Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El fichaje es Pogba, no Eriksen

El fichaje es Pogba, no Eriksen

Escrito por: Pepe Kollins10 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Amanece el madridismo con la noticia del interés del Real Madrid por fichar a Eriksen. La contundencia de los titulares pero, sobre todo, la coincidencia en la información, en el mismo día, de los dos grandes diarios deportivos llama poderosamente la atención. No se refieren a una negociación iniciada, ni a contactos preliminares, sino solamente a una intención que de concretarse sería... dentro de casi tres meses. Ambos medios apuntan, también al unísono, a que a Zidane no le convence el jugador. Estamos, por tanto, ante una filtración, bien sea del club o del representante del jugador, para ir allanando el terreno. Los prolegómenos. O un intento de ellos, al menos.

Es una oportunidad de mercado, nos hacen saber. El futbolista danés queda libre en junio y ahora podría salir por 30 millones - que eran 100 hace tan solo unos meses -, además el equipo necesita centrocampistas y Eriksen lo es. ¿Pero realmente el Real Madrid necesita jugadores para su medio campo, en general, o concretamente un determinado tipo?

1) El Real Madrid presenta un evidente déficit de jugadores en el centro del campo.

El equipo dispone actualmente de 6 posibles centrocampistas en la plantilla, siendo dos de ellos – Isco y James – jugadores que se sienten más cómodos en la media punta o, incluso, en posiciones más adelantadas escorados a banda.

Zidane comenzó la temporada probando formaciones con tan solo dos hombres en el medio, ya fuera con un 4-2-4, como con 5 atrás, en un 5-2-3. Al final, el 4-3-3 se ha vuelto a imponer. La complementariedad de Casemiro y Valverde en el terreno de juego, dos jugadores que, a priori, se iban a alternar, ha intensificado esa necesidad de centrocampistas.

Hasta el momento se han distribuido el tiempo jugado de la siguiente manera:

  • Casemiro 690 minutos
  • Kroos    656 minutos
  • Valverde 262 minutos
  • James 251 minutos
  • Modric 156 minutos
  • Isco 104 minutos

La excesiva carga de Casemiro y Kroos – expuestos a una lesión por ello – ya evidencia un desequilibrio. Modric, a sus 34 años, parece un recurso a utilizar selectivamente. Además, el uso, cada vez más frecuente, del uruguayo y el brasileño juntos parece limitar las posibilidades de Isco como una alternativa para realizar una función - ya sea de corte o de presión - para la que el malagueño no es el más indicado (James sí que se ha adaptado a ello).

La proliferación de lesiones y el desgaste del calendario parecen indicar que Casemiro, Kroos y Valverde, con el refuerzo de Modric y James, son una suma del todo insuficiente. En algunos partidos de esta temporada el banquillo no contaba, de inicio, con ningún centrocampista.

2) El Real Madrid necesita ante todo un centrocampista de corte defensivo, a poder ser polivalente.

Si diversificamos la tipología de centrocampistas que está utilizando Zidane, más por sus prestaciones que por su demarcación, podríamos establecer la siguiente clasificación:

  1. Centrocampistas de corte defensivo - con independencia de si son interiores o mediocentros -, con mucho despliegue, que tapen y roben. Casemiro sería uno de ellos. El único, de hecho.
  2. Centrocampistas organizadores - con independencia de si son interiores o mediocentros -, con capacidad para distribuir el juego con seguridad, criterio y eficiencia en el pase. Kroos sería el prototipo ideal, si bien Modric puede aportar en este apartado.
  3. Centrocampistas de ida y vuelta, box to box, que defiendan y ataquen pero en vertical, haciendo hincapié en la presión y con tendencia a proyectarse hacia el área rival. Valverde sería el ejemplo perfecto.
  4. Centrocampistas de corte ofensivo, con capacidad de generar ventajas, romper líneas o directamente percutir. Isco (aglutinando), James (ejecutando) y Modric (más completo) serían los mejores ejemplos.

