Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Los dioses dan la espalda al Madrid

Los dioses dan la espalda al Madrid

Escrito por: José Luis Llorente Gento20 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid tuvo la liga en su mano, pero la fortuna, el destino, el desatino o la incertidumbre personal en forma de nervios, vaya usted a saber, frustraron la celebración. En las postreras oportunidades, Llull se topó con el cuerpo macizo de Claver, que cerró su intento de bandeja. En la última jugada, tras el resbalón de Campazzo en su penetración, el balón cayó franco en las manos de Thompkins, el hombre que en circunstancias similares obtuvo la canasta decisiva de la Euroliga del año pasado. Cuando un servidor estaba en el aire celebrando el título, el brillante jugador norteamericano erró su tiro más sencillo del partido, con lo que aterricé maldiciendo en arameo por la oportunidad perdida.

Antes, el partido había sido dominado por los blancos con la comodidad relativa que supone enfrentarse al Barcelona de Pesic. Consiguieron conectar con la esencia de su juego en numerosas ocasiones, sacando a relucir el talento de sus jugadores y la atracción de su juego ofensivo. En contra, los azulgranas sudaban sangre para conseguir cada canasta, a excepción de Heurtel, empeñado en seguir bailando la defensa madridista. Sin embargo, el baloncesto no mide el estilo ni la armonía, sólo los puntos conseguidos, que pueden serlo con finura, como ayer el Madrid, o con coraje, como ayer el Barça. Además, como estamos viendo en esta serie y de forma continua en el baloncesto moderno, las diferencias se diluyen con facilidad, en especial si se construyen en mitad del partido. Las razones tienen que ver con el tipo de juego que predomina hoy en día en ataque -triple va y triple viene- y en defensa- pasa por aquí que te suelto un mamporro. Tantos hay, que, a los árbitros, por mor de esta dinámica, se les escapan varias personales en cada jugada y, a veces, como en el segundo partido de esta serie, en cada acción. Así que, siempre tienen cuentas pendientes con uno u otro equipo, lo que les conduce a señalar las faltas a rachas, de forma absolutamente instintiva, con el fin de que su actuación se acerque en lo posible a lo justo. En fin, que del 36-49 se pasó al 50-49 en un santiamén. De ahí al final, el festival de triples madridista -15 frente a 8 de los rivales- lo compensaron los azulgranas con la captura de rebotes -35 los culés y 21 los merengues. Por ahí se desangró el Madrid, y porque en los últimos dos minutos la búsqueda de la solución por la vía rápida de los tres puntos se le atragantó hasta el punto de que no lograron anotar en ese período, extraviados entre las malas decisiones y el coraje del contrario, justo es reconocerlo. Y qué cruel puede ser el deporte que los mejores hombres hasta entonces, Campazzo y Thompkins, fueron los protagonistas del último y fallido lance.

En realidad, el choque se pareció mucho a cualquiera de los que hemos visto esta temporada entre ambos, incluso al segundo de esta serie cambiando los papeles del vencedor y el vencido. Bien es cierto que comienza a percibirse el desgaste de los minutos, pues al esfuerzo del partido se suma la falta de descanso: la adrenalina que activa el cuerpo para el esfuerzo, y el cerebro dando vueltas a lo sucedido, ganes o pierdas, impiden la llegada de los inductores del sueño. A uno se le antoja que son demasiados partidos para tan pocos descansos y sigue sin entender por qué los responsables de este asunto no nos dejan ni paladear lo sucedido, ya que hoy, mientras escribo esta opinión, ya estoy pensando en lo que pasará mañana. Ojalá el Madrid sea capaz de equilibrar un poco más su juego para que no se le escape en pequeños errores lo que consigue con grandes demostraciones de talento.

José Luis Llorente Gento
Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

12 comentarios en: Los dioses dan la espalda al Madrid

    1. Ahí le has dado. El otro día oí a un baboso, gracias a Richard Dees en El Radio, diciendo que Llull dio 4 pasos antes de darle el balón a Carroll en el triple decisivo del segundo partido, y que el Barça no había anunciado que dejaría la ACB como si hizo el Madrid con la final de Copa, que esta jugada ni se analizó en el videoarbitraje.
      Prefiero no decir lo que pienso de verdad, para que no me censuren el comentario. Es decir: del partido del martes sólo cuentan los pasos de Llull. Pasos que, por cierto, en vivo no reclamó nadie del Barça, porque nadie se dio cuenta, pero los árbitros tenían que rearbitrarlo. El resto del partido? No sucedió...el Barça no se hinchó a dar palos, sin que se los pitaran. Eso es comparable a la jugada de la final de copa, que si analizan los árbitros, y que encima....deciden mal según las imágenes mostradas.
      Ayer, sin ir más lejos, no se pitaba igual hacia un lado que hacia el otro, y hubo bastantes faltas personales de tiro que ni se pitaron a favor del Madrid. El Barça había ido 10 veces a la línea de tiro libre, y el Madrid ni una. En el baloncesto de élite es muy extraño esas diferencias de personales, pero sobretodo por algo: los que ayer hicieron una defensa extenuante al hombre para poder ganar el partido fueron los culés, y resulta que el Madrid hizo más faltas. Me lo puede explicar alguien?

