurre cuando el balón supera los cien por hora.

Para continuar con lo insólito, el Kroos blandito -que sucumbía en los balones divididos, y chutaba alto cuando no la pegaba flojo, o contra alguna parte del rival inmediato- recordó de qué estaba hecho su más que tatarabuelo Sigfrido. Metió un misil por la misma escuadra, y se marcó el tipo de partido que tanto hizo por la hazaña de cuatro Champions. En forma y motivado, con volantes como él los adversarios deben prepararse para una ametralladora de pases, un metrónomo a la hora de templar el juego y un cañón ocasional, que sin mediar falta no se deja quitar un balón.

Tanto o más imprevisto es que Bale parezca decidido a ser quien es, un centauro hecho para ganar todas las carreras largas, combinando ese poderío con una técnica exquisita como la demostrada en su asistencia para el primer gol, precedida por dos quiebros soberanos. No me extraña que se quiera quedar, quizá azuzado por el pique con Zidane, y si decide prescindir de melindres será muy difícil quitarle el puesto.

Courtois salvó dos goles hechos, Lucas hizo impecablemente de ejecutor en el tercer gol, y aunque Odriozola estuvo a punto de pifiarla a fondo, dejó en el minuto 89 una carrera propia de almas grandes, dejando atrás a cuatro o cinco. Robusto, eficaz y colaborativo, Benzema no abandona el surco asumido tras la partida de Cristiano, e impecable fue el trabajo de Varane y Ramos.

Si la suerte nos protege de genios ambiguos como Neymar o Pogba, y llegan currantes tan finos como Pianic, Kanté o incluso Naingolan, quizá la resaca de tanto éxito dé ocasión para nuevas proezas.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

29 comentarios en: Sorpresas múltiples