Deberíamos puntualizar que el club (y esto no es un rumor sino información) ha difundido que Van de Beek llegará el verano que viene. El holandés encajaría a la perfección en la tercería categoría, junto a Valverde.

También conviene recordar que de los cedidos, Odegaard cuadra perfectamente en la segunda y la cuarta categoría. En este sentido, el noruego ofrece las mismas prestaciones que Modric, lo cual invita a pensar que el relevo, ya sea la temporada que viene o a la siguiente, será de uno por otro.

Por último, tenemos a Ceballos, que puede encajar en la tercera y en la cuarta opción. Más en la tercera que en la cuarta.

Por lo tanto, la carencia principal del Real Madrid estriba en el primer punto, en el que presumiblemente no hay recambio para Casemiro. Si bien Valverde ha llegado a jugar en la posición de mediocentro con Uruguay, su tendencia es a irse hacia delante y es, de hecho, como lo está utilizando Zidane.

Eriksen tendría un perfil entre Modric y James. Pudiendo constituirse en el eje del juego, pero también como un centrocampista con gran capacidad para asistir y marcar.

3) Pogba es el jugador que mejor encaja en las necesidades actuales

Si Pogba era la piedra angular sobre la que Zidane quería, y presuntamente quiere todavía, hacer girar su equipo, el actual contexto táctico – con Valverde y Casemiro al unísono - aumenta esta percepción. Una de las grandes virtudes de Pogba es que puede jugar a cualquier altura. Aunque su posición ideal es la de un interior de ida y vuelta, muy semejante a lo que viene haciendo Valverde en los últimos partidos, el francés puede jugar también como interior de posición o en la base de la jugada como mediocentro. Si por algo destaca el francés es por su polivalencia, igual asiste, que marca, que distribuye, que defiende y roba. La versatilidad de Pogba permite una combinación equilibrada con cualquiera pareja de centrocampistas del Real Madrid. Su incorporación no solo aumentaría la competitividad, sino que supondría un balón de oxigeno suficiente para garantizar un centro del campo compensado.

4) El actual contexto deportivo del Manchester United puede favorecer la venta del jugador.

Cumplidas las primeras ocho jornadas de la Premier League, el Manchester United ocupa la posición número 12 de la clasificación, a quince puntos del líder y a tan solo dos del descenso. Tan solo han ganado uno de los últimos cinco partidos. Solskjaer, el más firme defensor de la presencia del francés en el club, parece tener los días contados en el banquillo de los red devils. Las informaciones apuntan a que el futbolista francés se niega a renovar su contrato, ante lo cual tan solo le quedaría una temporada más por cumplir. Pero es el descalabro deportivo que está sufriendo el United lo que está cambiado paulatinamente la situación. La afición de Old Trafford carga sus irás contra Pogba a quien algún sector acosa con gritos racistas. Con el jugador francés desconectado y el equipo en caída libre, es más que probable que la entidad se vea obligada a reforzarse en el mercado invernal. Ya asoman en el horizonte los nombres de Declan Rice, centrocampista del West Ham, Sean Longstaff, mediocentro del Newastle, Moussa Dembélé, delantero del Olympique de Lyon y de Kalidou Koulibaly, central del Nápoles. Una inversión que podría venir acompañada de la venta de Paul Pogba para sufragarla.

El mayor plus para fichar a Eriksen, según las informaciones que están corriendo, es que constituye una oportunidad de mercado. El Real Madrid se está focalizando en el fichaje de jugadores que terminan contrato. Kroos, Courtois y Hazard fueron captados por esta vía. Pero es que Pogba el próximo verano estará en la misma situación que aquellos tres. ¿Es preferible pagar 100 en verano por un jugador que necesitas que 30 por otro que ya tienes repetido? Ya sea en enero o en junio, la prioridad, a mi modo de ver, debería ser el francés. Y todo indica que para Zidane también.