Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Pablo Laso y la táctica: el ejemplo del pick and roll español

Pablo Laso y la táctica: el ejemplo del pick and roll español

Escrito por: Ramón Bobillo14 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Esta vez, más que centrarme en el rendimiento del Madrid o en el de ciertos jugadores, que es magnífico en los últimos tiempos, me apetece tocar un poco el tema táctico. Por lo que este artículo puede verse como un reconocimiento a Pablo Laso y su cuerpo técnico.

Hoy quiero escribir acerca del que es posiblemente mi ataque estático favorito hoy en día: el pick and roll español o Spain pick and roll. Se le llama así porque lo popularizó Sergio Scariolo con la selección española en los últimos años, aunque lógicamente ya se utilizaba antes. Actualmente lo emplean regularmente los mejores equipos del mundo, en la NBA y en Europa.

No hablaré de nada complejo porque no me siento capacitado para meterme en berenjenales tácticos. Sergio Scariolo y Pablo Laso seguro que pueden dar un clínic de varias horas sobre ello.

Antes de describir este sistema con palabras, creo que es mejor verlo con imágenes. Y qué mejor ejemplo que Luka Doncic durante su periplo madridista. El esloveno es, en mi opinión, el jugador que mejor utiliza el pick and roll español en la actualidad. ¿Las causas? Lectura y visión de juego privilegiadas, tamaño para ver por encima de los defensores, gran capacidad de pase y sensacional bote de balón.

 

La dinámica de este ataque, como vemos en el vídeo, es muy sencilla. El base espera en cabecera el bloqueo directo de un interior, normalmente el 5 (en este caso, por las bajas, el 5 era Trey Thompkins). Una vez que el interior coloca el bloqueo, vemos como un exterior, generalmente un buen tirador para que haya amenaza y la defensa esté pendiente (en este caso Jaycee Carroll), sube a colocar un bloqueo ciego al defensor del interior que coloca el bloqueo directo. Ahí empiezan los problemas para la defensa.

Los tres ejemplos de arriba, que son tres posesiones seguidas en el último cuarto con las que el Madrid rompía definitivamente el encuentro ante el Baskonia, nos sirven de maravilla para comprender este ataque.

  • En la primera posesión Doncic decide jugarse el triple, a pesar de que Rudy Fernández está completamente solo en la línea de tres. Vemos cómo Marcelinho Huertas, defensor de Rudy, se ve obligado a hacer una ayuda larguísima a su compañero Tornike Shengelia para no dejar solo a Thompkins. El desequilibrio estaba creado, aunque el esloveno decidiese anotar por su cuenta.
  • En la siguiente posesión Luka interpreta la misma situación de antes, con Huertas sobreayudando, y, ahora sí, encuentra a un Rudy liberado.
  • Y, finalmente, en la tercera se aprecia cómo Huertas ya no ayuda con tanta alegría como antes con el objetivo de no volver a dejar solo a Rudy. Sin embargo, Shengelia se come el bloqueo ciego de Carroll y Thompkins recibe completamente solo debajo del aro.

Ya hemos visto que Pablo Laso utiliza el pick and roll español desde hace años. Entonces, ¿por qué quiero hablar justo ahora de ello? Lo cierto es que llevaba unas semanas con la sensación de que era una jugada a la que el Madrid estaba recurriendo cada vez con mayor frecuencia. Me puse a comprobarlo y precisamente en el penúltimo partido de Euroliga en Lyon, ante el Asvel, el Madrid utilizó dicho ataque en más de 10 ocasiones, una barbaridad.
Para muestra, el siguiente vídeo:

 

Con esto no quiero decir que el ataque del Madrid de Laso se base en dicha acción, ya que el libreto del técnico de Vitoria es muy amplio, cada vez más. De hecho, hay sistemas que se repiten con mucha más frecuencia y hay partidos (ante Valencia o Zalgiris, últimamente) en los que ni siquiera se empleó. Pero en todo caso creo que este pick and roll español está dando réditos al equipo últimamente, especialmente a la segunda unidad.

Echando un vistazo a los últimos partidos, he apreciado que el quinteto titular utiliza esta jugada mucho menos que el quinteto que sale desde el banquillo, con la excepción del último encuentro de Euroliga en Francia. Yo creo que una de las razones principales es clara: Gabriel Deck. Con Deck en pista, Pablo prefiere utilizar al argentino en el poste o emplear el bloqueo directo normal y corriente entre Campazzo y Tavares, encontrando principalmente a Randolph en las esquinas. Si el Madrid utilizase más a menudo el pick and roll español con el argentino en pista, el defensor de Deck podría sobreayudar en la zona, ya que este aún no es una amenaza desde el triple. Otra razón es el tamaño de Campazzo, supremo pasador pero al que le cuesta pasar el balón por encima de los rivales.

Por el contrario, en la segunda unidad normalmente hay mucha amenaza desde el triple, ya sea por parte de Rudy, Thompkins, Causeur, Carroll o Taylor, por lo que sus pares no podrán sobreayudar al pívot (Mickey o Mejri). Además, Rudy es sensacional poniendo el bloqueo ciego (y haciendo casi cualquier otra cosa; menudo nivel y vaya leyenda que es), mientras que Laprovittola, a pesar de tomar decisiones cuestionables de vez en cuando, es un base más grande que Campazzo y le suele ser más sencillo encontrar al hombre liberado en dichas situaciones.

¿Por qué me gusta tanto este ataque? Además de que porque causa muchísimos desajustes en la defensa rival (imposible defenderlo si no hay anticipación y buena comunicación de la defensa), me encanta porque es una forma muy sencilla de sacar un buen tiro en muy pocos segundos. Es un sistema muy flexible que deja abiertas muchas variantes y crea muchos espacios. Es más, diría que el Madrid suele utilizarlo a menudo tras rebote ofensivo (con el reloj de posesión en 14 segundos).

No solo se ha utilizado ante el Asvel últimamente. Como vemos en el siguiente vídeo, también se vio ante el Olympiacos o el Baskonia, entre otros:

 

Pablo Laso no es perfecto. Comete errores como cualquier entrenador o persona. No pasa nada por decirlo. Si bien, su trayectoria habla por sí sola: acierta mucho más que falla. Si tuviera que decantarme por una de sus virtudes, que son bastantes, creo que lo haría por su personalidad. Pero en segundo lugar elegiría su capacidad para adaptarse a sus plantillas (o, dándole la vuelta, su habilidad para adaptar sus plantillas a su estilo, creando un equipo con todas las letras) y a los nuevos tiempos. En mi opinión, ha mejorado mucho tácticamente desde que comenzó a entrenar al Real Madrid y seguro que seguirá evolucionando. Que lo veamos.

Ramón Bobillo
Ramón Bobillo Rodríguez. Twitter: @monbr24