Las mejores firmas madridistas del planeta

La cena

Escrito por: Juan Carlos Servera27 octubre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hay una película francesa del año 1998, llamada “La cena de los idiotas”, cuyo argumento consistía en que unos amigos se reunían una vez a la semana para ver quien traía como invitado a la cena al mayor idiota que pudieran encontrar. El pasado martes, quedaron  en el Hotel Majestic de Barcelona para cenar los cinco últimos presidentes del Barcelona: Joan Gaspart, Enric Reyna, Sandro Rosell, Josep María Bartomeu y Joan Laporta. Esto, por supuesto, no tiene nada que ver con la película.

El motivo real de la reunión, no trascendido como tal y negado por los comensales, era establecer una estrategia común de defensa ante la imputación de tres de ellos por el delito de cohecho continuado en el caso Negreira. Asunto nada baladí, que les podría reportar condenas entre 4 y 6 años de prisión.

Teniendo en cuenta los antecedentes de los figuras -imputados judicialmente en casos como los de SPAIN AIR (Gaspart), ACCION DE RESPONSABILIDAD CIVIL POR PERDIDA DE 48 MILLONES DE € (Laporta), BLANQUEO DE CAPITALES Y PERTENENCIA A BANDA CRIMINAL (Rosell) o BARCAGATE (Bartomeu), la situación era para no tomarla a broma.

Aunque el inicio del ágape comenzó algo tenso -debido fundamentalmente a que, como es público y notorio, al menos tres de ellos (Laporta, Rosell y Bartomeu) no sólo no se pueden ver ni en pintura sino que incluso también se han presentado demandas judiciales entre ellos-, llegados los postres, y animados por el cava catalán, comenzaron a rememorar anécdotas especialmente graciosas de las genialidades llevadas a cabo por unos y otros a lo largo de sus mandatos.

Por orden de antigüedad, Gaspart, que reamente tiene un historial de ideas brillantes y mesuradas como para completar una enciclopedia, comenzó a relatar cómo en la final de Milán del año 1994, y ante el varapalo que estaban sufriendo los culés por el equipo rossonero (perdieron 4-0), se le ocurrió destrozar la instalación eléctrica del estadio con un extintor para que aquello se tuviera que suspender. De este modo, se habría aplazado el partido al día siguiente. Así, a golpe de extintor, quería el bueno de Joan cambiar el curso de la final durante el imprevisto día de descanso. Parece que un directivo de la época, Anton Parera, le frenó y le hizo desistir de su ponderadísima y sensata ocurrencia.

El siguiente en intervenir (dada la brevedad en el mandato del efímero Reyna, pues tan sólo estuvo tres meses como presidente) fue Jan, celebrado fiestero de puro y copas. Laporta tuvo que hacer un esfuerzo por  elegir una anécdota, con el abanico tan amplio que tiene el personaje de la lengua suelta y la cartera fácil (al menos con Negreira). Finalmente se decantó, entre grandes risas de todos, por aquella vez que en el aeropuerto del Prat de Barcelona, y ante la insistencia de los pitidos de  la máquina detectora de metales en el control de seguridad, decidió bajarse los pantalones y quedarse en gayumbos ante el estupor del público presente, acompañando la exhibición de toda clase de improperios e insultos a los pobres auxiliares del operativo en cuestión. Incluso llegó a preguntar a uno de los trabajadores de la contrata, completamente fuera de sí y con actitud guasona, si se había excitado al verle en calzones. El bueno del segurata imagino que tuvo que hacer esfuerzos para no desternillarse de risa, dado que el atractivo de Laporta en paños menores ha de ser perfectamente descriptible.

Dado que Rosell rehusó participar en el juego de las anécdotas (hay que reconocer que dos años en prisión le deben haber dejado con ganas de pocos chistes),  le tocó el turno final a Josep María Bartomeu.

Muchas fueron las meteduras de pata famosas del caballero de la triste figura, como por ejemplo cuando le pillaron poniendo a caer de un burro al independentismo ante un micrófono que creía cerrado, diciendo que le pedían dinero y que le querían echar…. Ellos, que son más que un Club en Cataluña, el referente de toda la nación catalana.  Pero la que se decantó por contar en la cena fue aquella del 2020, cuando le colocaron un escudo del Real Madrid en formato adhesivo en el marcador del antiguo y vetusto Nou Camp que está situado junto debajo del palco, y se estuvo viendo a lo largo de toda la retrasmisión televisiva. Nadie fue capaz de avisarles durante el encuentro, y el cachondeo generalizado del personal fue de los que hacen afición.

El motivo de la cena fue hablar de Negreira y de cómo tapar sus vergüenzas penales, pero ello no impidió. como exponemos, que se recordasen muchas y muy enjundiosas historias presidenciales, ninguna de las cuales, por supuesto, tiene ninguna relación con la película francesa a la que hacíamos mención al principio.

 

Getty Images

Juan Carlos Servera
Profesionalmente dedicado al mundo de la Publicidad y el Marketing, mis grandes pasiones han sido los coches y el Madrid, por lo que me considero muy afortunado de ser el Director Adjunto del Circuito de Madrid Jarama- RACE, llevando el nombre de nuestro equipo en el logo de la empresa para la que trabajo.

3 comentarios en: La cena

  1. Maravillosas anécdotas, de una penosidad o bajeza humana a la altura de la historia del club que representan estos individuos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🎂Cumple 33 años el hombre que le enseñó a Bellingham lo que significaba «chilena», el hombre tranquilo que no flaqueará jamás ante un penalti decisivo, el gran @Lucasvazquez91

¡Felicidades!

Lamine Yamal es muy joven.

Enormemente joven.

¿Y?

#portanálisis

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/lamine-yamal-es-muy-joven-y/

En el hecho de que @AthosDumasE llame a la que muchos llaman "Selección Nacional" la "selección de la @rfef" encontraréis pistas de por qué no la apoya.

La explicación completa, aquí

👇👇👇

Tal día como hoy, pero de 1962, Amancio rubricaba su contrato como jugador del Real Madrid.

@albertocosin no estaba allí, pero te va a hacer sentir que tú sí estabas.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram