Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Raphaël Varane, pendiente de involución

Raphaël Varane, pendiente de involución

Escrito por: Quillo Barrios17 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cuatro Champions League, un Mundial con Francia, cuatro Mundiales de Clubes, dos Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de Europa y dos Supercopas de España. Ese es el palmarés de Raphaël Varane, que lo ha ganado absolutamente todo con apenas 26 años. Y, lo que es más importante, ha sido pieza clave en la inmensa mayoría de títulos.

Uno vez la edad de Varane y lo que ha evolucionado el fútbol en los últimos tiempos y no descarta que al francés le queden cerca de diez años de carrera. Diez años para aumentar un palmarés que, ya de por sí, es muy superior al de enormes futbolistas históricos que ganaron mucho menos. Sin embargo, los diez años restantes también son un arma de doble filo, ya que Varane parece haberse quedado a medio camino justo cuando estaba conquistando todo.

En el madridismo existe la teoría de que todos los fallos defensivos son culpa de Sergio Ramos y/o Marcelo. Da igual por dónde venga la jugada, que ya se encargará la hinchada de señalar a uno, a otro o a los dos. Bien es cierto que ambos llevan temporadas siendo irregulares y descubriendo cada vez más sus carencias -especialmente el brasileño-, pero se han convertido en una diana perfecta de la que se aprovechan, indirectamente, futbolistas como Varane.

Soy un gran admirador del futbolista galo. Me enamoré de él en sus primeros pasos en el Real Madrid y me siento incapaz de abrazar un mínimo de desapego. Su elegancia, su velocidad, su serenidad, su potencia, su inteligencia y su salida de balón son virtudes que definen por sí solas a un central impresionante. Sin embargo, está sufriendo una brusca caída que parece no tener fin pese a que, de vez en cuando, firma partidos que nos hacen recordar su grandeza.

Varane ya no es un niño y tampoco un recién llegado a la élite. Es titular indiscutible en el club más importante del planeta. Ha demostrado lo que puede ofrecer y la obligación es exigirle justo eso. No podemos permitirnos tener a un jugador sobresaliente en la plantilla y conformarnos con que una vez al mes rasque el notable y salga en la foto. Y ya son varias temporadas así. Quizá se vea arrastrado por el nivel colectivo, pero llegará un momento, y más en el Real Madrid, en el que eso no sirva de excusa.

varane ha demostrado lo que puede ofrecer y la obligación es exigirle justo eso

Esta temporada será muy importante para definir la figura de Varane una vez alcanzada su madurez. No ha tenido competencia real -Nacho no terminó de dar el salto, Vallejo vivió entre problemas físicos y ningún chaval del Castilla tiró la puerta abajo-, pero la llegada de Militao puede suponer un toque de atención para el francés. Parece que el futbolista de Sertãozinho tiene mimbres para colarse en la línea defensiva del Real Madrid a poco que alguno se descuide.

París y Sevilla serán dos exámenes de altura para un jugador que debe frenar su involución y volver a ser ese central llamado a estar entre los mejores de la historia. Vuelve, Varane.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios