Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Keylor Navas fue Perico

Keylor Navas fue Perico

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares3 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se marcha Keylor Navas, portero controvertido que, con el paso de los años, será recordado como uno de los héroes de los años 10 del siglo XXI. Y será dentro de un tiempo porque la diligencia de la crítica continua en la que todos vamos montados acaba de pasar dejando la pista llena de polvo en suspensión y no se ve con claridad su trayectoria.

El rendimiento de Keylor, no su compromiso, ha estado siempre en entredicho. Aunque, ¿qué jugador de este equipo no lo está? La exigencia del Real Madrid es comparable a la de aquel recién trasplantado de corazón que nada más despertar de la anestesia telefoneó a su donante para reprocharle que hubiese fumado en vida. Esta demanda es indispensable para el día a día, mas para enjuiciar la etapa de un jugador es mejor esperar a que se olviden los detalles pequeños.

El portero idóneo para Real Madrid no siempre es el mejor. El portero ideal para el Real Madrid es Perico y no Induráin. En nuestro equipo, es habitual que durante gran parte de los partidos el portero tenga menos trabajo que en la segunda parte de una prórroga inexistente de las semifinales del Trofeo Carranza de 1986, por lo que debe ser uno de esos elegidos capaz de parar lo imposible, aunque en ocasiones encaje lo asequible. A la escasez de ocasiones para intervenir, se une la probabilidad alta de que el delantero que intenta profanar la portería madridista sea uno de los más cualificados para ello y, si no lo es, será uno de los más motivados. Por estas razones, el portero modelo del Real Madrid ha de ser un tipo con suerte, capaz de salvar el mundo sin ayuda de efectos especiales, aunque detrás de la fortuna suele esconderse mucho trabajo y desconfianza al elogio.

En los últimos 35 años, los tres porteros clave del equipo: Buyo, Casillas y Keylor, han tenido este perfil de portero milagroso rodeado de polémica que gana partidos a pesar de ser menos completo que otros coetáneos y de tener algún punto flaco bastante evidente.

Buyo fue el ídolo de una generación y clave en numerosas ocasiones durante una década. Quién no recuerda aquella, esta vez sí existente, tanda de penaltis en Turín en 1986. Sin embargo, una parte crítica del público no estaba de acuerdo con el funcionamiento de la sinapsis neuronal de don Francisco Buyo Sánchez en los momentos de tensión y no le perdonaban acciones como la croqueta peleona con Futre o la asistencia a lo Magic Johnson a Pier Luigi Cherubino en Tenerife. También le censuraban que su meta parecía tener agujeros cuando le chutaban desde muy lejos. Su balance, no obstante, es muy positivo.

Casillas fue uno y trino, la personificación del milagro en sí mismo. Se le acusaba de no atajar, de despejar en exceso y de transmitir inseguridad con su juego aéreo, pero hacía paradas inconcebibles en el instante adecuado que, según fuese miércoles o domingo, ganaban una copa de Europa en Glasgow o una copa del Mundo en Johannesburgo.

Keylor ha sido más fugaz que los anteriores, aunque más denso. Durante 5 años ha crispado a parte de la afición con fallos en partidos de rutina mientras se agigantaba en Champions y se hacía indispensable para lograr las tres ediciones seguidas.

Tras la marcha de Navas, queda al frente solo Courtois, que es mejor portero que Keylor, pero no parece tocado con la varita mágica. Para los puristas del cine y del fútbol, las palomitas son complementos superfluos, pero en ocasiones entretienen y ayudan a superar el tedio.

Suerte y gracias, Keylor.

6 comentarios en: Keylor Navas fue Perico

  1. Si claro Navas se agigantaba en champions... Sobre todo con las cagadas frente a la Juventus y el Bayern que casi nos privan de ganar la champions.
    Que pesaditos sois con el dichoso Keilor, un