Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Florentino Pérez y el Real Madrid 2030

Florentino Pérez y el Real Madrid 2030

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon14 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El pasado 19 de enero, una vez cumplida la mayoría de edad, el Real Madrid anunció el fichaje de Reinier Jesús, mediapunta del Flamengo. Cuando uno lee el informe publicado en La Galerna por Marcelino, se encuentra con un jugador con una pinta espectacular. Larga y potente zancada, buena planta, desborde, fantasía, llegada a gol, disparo y trabajo en labores defensivas son algunas de las cualidades que le caracterizan. Por supuesto, al brasileño le queda todo por demostrar y la competencia será feroz, pero una inversión de 30 de millones no parece nada disparatada para un jugador por el que se peleaban los grandes de Europa. Lo lógico es que empiece en el Castilla y así comience cuanto antes su adaptación al fútbol europeo al tiempo que empieza a descontar los plazos para solicitar la doble nacionalidad.

El fichaje de Reinier se vuelve a enmarcar en la nueva estrategia del Real Madrid de reclutar el mejor talento joven de todo el mundo. Desde 2013 el Madrid ha fichado a Lunin, Odriozola, Vallejo, Militao, Theo, Casemiro, Valverde, Odegaard, Asensio, Ceballos, Kubo, Reinier, Rodrygo, Vinicius, Brahim y Jovic. Se especula que el siguiente en llegar puede ser Camavinga, jugador de 17 años y en el horizonte queda Mbappé, de 21. El caso de Kylian no respondería al fichaje de una promesa, sino de una realidad, pero la labor de seguimiento hizo que el Madrid estuviese ya a punto de ficharlo antes de explotar con el Mónaco y que tenga una posición de clara ventaja cuando Mbappé salga de París.

el fichaje de reinier se vuelve a enmarcar en la nueva estrategia del real madrid de reclutar el mejor talento joven del mundo

Creo que todo madridista debería estar muy agradecido con la labor de Florentino al frente del club desde su llegada. El balance en términos económicos, deportivos y de imagen es difícilmente superable. No obstante, creo que el agradecimiento será si cabe mayor cuando disfrutemos del Madrid post Florentino. Es muy probable que en el 2030 el Madrid tenga entre sus estrellas a muchos de estos niños comprados, en su mayoría, a precios más que razonables. Para que todo funcione lo primero que debe darse es una gran capacidad de detección. Tras encontrar el talento, lo siguiente es seducirlo y hacerle ver que el mejor sitio para desarrollarse es el Real Madrid. En estos dos primeros pasos la labor de Juni Calafat está siendo inmejorable. Como demuestra ya la realidad, el riesgo de estas inversiones es muy reducido. Muchos de estos jugadores serán integrantes de la plantilla del primer equipo mucho tiempo. Ya tenemos ejemplos claros de ello en Casemiro, Valverde y Asensio. El precio pagado conjuntamente por los 3 apenas supera los 10 millones, algo ridículo si lo comparamos con su valor de mercado conjunto. Simplemente ellos ya casi justifican la inversión realizada en conjunto. Otros, parece muy complicado que no lo vayan a ser: Odegaard, Vinicius, Kubo, Rodrygo y Militao poco a poco van demostrando que, a pesar de su corta edad, tienen muchas posibilidades de estabilizarse en el Real Madrid. Por último, los jugadores que deban salir difícilmente le harán perder dinero al Club. El peor de lo casos hasta el momento, Theo Hernández, dejó un balance nivelado entre la compra y la venta y otros dejarán probablemente importantes plusvalías que financiarán nuevos fichajes, ya sean promesas o realidades.

Si a nivel deportivo la apuesta parece buena, y también lo es a nivel económico, ¿qué decir a nivel comercial? El Madrid está tomando una posición muy dominante en el mercado brasileño y el fichaje de Kubo sin duda le dará la supremacía en el mercado nipón. Además de ello, al fichar a estos jugadores a edades tan tempranas se posibilita la identificación de la afición con el chico y del jugador con el Club. Si uno se fija en Valverde y Casemiro, por ejemplo, verá pasión por defender una camiseta desde su edad más temprana.Así también se crea cultura de Club.

Con todo ello, muchos madridistas aducirán que lo único importante es el presente, que tantas apuestas suponen una lotería. Cuando Santiago Bernabéu construyó el mejor estadio de la época y reclutó a los mejores jugadores imaginó el Madrid del futuro. Creo que Florentino ya sueña con el Real Madrid de 2030 jugando en el nuevo Bernabéu, pero mientras tanto el pasado reciente nos ha regalado 4 Copas de Europa y el más rabioso presente nos acaba de traer una Supercopa de España. No está nada mal la espera, señores.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_Al