  1. A mí ayer el arbitraje del partido me pareció bastante más limpio e imparcial, que es lo k debe ser un árbitro, que el del pasado lunes, ayer, simplemente en un solo partido, al pívot más protegido por el arbitraje ACB, ante tomic, se le pitaron más faltas de ataque que todas las k le pitaron entre los 2 primeros partidos de la serie, las faltas de karate se pitaron como antideportivas, es verdad k lo de heuetel o Rudy pudo ser descalificante, y ésos no se hizo ni el viernes ni el posterior lunes, los balones "dudosos" k favorecían al Madrid, como un fuera de fondo a falta de dos y pico para terminar el partido que rebotó en un jugador culerdo, a diferencia del pasado lunes se daban sin dudar a su legítimo dueño ...solo tuvimos mala suerte en la última jugada, pk como dice José Luis Llorente, lo fácil y lógico hubiera sido k Thompkins hubiese metido esa última canasta y ahora seríamos nuavemente campeones de liga, que es un premio menor para este equipo que, claramente, merecía la Euroliga, pero un premio al fin y al cabo, ojalá se consiga mañana.

  2. Estoy seguro que, con la diplomacia que le caracteriza, la crónica de José L. Llorente se ajusta bastante a lo sucedido. No lo pongo en duda. Y , además, sería tan absurdo como deshonesto, por mi parte, ponerlo en entredicho. Eso sí, me permitiré la licencia de comentar que , ayer, no vi el partido. Y no lo vi porque, aunque mi corazón siempre desea el triunfo de los blancos, mi cabeza me decía que la presencia de Hierrezuelo iba a ser decisiva. Llevo unos cuanto años vinculado , de una manera u otra al baloncesto, y me conozco el percal . Sé a favor de quien se mueven los hilos tanto en ACB como en Euroliga. Creo que soy bastante explícito. Lo seré más...el arbitraje en lo 2 primeros partidos, que sí he visto, ha favorecido al farça.

    Me mantengo en mi pronóstico efectuado antes del primer partido: Liga para el Madrid (3-1 ó 3-2, más opciones para el primero ).

  3. Hombre, ayer cuando quedan dos minutos para terminar el partido el Barcelona tenía una falta mientras que el Madrid estaba en bonus. Eso les permite parar cuando quieren el partido y reducirnos los 6 puntos de ventaja. La falta de Singleton en ataque o la de Claver a Llull, solo con una de esas dos, ya nos habrían dado la final.

    En fin, ganar la ACB en esas condiciones es una tarea de gigantes. Nada de premio menor. Tenemos un plantillón pero es muy difícil ganar en estas condiciones. Cuando un jugador del Madrid lucha un poco por el rebote, es siempre falta en ataque, a la inversa eso no ocurre, y pasa como en el fútbol, que tú defiendes con un poco de distancia para que no te piten mientras que tu rival entra en tu cilindro y más allá y nunca le pitan. Y así es muy fácil ser "intenso".

  4. Lo del arbitraje en ACB contra la farsa es absolutamente vergonzoso. Es increible que Heurtel terminase ayer el partido y vaya a jugar el siguiente después de la agresión flagrante a Rudy.

    Sabemos lo que es Tomic sin protección arbitral porque lo tuvimos aquí!!!! Con la farsa parece un pivot dominante... hasta que sale a Europa y cuando los árbitros ya no le protegen se hace pequeñito pequeñito. ¿De verdad un tipo con la sangre de horchata de Tomic va a poder mover a Tavares si no es con empujones cuando el pivot madridista tiene los pies en el aire?

    Esa es otra, la forma de sortear a Tavares es pitarle falta en cualquier cosa que haga... aunque a él le hagan de todo. ¿En qué reglamento pone que se puede pegar a un tio lo que se quiera si ese tio mide más de 2.20? Es sangrante!!!

    Pesic es un jugador más sobre la cancha. Ayer se le pudo ver en al menos dos ocasiones invadiendo la pista de ataque del Madrid cuando los blancos atacaban. Y no pasa nada!!!!

    Con la defensa karate-press que hace la farsa jugadores como Rudy, Thompkins o Llull lanzaron la friolera de cero tiros libres entre los tres. ¿Es creible? Venga ya!

    La sobreprotección arbitral del la farsa en todo aquello en lo que participa, ya sea fútbol, baloncesto, fútbol sala... sólo se explica desde la existencia de una organización que trasciende el ámbito del deporte. Va a ser cierto que esa sobreprotección es un pago al independentismo golpista porque de otro modo ya es inexplicable.

  5. Los dioses dan la espalda al Madrid. Este es el título del artículo. Lo leí creyendo que por dioses tenía os que entender los árbitros, pero no. Creo que el autor del artículo se está haciendo sitio en algunos de los medios que tanto se critican desde aquí. Lo comprendo, la vida está muy mal y no se pueden cerrar algunas puertas. Pero no, no nos engañen, desde este medio no, por favor.
    No fué mala suerte. La suerte es fallar un tiro o meterlo en el último segundo. Lo de este partido fué una serie de acciones destinadas a un fin. Que el barca ganara. Como fuese. Una vez más. No sea usted cómplice .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram